Audi revisa y eleva a 1,3 millones sus ventas mundiales en 2011:

Agencia EFE14 sep 2011
La compañía alemana Audi, tras un fuerte crecimiento en los ocho primeros meses del año, ha revisado y elevado su previsión de ventas para este año a 1,3 millones de unidades en todo el mundo, cuando a principio del ejercicio había previsto 1,2 millones.

La previsión supera en 200.000 vehículos a los vendidos en 2010.

El cambio de previsiones fue explicado hoy en el Salón del Automóvil de Fráncfort por el miembro del Consejo de Dirección de Audi para Marketing y Ventas de Audi, Peter Schwarzenbauer, en una reunión con periodistas españoles.

En los ocho primeros meses del año, Audi ha registrado un crecimiento mundial del 17 %, que Schwarzenbauer atribuyó a la respuesta del mercado chino, en el que se han visto superado los planes para vender este año 280.000 unidades, una cifra que estará ahora por encima de las 300.000, de forma que éste ya es el primer mercado para Audi, porque el alemán está entre las 250.000 y 260.000 unidades.

Otro de los mercados que ha contribuido a esta revisión al alza de la previsión ha sido el de Estados Unidos, que con 100.000 coches vendidos en 2010 se había establecido un objetivo de crecimiento del 10 %, superado con el 15 % logrado ya en los ocho primeros meses del año, lo que permitirá colocar entre 110.00 y 115.000 unidades al cierre del ejercicio.

En Europa, dijo el alto ejecutivo, la situación es difícil en algunos países, como en España e Italia, aunque Audi cerrará con crecimientos en ambos mercados. En España habrá crecimiento frente a una caída que entre enero y agosto ha sido de entre el 22 % y el 23 %.

En otros mercados como Grecia y Portugal habrá caídas para la marca, a las que el responsable de Marketing y Ventas de la compañía restó importancia porque se trata de mercados con muy bajo volumen.

Con estos resultados, Peter Schwarzenbauer proyectó un ejercicio 2011 con nuevo crecimiento. Dijo que Audi será una de las pocas empresas que va a seguir creciendo.

Un nuevo crecimiento vendrá respaldado por la aparición de nuevos modelos, como el Q3 fabricado en España en la planta de Seat en Martorell, el pequeño A1 de cinco puertas y el renovado A6 y A6 Avant al completo.

Para atender la demanda de los mercados, Audi, dijo, ha previsto un incremento de la producción en la planta de China hasta las 300.000 unidades, así como la capacidad de la planta en Bulgaria y la suma de la producción del Q3 en España.

En relación a las consecuencias de la entrada en vigor en el año 2015 de la norma de emisiones Euro 6, Schwarzenbauer explicó que la compañía está invirtiendo más dinero en el desarrollo de motores, al tiempo que dijo que el diesel es hoy la mejor opción de compra si el comprador quiere consumir poco carburante.

En este punto se refirió al crecimiento en Estados Unidos de las ventas de automóviles diesel. Los americanos, dijo, están empezando a entender el diesel y ha costado mucho explicarlo.

En relación a los híbridos, Schwarzenbauer añadió que el cliente no está preparado para pagar más dinero por esta tecnología y esa es la razón por la que en Estados Unidos el mercado de este tipo de vehículos supone el 2 ó 3 por ciento del total de ventas.

El comprador, refiriéndose también al europeo, quiere tener la tecnología pero no quiere pagar más.

El siguiente paso en este campo son los vehículos "plug-in" o enchufables, que sí tendrán un mejor impacto en el mercado, en su opinión. Audi tendrá esta tecnología en varios de sus modelos en el año 2014, recordó.

En cinco años, la cuota de mercado de los híbridos y eléctricos podría estar entre el 5 % y 20 % del mercado. Estará en el 5 % si no hay incentivos a la compra de estos automóviles.