Audi Gama S: Deportivos y sibaritas alemanes

gen_rep_gama_s_audi_0cdfea8b90a6679832a878369.jpg
Diego Zotes15 nov 2012
En Autocity nos dejamos la piel en el Circuito del Jarama haciendo el curso "Audi Driving Experience Sportcars" probando las versiones S de toda la gama de Audi, desde la pequeña berlina S4 hasta la nueva berlina de lujo S8, asi como llevamos al límite la versión más radical Plus del TT RS, que entrega ahora 360 cv.
En el marco de los fantásticos cursos de conducción que realiza Audi todos los años bajo el nombre de Audi Driving Experience, en Autocity hemos podido ponernos al volante de las últimas novedades más deportivas de la Gama S que la marca de los cuatro aros tiene en todos los frentes, comenzado por el más radical y más pequeño, TT RS Plus, hasta el lujoso S8, pasando evidentemente por todas las versiones S de los modelos superiores, como el S4 en versiones berlina y Avant, S5 en versiones Coupé, Cabrio y Sportback, S6 berlina y Avant, y el reciente coupé de cinco puertas S7 Sportback. Todos ellos se caracterizan por proponer motores de alta potencia y cubicaje cada vez más contenido, asociados de serie al cambio automático de doble embrague S Tronic, excepto el S8 asociado al Tiptronic de 8 relaciones, y con tracción total Quattro.
Audi TT RS Plus
Para empezar, probamos a fondo el nuevo Audi TT RS Plus Coupé, también disponible en versión Roadster, que realmente va como una auténtica bomba. Al motor de cinco cilindros turboalimentado TFSI de inyección directa de 2.5 litros ya conocido TT RS le han dado una vuelta de tuerca para entregar 20 cv más y subir de 340 a 360 cv y llevando el par máximo hasta unos impresionantes 465 Nm, lo que le permite acelerar con un excitante sonido atronador de fondo hasta los 100 km/h en 4,1 segundos y alcanzar los 280 km/h de velocidad máxima limitada. Todos los que pudimos probar llevaban el rápido y eficiente cambio automático secuencial S Tronic de doble embrague y 7 velocidades, aunque también está disponible con cambio manual de 6 velocidades. El cambio S Tronic tiene la ventaja que incluye de serie el sistema de lanzamiento desde parado Launch Control.

detallettrsplus_c3190492e89dbd7df65be8b94.jpg

Estos registros de prestaciones se deben fundamentalmente a los principios de la construcción ligera AFS que combina el aluminio y el acero de alta resistencia en la carrocería, lo que eleva el peso a menos de 1.500 kilos.El TT RS de 360 cv se reconoce por sus aditamentos aerodinámicos, sus retrovisores en fibra de carbono, su inmenso alerón traseo y sus llantas bicolor.
El TT RS Plus es fácilmente identificable mediante un tremendo alerón trasero sobre el maletero que incrementa notablemente la fuerza aerodinámica, un sistema de doble escape separado con bocas ovaladas en color negro que emite un bramido inimitable, la parrilla Singleframe exclusiva, los retrovisores exteriores con carcasa en fibra de carbono y las llantas de 19 pulgadas con cinco radios dobles y acabado bicolor de radios negros y borde rojo que calzan neumáticos de 255 mm de anchura y 35 de perfil.
El conjunto se remata mecánicamente con unos frenos de alto rendimiento con discos de gran tamaño ventilados y perforados en ambos ejes mordidos por pinzas de cuatro pistones delante y, opcionalmente, con la suspensión Magnetic Ride que permite una conducción sumamente rápida con total seguridad.El S4 y el S5 en todas sus versiones se mueven con un motor V6 sobrealimentado con compresor que entrega 333 cv
Audi S4 y S5
El S4, en sus versiones berlina y familiar Avant, como el S5, en sus versiones Coupé, Cabrio y Sportback, se caracterizan por aunar una gran deportividad con la facilidad de uso para el día a día y la polivalencia propia de coches de tamaño mediano con 2, 4 ó 5 puertas. Todos son identificables gracias fundamentalmente a las grandes entradas de aire en el paragolpes, las carcasas de los retrovisores en aluminio, el spoiler sobre el maletero, el difusor o el sistema de escape con cuatro salidas ovaladas.

detalles_75b017270e8ae9bb423430727.jpg

Los S4 y S5 se mueven con un motor V6 de 3.0 litros TFSI sobrealimentado por compresor que rinde 333 cv de potencia y 440 Nm desde sólo 2.200 vueltas, siempre asociado al cambio automático de doble embrague S Tronic de 7 velocidades con levas en el volante que transmite su fuerza a ambos ejes mediante un diferencial central autoblocante Torsen, consiguiendo moverlos con gran agilidad en los trazados más revirados, con más aplomo al S5 que el S4, que “baila” de maravilla.Tanto el S4 como el S5 rondan los 5 segundos en aceleración hata los 100 km/h, dejando sus consumos en unos 8 litros.
Todas las versiones y modelos aceleran hasta los 100 km/h en unos 5 segundos, mientras que las velocidades punta están limitadas a 250 km/h. Para conseguir las cifras de consumo más recatadas, en el entorno de los 8 litros, recurren entre otros sistemas al Start/Stop de serie.

detalles_a72a5994362a1c6bf0f9e685b.jpg

Tanto el S4 como el S5 equipan el tren de rodaje deportivo S de ajuste rígido que rebaja la altura de la carrocería en 30 mm respecto a las versiones convencionales, combinado con la regulación electrónica de la amortiguación, que trabaja en conjunción con el sistema de modos de conducción Audi Drive Select, que adapta el chasis al tipo de conducción que queremos hacer.
Audi S6 y S7
Por otra parte, nos pusimos al volante del nuevo S6 en versión berlina y Avant, así como del S7 Sportback, la berlina deportiva de tipo coupé de cinco puertas, que se mueven en este caso por un motor biturbo V8 de 4.0 litros que rinde 420 cv de potencia y proporciona 550 Nm desde sólo 1.400 rpm, respondiendo de forma inmediata y muy contundente. Con todo esto el S6 berlina es el más rápido, cumpliendo los 100 km/h desde parado en sólo 4,6 segundos, mientras que el Avant necesita un segundo más y el S7 apenas una décima de segundo más. La velocidad máxima está limitada en todos ellos a 250 km/h, mientras que los consumos están en el entorno de los 9,6 ó 9,7 litros a los 100 km.

detallesavant_db89efad275a34ede04898f87.jpg

Esta reducida cifra de consumo se debe al nuevo sistema de gestión de los cilindros denominado “Audi Cylinder on Demand”, que es capaz de desconectar cuatro de los ocho cilindros cuando tiene régimen de carga parcial, activándolos cuando se necesita más potencia.Todos los S6 y el S7 incorporan el nuevo motor de 4.0 litros V8 biturbo de 420 cv, acelerando en menos de 5 segundos
En este caso son los paragolpes con entradas de aire más grandes, las carcasas de los retrovisores en aluminio, las llantas de aleación de 19 pulgadas en varios diseños y la iluminación por led delante y detrás lo que les diferencia, además de las molduras interiores en fibra de carbono o aluminio y los impresionantes asientos deportivos con el respaldo en una sola pieza. Entre el equipamiento de serie encontramos el sistema de infoentretenimiento MMI con el sistema de sonido de alta calidad Audi Sound System, el sistema de seguridad Audi Pre Sense Basic, aparte de cantidad de opciones de confort y mecánicas, como el sistema de frenos carbocerámicos, el sistema Head-Up Display, control de velocidad adaptativo con función Stop & Go y sistema de visión nocturna.

detallessportback_81d0f1c5934e802cb7b16abcf.jpg

El caso es que con ellos se puede rodar muy rápido a pesar de sus inmensas proporciones y la tendencia evidente al sobreviraje debido al peso del tren trasero, que aun así nunca descompone. Y más si frenamos con los frenos carbocerámicos opcionales que detienen el conjunto en segundos y no muestran nunca signos de fatiga.
Audi S8
El buque insignia de la marca nos sorprendió gratamente, con una agilidad, facilidad de movimientos y entereza superior incluso al S6 o al S7, gracias en parte a sus 100 cv de más como a una carrocería aún más aligerada mediante la construcción casi total en aluminio que se movía con suma facilidad y aplomo.En el buque insignia S8, el V8 biturbo de 4.0 litros alcanza los 520 cv, lo que le brinda unas prestaciones inesperadas.
Está movido por el mismo V8 4.0 TFSI biturbo al que le han extraído 520 cv de potencia, lo que le permite acelerar hasta los 100 km/h en 4,2 segundos y alcanzar los 250 km/h de forma limitada. Los consumos no son para nada estratosféricos, dejándolo en 10,2 litros a los 100 km. Respecto al S8 anterior, que se movía con un V10 atmosférico de 5.2 litros, entrega 70 cv más de potencia y consume 3 litros menos. En el caso de este S8, está asociado al cambio automático Tiptronic de 8 relaciones con una gestión deportiva y eficiente. Transmite su fuerza a un sistema de tracción Quattro con diferencial autoblocante central Torsen y un diferencial deportivo trasero que reparte la fuerza entre las ruedas. De serie monta un sistema de suspensión neumática denominada Adaptative Air Suspension, con rigidez de la amortiguación y la altura variables, combinada con la dirección activa dinámica, que adapta su desmultiplicación y servoasistencia a las circunstancias.

detalleaudis_7ba275ffb07144b639dde0fde.jpg

La clave real del nuevo S8 es su peso reducido de 1.975 kilos, con una carrocería fabricada casi por completo en aluminio mediante el sistema ASF, que consigue aligerarla en casi 100 kilos respecto a una de acero. Esta superberlina se diferencia del resto con elementos exteriores como las impresionantes llantas de aleación de 20 pulgadas, opcionalmente de 21 pulgadas, así como las pinzas de freno personalizadas para el modelo con el logotipo S8 grabado. De hecho, como cúspide de la deportividad y el confort absoluto, ofrece unos asientos deportivos que recogen el cuerpo a conciencia mediante su regulación eléctrica en cantidad de posiciones, ofreciendo en opción las funciones de ventilación y masaje.
En definitiva, toda una gama deportiva que abarca todos los segmentos y que sirven tanto para realizar un confortable viaje en familia a todo confort como para adentrarnos a un circuito y disfrutar al máximo a toda marcha batiendo récords en el cronometro.