Audi RS6 Avant: ¡V10 biturbo de 580 cv!

Enrique Marco05 sep 2007
Audi lanzará en abril de 2008 el modelo más potente de su gama. Ningún otro esconde tanta potencia bajo su capó, pues los 580 cv del nuevo familiar de referencia superan, incluso, al potencial del R8.
Audi lanzará en abril de 2008 el modelo más potente de su gama: el RS6 Avant. Ningún otro modelo de la casa de los cuatro aros esconde tanta potencia bajo su capó, pues los 580 cv de potencia del nuevo familiar de referencia superan incluso al potencial de deportivos puros como el R8. El mejor exponente de las gamas deportivas S y RS se venderá, en principio, únicamente con carrocería Avant; y, por supuesto, con tracción total Quattro y con cambio de marchas Tiptronic.

a fondo Audi RS6 Avant 1

Con su motor V10 de 5,2 litros derivado del Audi S6, pero con la adopción de dos turbocompresores, se pasa de 435 cv a nada menos que 580 cv, una cifra que supera holgadamente a la de sus dos rivales: el BMW M5 Touring de 507 cv y el Mercedes E63 AMG Estate de 514 cv. Sin embargo, el Audi, con sus 2.025 kilos, es algo más pesado que sus directos competidores, dato este por el cual no puede desbancarles en prestaciones, ya que en aceleración de 0 a 100 km/h registra la misma marca que el Mercedes (4,6 segundos), ambos dos décimas más rápidos que el BMW.
Para trasmitir los generosos 650 Nm de par que rinde entre 1.500 y 6.250 rpm, este RS6 modifica los parámetros del cambio Tiptronic para hacerlos más adecuados y rápidos. Tracciona a las cuatro ruedas, y se asegura que su respuesta, aunque contundente, es suave y sin vibraciones, acompañada de una sugerente banda sonora que sale de sus dos escapes independientes. El sistema de amortiguación Dynamic Ride Control que ya lleva el RS4 actual- reduce los movimientos de cabeceo y balanceo, aunque opcionalmente se puede optar por una suspensión regulable de tres etapas.
El equipo de neumáticos y frenos también es específico para esta versión. De serie monta llantas de 19 pulgadas con neumáticos 255/40 R19 y frenos de acero; pero opcionalmente se puede solicitar el equipo de frenos cerámicos, con unos imponentes discos de 420 mm de diámetro delante, caso en el que los neumáticos pasan a ser 275/35 R20.
Estéticamente este superfamiliar destaca por su paragolpes específico, luces bixenón con luz diurna mediante leds (opcionalmente también dinámicas en curva), difusor trasero con salidas de escape independientes, alerón trasero y pasos de rueda abultados entre otras cosas. En el interior, volante achatado por abajo, tapicería alcántara e inserciones en aluminio y carbono son algunos de sus elementos identificativos.
Sólo nos queda saber su precio en España. En Alemania se ha adelantado que costará 101.750 euros, por lo que en nuestro mercado aumentará hasta situarse muy cerca de los 110.950 que cuesta el E63 AMG Estate, y, por tanto, claramente por encima de los 102.500 del M5 Touring.