Audi R8: Summum tecnológico

Diego Zotes23 feb 2007
Audi se consolida en el segmento deportivo Premium con este R8, que bajo una carrocería de aluminio esconde una tecnología sorprendente y un propulsor V8 FSI de 420 cv. ¡Brutal!
Con el lanzamiento del nuevo superdeportivo R8 de Audi, la marca alemana de los cuatro aros se consolida en el segmento Premium del mercado automovilístico con una orientación claramente deportiva, como han ido demostrando progresivamente las últimas versiones “S” y “RS” de sus modelos haciendo honor a toda una gran tradición deportiva. El nuevo R8 que se presentó recientemente a nivel internacional en Las Vegas, desembarca ahora en España, exactamente en el Audi Forum de Madrid, para que los más fieles clientes y entusiastas del automovilismo deportivo puedan admirarlo en directo.

a fondo Audi R8 1

Con esta creación, basada en el prototipo Le Mans Quattro presentado en el Salón de Frankfurt de 2003, Audi entra por la puerta grande al mundo de los superdeportitos de élite y al de los coches de ensueño, convirtiéndose en la punta de lanza de la marca e incorporando toda la evolución tecnológica que promete la marca, avalando su lema “A la vanguardia de la técnica”.
Además de la gran cantidad de elementos tecnológicos de seguridad y confort que presenta el R8, es su motor V8 de 4.2 litros con tecnología de inyección directa FSI, común con el Audi RS4, el que caracteriza su personalidad deportiva y le permitirá enfrentarse con los mejores de la categoría como el exclusivo Ferrari F430, el reciente Porsche 911 Turbo, el exquisito Alfa 8C Competizione, el refinado Aston Martin Vantage o el brutal Lamborghini Gallardo. Este sobresaliente propulsor combinado con la más ligera carrocería de aluminio ASF, con el motor de ubicación central, la tracción integral Quattro y el evolucionado cambio secuencial de doble embrague DSG de Audi denominado ahora R-Tronic, más rápido y preciso que el S-Tronic, hacen del R8 una máquina realmente deportiva y efectiva tanto en las carreteras como en los circuitos más exigentes. Gracias a sus 420 cv de potencia que logra a 7.800 rpm y a un par motor de 430 Nm a 5.500 rpm, entrega unas prestaciones sorprendentes como la aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos o una velocidad máxima de 301 km/h.
Estéticamente, con una gran anchura de 1.904 mm y una mínima altura total de 1.248 mm, presenta una imagen muy compacta y sólida, con una peculiar línea de techo que contornea el habitáculo y cae suavemente hacia la parte trasera que envuelve el motor y se ensancha por los laterales para dar cabida a los inmensos neumáticos. Tanto la zona delantera, como la lateral y la trasera muestran claramente su gran prioridad por la aerodinámica y la respiración del motor , como queda demostrado con unas amplísimas rejillas horizontales negras muy llamativas que encontramos bajo de los grupos ópticos. Éstos, tanto delante como detrás, presentan una combinación de luces de diodos led que emiten unos destellos muy característicos. Las llantas de 18 pulgadas de 5 palos dobles con tremendos neumáticos de 235 y 285 mm de ancho coronan un conjunto con una imagen soberbia.
El interior presenta un diseño totalmente orientado hacia el conductor y su bienestar, con un salpicadero que le envuelve con todos los mandos al alcance de la mano en materiales de primera calidad como el carbono y el aluminio por doquier, como en el cuadro de instrumentos, la consola central y la palanca del cambio de 6 velocidades. Los asientos deportivos en piel ponen la guinda de refinamiento del conjunto del que también podrá disfrutar el afortunado pasajero.
Esta mezcla explosiva proyecta la imagen de Audi hacia el mundo de los automóviles más deseados, mientras que aquí en la Tierra podremos adquirirlo desde aproximadamente el mes de mayo por sólo 116.800 euros sin opciones, una cifra bastante ajustada respecto a los precios que baraja la competencia.