Audi Q7 3.0 TDI 245 cv S line: Un 7 plazas rápido y de lujo

gen_rep_audi_q_5a0eb5811572bb546f33d8e7a.jpg
Diego Zotes27 dic 2013
Al volante del nuevo Q7 de Audi nos sentimos poderosos, en un entorno de lujo total a gran altura del suelo y con capacidad para 7 pasajeros y cantidad de equipaje. El motor V6 3.0 TDI de 245 cv que probamos es el más idóneo para conseguir unas buenas prestaciones con un consumo más o menos ajustado.
El inmenso todoterreno que nos acompaña es el inconfundible Q7 de Audi de nueva generación, que con pocos cambios respecto al original lanzado en 2006, sí se aprecia una curiosa puesta al día en lo que más se ve, que son los paragolpes y las ópticas, así como también en lo que menos se ve a la hora de ponernos al volante, que serían las mecánicas y las transmisiones, como este 3.0 V6 TDI de 245 cv con cambio automático Tiptronic de 8 velocidades que consigue ahorrar en las cifras de consumos y emisiones gracias a cantidad de partes nuevas en su interior. Rivaliza así cara a cara con los mejores SUV de 7 plazas de lujo del mercado como el Land Rover Discovery, el BMW X5 o el Mercedes GL, con una orientación más asfáltica que la mayoría de ellos.
a favor-Habitabilidad, confort y lujo interior-Excelente relación entre prestaciones y consumos-Diseño dinámico muy mejoradoen contra-Tremendo volumen para entornos urbanos-Precio muy elevado-Tercera fila bastante escueta
Pues el Q7 es uno de esos SUV que sirven tanto para afrontar un día de actividades al aire libre con amigos adentrándonos por terrenos impensables, hasta un "excitante" paseo en familia de hasta 7 miembros o asistir a una gala de lujo en la que el coche, sin duda, no marcará la nota discordante. Es realmente uno de los todoterrenos grandes más polivalentes que existe, con 7 auténticas plazas y un maletero muy utilizable para equipaje cuando no se usan estas, combinado con un dinamismo sorprendente para su tremendo volumen exterior y un peso que asciende nada menos que a casi 2.300 kilos.Lo mejor del Q7 es el aprovechamiento del espacio interior para 7 pasajeros con su equipaje en un entorno de lujo
Interior tremendo en un envoltorio dinámico y refinado
Evidentemente lo que más llama la atención del nuevo Q7 es su abundante espacio y aprovechamiento interior, sin prescindir nunca de un absoluto confort y una gran habitabilidad hasta para 7 pasajeros. Esto es gracias inicialmente a sus más de 5 metros de longitud y 3 metros de batalla que incluso deja buen espacio para la carga, alcanzando los 775 litros cuando va con 5 plazas y pudiendo llegar a los 2.035 litros si se abaten las filas traseras. Todos los pasajeros disfrutarán de un acabado interior de lujo como es costumbre en Audi para conseguir un bienestar excelente, brindando una experiencia general extremadamente confortable.

detalle_puesto_9a9bdb6cf8c003e89a1f48ad3.jpg

La segunda fila tiene los asientos divididos individualmente en proporción 40:20:40, con respaldos regulables en profundidad para maximizar el confort en estas plazas, sobre todo en las laterales que pueden colocar el asiento central a modo de reposabrazos. Nuestra versión de 7 plazas opcional permite desplazar esta segunda fila hasta 100 mm hacia adelante para dejar más espacio a los pasajeros de la tercera fila, así como mediante unos mecanismos de plegado sencillos permite acceder más o menos cómodamente a la zona trasera. Cuando se utiliza estos asientos el espacio de carga continúa siendo aceptable, con 330 litros.
El diseño exterior es otra gran virtud de este súper Audi, resultando muy atractivo con unas inmensas proporciones exactas a las del Q7 de primera generación. La forma caída de su techo hacia la zaga, la línea de cintura elevada haciendo más pequeña la superficie acristalada y las zonas de chapa con líneas muy marcadas, sobre todo en los pasos de rueda, dibujan un aspecto musculoso y muy deportivo. El frontal ostenta casi todo el peso con un morro muy elevado y dominado por la inmensa parrilla Singleframe de lamas cromadas a juego con las tremendas aberturas laterales del paquete deportivo S line y las nuevas ópticas que se iluminan por led´s de serie en los acabados altos de gama y le confieren un toque muy exclusivo. La vista lateral también sugiere gran deportividad con una línea dinámica que recorre los bajos de las puertas marcando los pasos de rueda y se adentra en el paragolpes trasero haciéndolo más prominente. La zaga de nuestra versión con paquete S-line resulta muy atractiva con un paragolpes de tipo deportivo rematado con un difusor en la zona inferior y con un discreto spoiler sobre la luneta en la zona superior.
Los verdaderos cambios que recorren la carrocería y lo hacen muy agresivo y atractivo incluso en las versiones básicas, son las nuevas ópticas iluminadas por led´s delante y detrás, en el primer caso en forma de C y en forma de ola detrás. Todo este aspecto demoledor se corona con unas inmensas llantas de aleación en color titanio de 21 pulgadas propias del paquete S line que ponen la guinda a un conjunto que da verdadero miedo.

detalle_diseo_f8fa4646f767040f1a1330eac.jpg

Potente y más económico V6 3.0 TDI
La segunda generación del motor 3.0 V6 TDI, que nada tiene que ver con su antecesor, nos sigue pareciendo una de las mejores opciones de toda la gama de Audi, principalmente por su buena relación prestaciones/precio/consumo, y más ahora debido a que está asociado al exquisito cambio automático Tiptronic de 8 velocidades y ha experimentado una profunda revisión de todos sus componentes para reducir los consumos y las emisiones. Prácticamente todo el motor es nuevo, coincidiendo únicamente en la potencia que entrega que sigue siendo de 245 cv en nuestra unidad. Introduce un nuevo turbocompresor, inyección directa por common rail con mayor presión, un peso rebajado en 20 kilos y las paredes de los cilindros de menor fricción, además de incluir el sistema de arranque y parada Start/Stop.El Q7 con unas prestaciones muy llamativas logra sujetar el consumo medio homologado en 7,4 litros a los 100 km con sus 2.300 kilos
Con todo ello, lo que busca claramente el nuevo Q7 es una importante reducción de sus consumos (-19%) y sus emisiones, consiguiendo una media combinada de 7,4 litros a los 100 km declarados y unas emisiones de 195 gr/km de CO2. Además, gracias también al incremento en el par hasta los 550 Nm desde las primeras 1.750 vueltas, sus prestaciones mejoran respecto a la anterior versión, acelerando hasta los 100 km/h en 7,9 segundos y alcanzando los 215 km/h de velocidad máxima. Combinado con la tracción total permanente Quattro con distribución del par 40/60 controlada mediante un diferencial de deslizamiento mecánico la tracción es máxima en cualquier superficie, consiguiendo una gran seguridad activa.
La agilidad del Q7 no es precisamente su fuerte, pero bien es cierto que gracias a una buena puesta punto de la dirección asistida activa y a la construcción ligera de la suspensión deportiva en nuestra unidad se mueve con facilidad. Lo que sí es cierto es que tanto su volumen exterior como su abultado peso lo hacen algo torpe en entornos cerrados, no encontrándose tan cómodo como en carretera abierta. Las tremendas ruedas y neumáticos propios del paquete deportivo S line tienen parte de la culpa de escasa movilidad, por la tremenda sección de neumático que se va hasta los 295 mm de anchura, aunque hay que reconocer que la apariencia es realmente soberbia.
La carrocería del Q7 es de gran rigidez, robusta y segura, mediante la combinación de aceros de alta resistencia y aluminio, reduciendo además el peso del conjunto final. Además en busca de la mejor aerodinámica, todos los bajos están carenados para dejar fluir el aire y reducir la resistencia.