Audi R8 V10 525 cv: ¡Hasta 316 km/h!

a fondo Audi R8 V10 525 cv 1
Enrique Marco09 dic 2008
La casa de los cuatro aros no se conforma con el R8 V8 4.2 FSI de 420 cv y va más allá lanzando el Audi R8 5.2 FSI de 525 cv, un superdeportivo con el que sube un escalón más y entra en el olimpo de los coches de ensueño.
Audi ya había conseguido entrar en el selecto club de los deportivos de altas prestaciones con el R8 4.2 FSI de 420 cv, modelo con el cual ha cautivado a muchos entusiastas y ha convencido a los entendidos con su excepcional comportamiento dinámico. Sin embargo, la casa de los cuatro aros no se conforma y quiere ir más allá, de modo que va a lanzar el Audi R8 5.2 FSI de 525 cv, un superdeportivo con el que sube un escalón más y entra en el olimpo de los coches de ensueño.
Con una potencia de 525 cv y un precio de 157.900 euros (166.000 con cambio R Tronic), el nuevo R8 con motor V10 se lanzará al mercado en la segunda mitad de 2009. En ese momento se codeará con las máximas expresiones de superdeportivos, como los Porsche 911 GT2, Lamborghini Gallardo LP 560 4, Corvette ZR1 o Ferrari F430 Scuderia. Además, exceptuando al impresionante bólido americano (que cuenta con 647 cv y se queda en “sólo” 150.000 euros), el R8 V10 ofrecerá una relación “precio-potencia” más ventajosa que la del resto de sus rivales.
Estéticamente no hay grandes diferencias entre el R8 V8 y el R8 V10, aunque los más observadores sí verán las modificaciones efectuadas en las entradas de aire, la parrilla frontal o las llantas entre otras cosas. Estas últimas son de 19 pulgadas y diseño específico, además de que montan gomas en medida 235/35 en el eje delantero y 295/30 en el trasero. También existe la posibilidad de montar frenos cerámicos, los cuales ahorran peso y soportan mejor el esfuerzo.
Nada menos que 316 km/h de velocidad máxima y 3,9 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h son sus principales cartas de presentación. Por su puesto tiene tracción integral Quattro, y sólo pesa 31 kilos más que su hermano menor 4.2 V8, por lo que con sus 1.620 euros arroja un peso bastante contenido. Su motor V10 atmosférico va colocado en posición central y es casi idéntico al del Gallardo (recordemos que Lamborghini pertenece al Grupo VW). En este caso ofrece un par de 530 Nm y estira hasta las 8.700 rpm. Otro dato que impresiona es su aceleración de 0 a 200 km/h: 8,1 segundos.
Este Audi R8 V10 5.2 FSI de 525 cv puede ir asociado bien a cambio manual o bien automático. En cualquier caso gasta poco para su nivel de prestaciones, pues homologa como consumo medio para el R Tronic unos razonables 13,7 l/100 km. Por último, apuntar que este modelo puede llevar asociado al cambio R Tronic el sistema de salida Launch Control (como el Porsche 911 con PDK), una tecnología ligada a la competición. Y es que, hablando de competición, Audi está desarrollando un R8 V10 para competir en los mejores circuitos del mundo dentro de la categoría GT3.