Audi Q7 e-tron quattro 2016: Sus rivales SUV híbridos y enchufables

audiqetronportada_ce49489b3cc2c590bd91a3f2c.jpg
Raúl Toledano13 nov 2015
En primavera de 2016 y por 82.960 euros, llega a los concesionarios el Audi Q7 e-tron quattro, un nuevo SUV grande y de lujo que incorpora la tecnología híbrida enchufable más avanzada. Frente a él, los Volvo XC90 T8 Twin Engine, BMW X5 xDrive40e y Porsche Cayenne S E-Hybrid.
Ya queda menos para que el Audi Q7 más tecnológico y eficiente ruede por las carreteras españolas. La versión híbrida y enchufable del 4x4 premium alemán, traducido al lenguaje Audi, Q7 e-tron quattro, llega a los concesionarios la próxima primavera para verse las caras con unos cuantos potenciales rivales que le han tomado la delantera. Hablamos de un subsegmento en plena expansión, y en el que todas las marcas de lujo están centrando sus esfuerzos desde hace unos meses: el de los SUV de gran tamaño más exclusivos con las motorizaciones más exclusivas.
Audi Q7 e-tron quattro: el único diésel y líder en autonomía eléctrica
Basado en la última generación del Audi Q7, el Q7 e-tron quattro (5,05 metros de longitud, cinco plazas y un maletero 'reducido' a 650 litros) tiene su particular receta para imponerse al resto de adversarios. El motor térmico es de naturaleza diésel, un 3.0 TDI de 258 CV. Éste y otro eléctrico de 128 CV producen una potencia conjunta de 373 CV, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 en 6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h, dejando su consumo mixto homologado en 1,7 l/100 km. El nuevo Q7 e-tron (82. 960 euros) es capaz de funcionar en modo eléctrico un máximo de 56 kilómetros antes de que sus baterías de iones de litio se descarguen completamente. La recarga de éstas dura en el mejor de los casos (con una de toma corriente industrial) dos horas y media.
Volvo XC90 T8 Twin Engine: el único 7 plazas
La principal cualidad del todocamino sueco es que en sus 4,95 metros y con un paquete de baterías bajo el piso se permite el lujo de mantener las siete plazas interiores, e incluso un maletero de 262 litros con todas éstas en disposición (con 5 asientos 640 l.). A diferencia del Q7 e-tron, el XC90 T8 Twin Engine (79.950 euros) combina un motor eléctrico con uno de gasolina de cuatro cilndros turbo. En conjunto desarrollan 408 CV de potencia lo que le vale para superar en prestaciones puras (230 km/h y 5,6 segundos) al Audi, aunque no en eficiencia (consumo de 2,1 l/100 km., y 40 kilómetros en funcionamiento cien por cien eléctrico).El Volvo sorprende por cómo la integración del conjunto híbrido apenas aminora su capacidad interior
BMW X5 xDrive40e: el más económico
La baza del fabricante de Baviera es la más barata (73.200 euros) y la menos potente (313 CV) y menos prestacional en términos absolutos (210 km/h y 6,8 segundos) y en funcionamiento eléctrico (apenas puede desplazarse 30 kilómetros sin emitir gases). Como el Volvo y el Audi, el nuevo BMW X5 xDrive (4,88 m.) se apoya en un sistema de tracción total combinado con una transmisión de convertidor de par y ocho velocidades. Y como el modelo sueco apuesta por un motor de combustión de gasolina (también de cuatro cilindros y turbo), aunque renuncia a las dos últimas plazas y se tiene que conformar con el maletero más escueto (500 litros).
Porsche Cayenne S E-Hybrid: el más deportivo
La marca de Stuttgart se vuelve a dejar llevar por su corazón de altas pulsaciones. Este Cayenne S E-Hybrid (4,85 metros) que se enchufa por primera vez en la historia del modelo (antes era un híbrido sin más), es el más veloz (243 km/h) de esta categoría aunque sea a costa de perder unas décimas en el consumo oficial declarado (3,4 l/100 km). Su motor gasolina V6 de 333 CV, unido al eléctrico de 95 CV, hacen del Cayenne el más potente entre sus rivales: 416 CV en total. Se apoya en unas batería de iones de litio (situadas en el maletero, de 580 litros de capacidad) que antes de descargarse pueden impulsar en modo eléctrico al Cayenne S E-Hybrid durante 36 kilómetros y hasta los 125 km/h de velocidad. Su tiempo de recarga, con el cargador opcional de 7,2 kW, se reduce a menos de una hora y media. Su PVP, 85.179 euros, el más alto de los cuatro.El Porsche es el más potente, veloz y rápido en cargarse, y claro, también el más caro entre los SUV 'plug-in'
Range Rover Hybrid: sin enchufe no vale
Por tamaño y posicionamiento de marcas, el Range Rover es el rival natural del Q7, sin embargo en este reportaje pasa de puntillas porque no ofrece en su gama una versión híbrida enchufable. El Range se conforma con un híbrido que como máximo puede recorrer en modo eléctrico 1,6 kilómetros sin superar los 48 km/h de velocidad y sin tener posibilidad de enchufarlo a una toma de corriente externa. Es el Range Rover Hybrid de 340 CV de potencia máxima, 6,4 l/100 km. de consumo oficial (los híbridos se homologan de manera distinta a los 'plug-in'), y eso sí, como el Q7, se apoya en un motor diésel de tres litros. Con una tecnología menos avanada, sin embargo, su precio es muy superior al resto, 145.700 euros.Aunque sea diésel como el Q7, el Range Hybrid no se puede enchufar a una toma de corriente externa