Audi RS4: De las carreras a la calle

Diego Zotes28 sep 2005
Con las siglas RS conocemos los coches más radicales y deportivos de Audi, que para esta ocasión utilizan el motor de 4.2 litros V8 con 420 cv, bajo una estética con aditamentos aerodinámicos que lo hacen verdaderamente salvaje.
Inicio
DE LAS CARRERAS A LA CALLE

a fondo Audi RS4 1

La marca alemana de los cuatro aros ha llevado al Salón de Frankfurt su modelo actual más radical de la gama, el RS4, del que ya adelantamos algunas características hace unos meses y ahora completamos con más fotos espectaculares que muestran el potencial de este lobo con piel de cordero para uso diario.
p>   Bajo el diseño potenciado de la berlina A4, se esconde un deportivo de pura sangre, con unas cualidades dinámicas que pueden hacer sombra a cualquier superdeportivo actual que se precie y que se atreva...
Todas las cualidades de este deportivo marcan la tendencia del lujo extremo y deportividad para Audi. El equipamiento no tiene nada que envidiar al de los coches más lujosos del mercado, con todos los elementos de seguridad y confort imaginables en un automóvil, combinados con una tecnología de competición por primera vez aplicada a un coche de serie que deja con la boca abierta. Se adapta por primera vez a un motor de calle la tecnología de altas revoluciones que proviene directamente de la competición, combinado con la inyección directa de gasolina FSI y con el último sistema de tracción integral quattro con distribución asimétrica-dinámica que garantiza el equilibrio perfecto entre agarre y efectividad, controlando electrónicamente el par recibido por las ruedas. El motor es un V8 de 4.2 litros supercompacto con 420 cv que sube hasta 8.250 rpm, entregando el 80% del par motor a medio régimen del cuentavueltas, entre 2.250 y 7.600 revoluciones, y el par máximo de 430 Nm a 5.500 rpm, gracias al empleo de la inyección directa FSI. Así se consigue un funcionamiento relajado a cualquier régimen sin tener que recurrir al cambio para obtener un gran empuje. Las prestaciones del RS4 son espectaculares, empleando sólo 4,8 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado y 16,6 segundos para lograr los 200 km/h. La velocidad máxima está limitada a 250 km/h.
p>Con este nivel de prestaciones, no solo es que esté a la altura de las mejores berlinas deportivas como el M3 CSL o su hermano mayor RS6, sino que planta cara sin despeinarse a superdeportivos como el Porsche 911 Carrera 4S o el nuevo Ferrari F 430, superando con creces a su mellizo S4.
Para lograr estas prestaciones de escándalo los ingenieros de Audi no han escatimado ni tiempo ni presupuesto, dotando al RS4 de numerosos elementos de aluminio para que no pese ni un gramo más de lo necesario, como en el capó, en el guardabarros delantero y en la gran mayoría de elementos rodantes. También son muy ligeros los asientos deportivos RS, con una forma anatómica que sujetan el cuerpo a la perfección.
Diego Zotes, Autocity.
22 de Septiembre de 2005