Audi renueva el A5 en todos sus formatos:

Agencia EFE07 sep 2011
Audi ha renovado el modelo A5 en todos sus formatos -Sportback, Coupé, Cabrio y S5-, a los que ha dotadio de mejoras tecnológicas en motores, tren de roda y entretenimiento, además de retoques estéticos que marcan aún más el caracter deportivo del modelo.

Los retoques están en la parrilla Singleframe, con efecto tridimensional las nervaduras transversales y los aros Audi, y en un nuevo paragolpes que integra entradas de aire pronunciadas con robustas barras, nuevas rejillas y faros antiniebla planos, según describe la marca en un comunicado.

Los nuevos faros tienen forma de cuña. Su borde inferior forma una onda y tienen una nueva estructura interior. En los faros opcionales xenón plus, la luz diurna LED dibuja una horquilla delgada. Audi ofrece opcionalmente el sistema adaptive light con luz de curva y giro dinámica.

En los grupos ópticos traseros también se presentan modificados, y en combinación con los faros xenón plus integran bandas de luz LED. El paragolpes también ha experimentado algunos cambios.

Debido a las modificaciones, la longitud exterior de los tres modelos A5 ha crecido 1 milímetro, de forma que el Sportback mide así 4,71 metros de largo, y 4,63 el Coupé y el Cabrio.

El programa de motores abarca tres opciones de gasolina y cuatro TDI, y todos ellos han rebajado sus emisiones de CO2 en hasta un 18%.

El 1.8 TFSI, cuyo desarrollo se ha llevado a cabo completamente desde cero, presenta innovaciones en la gestión de las válvulas y de su alzada, en la gestión térmica, en el sistema de inyección, en el turbocompresor y en la integración del colector de escape.

En el A5 Coupé, el cuatro cilindros apenas consume de media 5,7 litros a los 100 km (134 gramos de CO2 por kilómetro). Rinde una potencia de 170 CV (125 KW). El 2.0 TFSI rinde como hasta ahora 211 CV (155 KW), y el nuevo 3.0 TFSI, un V6 con sistema de sobrealimentación por compresor que entrega 272 CV (200 KW), llegará al mercado más adelante.

En diesel también se ha ganado en eficiencia, de forma que el 2.0 TDI de 177 CV (130 KW) logra un consumo medio de 4,6 litros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 120 gramos por kilómetro (no paga Impuesto de Matriculación).

La oferta se completa con tres diesel V6 más potentes. El 3.0 TDI de 204 CV (150 KW) consume en el A5 Coupé con multitronic una media de 4,9 litros de combustible a los 100 km (129 gramos de CO2 por kilómetro). La segunda variante del 3.0 TDI rinde 245 CV (180 KW).

Los modelos con tracción delantera están disponibles de serie con un cambio manual de seis marchas o con el multitronic de variación continua. Para el inicio de las ventas las versiones quattro equipan el ultra rápido S tronic de siete velocidades.

Los modelos de la familia A5 montan la tracción integral permanente quattro con diferencial central autoblocante. Para el 3.0 TDI quattro, el 3.0 TFSI quattro y los modelos S se ofrece como complemento el diferencial deportivo, que distribuye activamente las fuerzas entre las ruedas traseras en función de la demanda.

Todas las variantes A5 con tracción delantera disponen del sistema de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico.

Entre los opcionales de alta tecnología en la familia A5 se cuenta también el sistema de conducción dinámica Audi drive select. Este sistema interviene en la dirección asistida, en la gestión del motor, en el cambio automático y en el climatizador automático.

Los sistemas de infotainment del A5 se presentan profundamente evolucionados. El dispositivo opcional más sofisticado es el MMI navigation plus con disco duro de gran capacidad, monitor en color de 7 pulgadas, presentación en 3D y reproductor de DVD. El sistema incorpora mejoras en el terminal de mando y en la lógica de manejo.

A pesar de la amplia revalorización, Audi sólo eleva los precios de la serie A5 de manera insignificante. En casos como el de las versiones 2.0 TDI 177 CV y en la 3.0 TDI 245 CV quattro, tanto en A5 Coupé como en A5 Sportback, los precios finales incluso se han podido reducir, en parte gracias a los mejores niveles de emisiones de CO2.