Audi Q5: Eficiencia y retoques

q_portada_31e4125c8c50e5108a3df8348.jpg
Enrique Marco26 abr 2012
No hay muchos cambios en el exterior, pero los motores del nuevo Q5 consumen en torno a un 15% menos. Algunas mecánicas se han mejorado, mientras que otras se sustituyen por nuevas unidades, las cuales mejoran también las prestaciones.
Si el mes pasado nos tocaba hablar de los cambios efectuados por Mercedes en su GLK, ahora anunciamos las modificaciones que Audi presenta para su Q5, que básicamente se basan en un ligero restyling y en una mejora de la eficiencia. Además, como suele ser habitual en estos casos, la gama ofrecerá nuevos colores, mejoras de equipamiento y algunos retoques en el diseño del salpicadero.
El Audi Q5 fue lanzado a finales de 2008, y es ahora cuando recibe los primeros cambios importantes. Mantiene las medidas, que se quedan en 4,63 metros de longitud, 1,90 metros de anchura y 1,65 metros de altura; y las modificaciones estéticas no son muy relevantes. En todo caso lo primero que se puede apreciar es la modificación de los leds para la iluminación diurna, algo común en la marca, que va sustituyendo progresivamente sus pequeños puntos de luz por bandas uniformes.No cambia de medidas y el restyling es muy discreto, pero sí se distinguen los nuevos leds diurnos.
Pero en el apartado en el que más gana el Q5 que llegará a los concesionarios en unos meses es en el de los consumos, además de que las prestaciones de alguna de las nuevas versiones mejora sustancialmente. En la gama diésel el modelo de acceso a gama sigue siendo el Q5 2.0 TDI de 143 cv con cambio manual y tracción delantera, sólo que ahora gasta como media 5,3 l/100 km y emite 139 g/km de CO2 (hasta ahora 5,7 l/100 km y 149 g/km). También rebaja sus consumos la versión de 177 cv (con 7 cv más) derivada del mismo bloque y combinada con tracción Quattro y cambio S-Tronic, pues ahora baja de 6,8 a 6 l/100 km. El más potente, el 3.0 V6 TDI desarrolla ahora 245 cv (5 cv más) y con unas prestaciones de 225 km/h y 6,5 segundos de 0 a 100 km/h rebaja nada menos que 1,1 l/100 km para situarse la media homologada en 6,4 l/100 km.

q_xa_f0d0882782bc0876b9ec7253d.jpg

En gasolina hay más cambios todavía, pues desaparece la doble opción derivada del 2.0 TFSI (hasta ahora bien con 180 cv o bien con 211 cv) y se unifica en una de 225 cv que gasta menos, en concreto 7,6 l/100 km (casi un litro menos). Y la sustitución completa la encontramos en el tope de gama, cuyo antiguo motor atmosférico 3.2 V6 FSI de 270 cv y 330 Nm desaparece para dar paso al nuevo 3.0 TFSI sobrealimentado de 272 cv y 400 Nm. En este caso, además de disminuir los consumos más de un litro para fijarlos en 8,5 l/100 km, se mejoran sustancialmente las prestaciones al mejorar el registro de aceleración en un segundo: ahora 5,9 segundos de 0 a 100 km/h.Los nuevos Q5 dicen adiós al motor 3.2 V6 FSI y reciben el 3.0 TFSI.
La única opción que conserva sus cifras es la reciente propuesta Q5 Hybrid, el que fue el primer híbrido de la marca de los cuatro aros. Esta versión combina el motor 2.0 TFSI de 211 cv con una unidad eléctrica de 40 kw, gracias al cual el SUV de Audi puede circular durante un periodo de tiempo limitado con una fuente exclusivamente eléctrica y libre de consumos y emisiones. No obstante, las cifras de consumos y prestaciones combinadas resultan igualmente llamativas, pues no es posible encontrar otro SUV de gasolina con 245 cv de potencia conjunta que pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y alcanzar los 225 km/h con un consumo medio de sólo 6,9 l/100 km.

q_xb_9af999ca71d2d3ed4c958647a.jpg