Audi RS4 Avant: La familia vuela

audirsavantportada_992351065d07610234afb8560.jpg
Raúl Toledano21 feb 2012
Toda la vanguardia tecnológica de Audi al servicio de un familiar de altas prestaciones, el RS4, que se renueva por tercera vez y que, al igual que el RS5 Coupé, recibirá la trilogía puntera compuesta por: tracción Quattro, cambio secuencial S Tronic y fundamentalmente el motor V8 atmosférico de 4,2 litros y 450 cv.
La tercera generación del Audi RS4 Avant estará lista para el próximo otoño, con el mismo propulsor de altas revoluciones que el Audi RS5 Coupé: un V8 atmosférico de 4.163 centímetros cúbicos que desarrolla 450 cv de potencia y 430 Nm de par motor máximo, gestionado por la avanzada caja de cambios automático S Tronic de siete velocidades y la tracción Quattro.
Su precio de partida en España rondará los 86.000 €, según las estimaciones del propio fabricante, que presentará el modelo a gran escala en el próximo Salón de Ginebra (marzo). Según estas mismas fuentes no habrá RS4 para la carrocería sedán de la familia A4.
Es decir que para conducir el Audi A4 más potente de gama habrá que adquirir obligatoriamente la carrocería familiar (o Avant), que tendrá como principal rival al Mercedes Clase C63 AMG Estate (por 81.100 €), de 457 cv y 600 Nm, mientras que BMW asocia su kit aerodinámico y de altas prestaciones M, el M3, a su carrocería berlina. Con estas mínimos márgenes en potencias finales, lo que distingue a unos y otros es que mientras los Clase C AMG y M3 mantienen la propulsión trasera, el RS4 de Audi es el único que apuesta por el plus de seguridad de la tracción a ambos ejes (Quattro). Es el único en la categoría con tracción integral, ya que sus rivales apuestan por la propulsión trasera
Gestionado por el cambio automático de doble embrague S Tronic, que para la ocasión ofrece un modo de funcionamiento ‘Launch Control’ de optimización de la aceleración, el 4,2 litros de cilindrada de inyección directa gasolina sin turbo (es decir, el único motor de la gama A4 que es atmosférico) es una mecánica de las de antes, con un rendimiento muy progresivo y que ofrece su punto más álgido (430 Nm) entre 4.000 y 6.000 rpm, con una potencia específica tremenda de 108 cv/litro, superior por ejemplo a la del BMW M3, de 105 cv/litro, pero que al mismo tiempo muestra una eficiencia sin parangón en estas potencias, con 11 l/100 km.
Las prestaciones hablan por sí solas, son 250 km/h de velocidad punta limitados electrónicamente, pero que pueden ser incrementados bajo pedido hasta los 280 km/h, y una aceleración colosal, de 4,7 segundos, tan sólo una décima más que el coupé RS5, más ligero y aerodinámico. Precisamente, uno de los aspectos cambiantes en este RS4 respecto al Audi A4 Avant del que deriva, son sus medidas: es 20 milímetros más largo y 24 milímetros más ancho que el A4 Avant, y lo más importante, su altura ha sido rebajada en 20 milímetros. Estéticamente se distingue del resto de los A4 Avant en que es más largo, más ancho y más bajo, además de algunas esepcificaciones en los escapes o paragolpes
Además, la carrocería se ‘afila’ más si cabe con la aplicación de más componentes del chasis fabricados en aluminio, con una dirección electromecánica de dureza variable según la velocidad, y con la tracción Quattro que reparte la fuerza en una situación normal de conducción 40:60, llegando a ser de 70% al eje delantero y 85% al trasero si equipamos el diferencial trasero activo (en opción). El aplomo se incrementa más si cabe cuando el sistema de tracción Quattro trabaja conjuntamente con el control vectorial del par ‘torque vectoring’ para mejorar la estabilidad y evitar las pérdidas de adherencia en curva.

audimotoratmosferico_31d1510f9fae60cd31248f3c2.jpg


Al equipamiento dinámico de serie, comandado por el Audi Drive Select con tres modos diferentes de conducción, confort, auto y dynamic, que afectan a la respuesta de la dirección, el cambio y el acelerador, este RS4 puede incorporar opcionalmente la suspensión deportiva con el control de comportamiento dinámico (DRC) y la dirección dinámica. En la dotación de serie también estarán incluidos unos neumáticos de 265/35 con unas llantas de 19” de diámetro y con unos frenos de disco de 365 mm, siendo opcionales las ‘gomas’ de 265/30 con unas gigantescas llantas de 20” y unos frenos cerámicos de 380 mm para el eje delantero.