Audi Q7: Un SUV deportivo

a fondo :: Audi Q7 1
Diego Zotes29 mar 2007
Probamos el SUV de altas prestaciones con el que Audi reivindica su parte del pastel dentro del segmento premium. Como una berlina de lujo, pero con opción de 7 plazas y motor TDI de 233 cv.
Un SUV deportivo
En el seno del grupo Volkswagen llevaban años estudiando la creación de un SUV de altas prestaciones que entrase a formar parte del selecto grupo de vehículos de grandes dimensiones del segmento Premium, para entrar a rivalizar directamente con los modelos ya existentes de la competencia. En varios salones internacionales del automóvil han dado muestra de los que ellos entendían por un SUV, con el diseño propio de la marca de los cuatro aros, denominado Pikes Peak Quattro, un atractivo vehículo de tremendas proporciones con un agresivo diseño que cautivó a todo el mundo.
a favor
Motor refinado y potente.Relación entre prestaciones y consumos.Vida a bordo para 7 pasajeros.en contra
Suspensión neumática opcional.Demasiado voluminoso.Capacidad de frenada perjudicada por el peso.
Como también cautiva el modelo Q7 de Audi que deriva de aquel prototipo, gracias a un diseño fiel a la primera muestra, con una carrocería titánica de más de 5 metros con unas formas suaves redondeadas que siluetean un conjunto fluido y refinado. La línea de techo cae hacia la zona trasera suavizando su imagen y transmitiendo el dinamismo característico de la marca, que se apoya en unas grandes puertas con pequeñas ventanillas laterales, sugiriendo fuerza y dinamismo. La zaga se muestra muy aplomada, sin estridencias en su imagen, con unos grandes faros y un portón de maletero abombado que cubre toda la parte trasera. El lateral muestra la característica línea de cintura dinámica de Audi, que cobra mayor vitalidad sobre una carrocería tan grande.
Con estas dimensiones, la capacidad y habitabilidad interior es una de sus principales cualidades, pudiendo albergar opcionalmente hasta 7 personas en sus tres filas de asientos con una sensación de espacio inigualable. Pero lo más llamativo es la calidad de vida de cada uno de los pasajeros, puesto que como este SUV pertenece al segmento de los coches de lujo, Audi ha echado el resto en lo que a confort, ergonomía y equipamiento se refiere. Así, los siete pasajeros disfrutarán de una habitabilidad y comodidad envidiables, gracias a unos grandes asientos opcionales de piel en nuestra unidad de pruebas, mientras que serán los de la segunda fila los que gocen de mayor espacio para las piernas, siendo el líder de su clase. La tercera fila de asientos se abate sobre el piso del maletero para dejar un tremendo espacio de carga plano de 775 litros con la configuración de 5 asientos, que puede llegar hasta los 2.035 litros cuando se abaten todos los asientos menos el del conductor. Con los 7 asientos desplegados el espacio es menor pero sus 330 litros resultan suficientes.
El propulsor elegido para nuestra prueba ha sido el más representativo de la gama y, sin duda el que atraerá el mayor número de miradas, el 3.0 TDI en configuración de 6 cilindros en V que desarrolla 233 cv de potencia y un descomunal par motor de 500 Nm que comienza a entregar en su totalidad desde las 1.750 rpm, lo que garantiza unas excelentes prestaciones y una economía de consumo destacable.1Nombre: FICHA TÉCNICAMotor: V6/2.967 cc TDI Potencia máx.: 233 cv a 4.000 rpm Par máx.: 500 Nm a 1.750 rpmCombustible: Diesel common rail Tracción/cambio: 4x4/Tiptronic 6 vel.Frenos: Discos ventiladosNeumáticos: 235/60 R18 Carrocería: 5 puertasLarg-Anch-Alt: 5.086-1.983-1.737Peso en vacio: 2.295 kgMaletero: 775/2.035 litrosNº plazas: 5/7Velocidad máx: 210 km/hAceler. 0-100: 9,1 segundosConsumo mixto: 10,5 litros a los 100 kmEuroNCAP: 4Precio: 56.300Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/audi/q7/3.0_tdi_quattro_tiptronic_dpf/5_puertas/todoterreno/index.html
n cuanto al precio de esta versión diesel del Q7 se coloca a la altura de sus rivales directos encuadrados en el segmento SUV Premium, con una cantidad de 56.300 euros. Con un desembolso aproximado se podría adquirir un Porsche Cayenne, sin motorización diesel en su gama, un Range Rover, con un motor diesel menos potente, su primo hermano Volkswagen Touareg, que actualmente ha recibido un importante restyling, con el mismo motor pero de menor categoría y algo más barato, o el Mercedes ML, con un comportamiento bastante menos deportivo. Lo que diferencia al Q7 de todos sus rivales es que es el único en ofrecer 7 plazas, siendo pionero en el segmento.
Con el Q7 Audi reinterpreta la imagen del SUV, con un elegante diseño y unas formas musculosas que se asemeja a una escultura en movimiento. La estética del Q7 se caracteriza frente a modelos homogéneos por unas dimensiones algo superiores, que exactamente se van hasta los 5.086 mm de longitud con una inmensa batalla de 3.002 mm, similar a la de un monovolumen de gran tamaño, garantizando una habitabilidad interior tremenda. Además, gracias a su gran anchura de 1.983 mm y a una altura de 1.737 mm, el Q7 ofrece a sus ocupantes una gran sensación de espacio y permite un juego de posiciones de sus 7 asientos con hasta 28 configuraciones, lo que demuestra su gran versatilidad.

a fondo :: Audi Q7 2

La imagen general es muy dinámica y transmite mucha fuerza, donde la mayor agresividad recae sobre el frontal, con la típica parrilla de Audi con el marco y las barras cromadas de inmensas proporciones que incorpora el logotipo de cuatro aros protagonizando la escena, unos grupos ópticos muy afilados con dobles ópticas halógenas bien diferenciadas que se extienden hasta las aletas laterales, pudiendo ofrecer opcionalmente luz de xenon y haz de luz autoadaptativo, y unos intermitentes de led´s en la zona baja del paragolpes, integrados en las aperturas laterales de ventilación. Aún más abajo encontramos los faros antiniebla redondos. Su imagen musculosa sugiere lo mejor de los mundos que representa, el dinamismo de sus altas prestaciones y la robustez de su carrocería todoterreno.
Los voladizos son muy cortos, lo que favorece notablemente la conducción Off-Road, con unos ángulos de ataque y salida muy amplios que ayudan a evitar roces de la carrocería con los obstáculos del suelo, que además se cuida con protecciones plásticas por toda la zona inferior de la carrocería.
El lateral también transmite mucha fuerza mediante superficies metálicas muy amplias respecto a la poca profusión de superficies acristaladas, lo que da sensación de protección y seguridad. Los amplísimos pasos de rueda contribuyen a reafirmar esa imagen de fuerza y albergan llantas de hasta 20 pulgadas de diámetro. Un rasgo de distinción y elegancia transcurre por los laterales de punta a punta en forma de línea dinámica sobre los pasos de rueda, desembocando en los faros y dibujando una alta línea de cintura muy dinámica. La línea del techo fluye en disminución hacia la parte trasera, que se ve suavizada por esta silueta. El portón trasero cobra un gran protagonismo, puesto que abarca toda la zaga hasta el paragolpes dejando una inmensa boca de carga. Los faros traseros redondeados en forma trapezoidal muestran un diseño muy personal, en consonancia con los faros antiniebla y de marcha atrás integrados en el paragolpes en su parte central. El logotipo de los cuatro aros también cobra gran importancia en esta vista.
Como una berlina de lujo
Como si de una berlina de alta gama de la marca de Inglostad se tratase, el Q7 presenta un aspecto interior tan deportivo y elegante como el que muestra la berlina A6 de la marca o incluso el SUV derivado de aquel, el A6 Allroad, al que solapa un poco en cuanto a su orientación todocamino, aunque incorporando dos plazas extras que se convierten en una solución para familias numerosas.

a fondo :: Audi Q7 3

El Q7 se puede solicitar en configuración de 5, 6 ó 7 asientos, todos realizados con una calidad de factura inmejorable y de aspecto muy atractivo, sobre todo en nuestra unidad que eran de piel color crema con ajuste eléctrico opcionales, mostrándose muy eficaces a la hora de recoger el cuerpo en cualquier circunstancia de conducción, tanto a alta velocidad como en conducción Off-Road en trazados con obstáculos. La organización del salpicadero y de la consola central es idéntica a la del A6 excepto con la diferencia de que la consola del Q7 es más alta e incluye el cargador frontal de 6 cd´s bajo el módulo del climatizador bizona. Salta a la vista que los materiales empleados son de la más alta calidad, así como los acabados de todo el habitáculo cuidados al máximo hasta en los más pequeños detalles. Los contrastes de color ponen una nota de exclusividad y elegancia, con un claro color crema que invade el habitáculo desde los asientos, hasta el salpicadero y los paneles de las puertas, que combina perfectamente con el negro de la visera del cuadro de instrumentos y las inserciones en madera oscura de raíz de nogal de serie. Opcionalmente se pueden elegir inserciones de la base de la palanca del cambio y unas molduras sobre el panel de las puertas, en aluminio como en nuestra unidad, o con dos tipos más de madera.
Todos los mandos están organizados con independencia para facilitar la labor del conductor y aumentar la ergonomía, con los relojes principales en forma de gotas de agua con los biseles cromados tras el volante multifunción, la pantalla de información y multimedia presidiendo el conjunto en la parte superior de la consola. Ya en la consola central, integrada a la perfección en el puesto de conducción, nos encontramos las salidas de ventilación, los mandos de los sistemas de seguridad desconectables, como el ESP o las luces de emergencia, el cargador frontal de 6 cd´s y el sistema de climatización bizonal. En el túnel central destacan los mandos del sistema multimedia MMI con el que se pueden manejar funciones como la del audio, climatización, el mantenimiento del coche e incluso se puede modificar la configuración del chasis.
En este SUV de lujo se puede disfrutar de serie de un equipamiento de confort a la altura de las berlinas más lujosas de la marca, donde no se ha omitido ningún sofisticado sistema tecnológico, como el sistema Multimedia Interface MMI desde el que se manejan todas las funciones electrónicas de confort, un sistema de sonido con 11 altavoces y un lector de cd integrado en el salpicadero, un paquete de sensores de luz y de lluvia, climatizador automático bizonal (opcionalmente de cuatro zonas), un sistema de información al conductor FIS y el volante multifuncional de cuero que permite manejar el equipo de audio, el sistema MMI y, opcionalmente, el control por voz y el teléfono.
Opcionalmente, el Q7 se puede completar con un equipo de sonido Bose Surround con procesador de sonido digital con 14 altavoces, un subwoofer, un sintonizador de televisión analógico/digital y dos sistemas diferentes de navegación con reproductor de CD y de DVD, un teléfono de coche y preinstalación para teléfono móvil con interfaz Bluetooth y sistema de comunicación por voz, además de un techo de cristal panorámico denominado Open Sky System. También es opcional el habitáculo con 7 plazas, donde las dos traseras permiten albergar pasajeros de hasta 1,60 metros, facilitando además su entrada mediante el desplazamiento longitudinal de 10 mm de los asientos de la segunda fila, de serie en esta versión. En la versión de 6 plazas, todos los asientos son independientes y adoptan la forma de los asientos deportivos con un plus de confort para cada pasajero.
El tremendo TDi
Como comentábamos, el propulsor que hemos elegido para esta prueba seguro que atraerá a casi todos los clientes, puesto que garantiza unas increíbles dosis de prestaciones con el típico consumo contenido de la marca. Hablamos del refinado y potente 3.0 TDI de 6 cilindros en V, que por fin adopta el sistema de inyección directa por common rail de alta presión con inyectores piezoeléctricos y se olvida del anacrónico y brusco sistema de la bomba inyector. Desarrolla una potencia de 233 cv a 4.000 rpm y un tremendo par motor de 500 Nm que entrega desde las 1.750 rpm, que garantiza una excelente respuesta a cualquier régimen.

a fondo :: Audi Q7 4

Este ligero motor de nuevo cuño fabricado en grafito emplea un sistema de inyección de gasoil por conductos de alta presión que alcanzan los 1.600 bares de presión, gracias a los nuevos inyectores piezoeléctricos que aumentan notablemente el rendimiento y la suavidad de funcionamiento, destacando por su refinamiento de marcha a cualquier régimen, a pesar de su gran potencial y volumen.
Las prestaciones de este propulsor de 6 cilindros en V no pasan inadvertidas, principalmente cuando hablamos de un vehículo que pesa la friolera de casi 2.300 kg. Alcanza los 100 km/h en sólo 9,1 segundos y la velocidad punta de este 4x4 permanente es de 210 km/h y de 216 km/h si equipa la suspensión neumática adaptativa.
Dualidad perfecta
El Q7 incorpora entre su equipamiento de serie la tracción integral permanente Quattro, que tantos éxitos le ha brindado a la marca. Su diferencial central es capaz de transmitir la potencia entre cualquiera de los ejes, delantero o trasero, tanto en conducción por asfalto como fuera de él. Se consigue en cualquier situación la mejor capacidad de tracción y estabilidad gracias a la mejor distribución del par dependiendo de la demanda. Además, el Q7 ofrece, como ya hicieran el RS4 y el S8, un diferencial central autoblocante con distribución asimétrica – dinámica del par motor con una relación 40:60 entre el eje delantero y trasero.

a fondo :: Audi Q7 5

El Q7 por sus características mecánicas del tren de rodadura muestra una gran efectividad tanto en conducción por asfalto como por fuera de él, gracias a unas suspensiones totalmente independientes suspendidas en a una estructura de brazos transversales dobles. Está compuesta por muelles y amortiguadores dobles, lo que nos permite realizar una conducción deportiva al tiempo que ofrece un confort máximo para los pasajeros, sin mostrarse rígida ni en los terrenos más rotos. El Q7 de serie monta llantas de aleación de 18 pulgadas con neumáticos 235/60. Opcionalmente, todas las versiones de este SUV de altas prestaciones pueden equiparse con llantas de 19 y 20 pulgadas según las preferencias.
El control electrónico de estabilidad ESP incorpora nuevas funciones, entre las que encontramos una nueva asistencia para el control de descensos de pendientes o un modo especial “offroad” que optimiza la frenada y la tracción en terrenos deslizantes como gravilla.
En opción, para el Q7 se puede elegir una suspensión denominada adaptative air suspension que combina la suspensión neumática con una amortiguación electrónicamente controlada, que ofrece una mayor dualidad entre maniobrabilidad extremadamente deportiva y un confort extraordinario. Además tiene un sistema de estabilización integral dinámica que evita los movimientos de balanceo y cabeceo de la carrocería longitudinalmente. La adaptative air suspensión puede modificar la altura de la carrocería al suelo, que inicialmente es de 180 mm y en su posición máxima “Lift” es de 240 mm. El modo “Offroad” tiene una altura de 205 mm. Además, una medida de confort muy llamativa es la posibilidad de rebajar la atura del borde de carga para facilitar la introducción de objetos en el maletero.