Audi duplica a 6.000 servidores su nuevo centro de computación:

Audi duplica a 6.000 servidores su nuevo centro de computación 1
Agencia EFE29 ene 2013
Audi ha puesto en marcha su nuevo centro de computación (Audi Computer Center), tras una renovación que ha durado tres años, para duplicar a 6.000 servidores su capacidad y dotarle de las últimas tecnologías en capacidad y seguridad.

El nuevo centro alberga todas las principales aplicaciones de IT (Tecnologías de la Información) para los cerca de 51.000 usuarios de ordenadores en Audi repartidos por todo el mundo.

También se ejecutan los servicios ofrecidos por Audi connect, que permiten a los conductores de vehículos Audi acceder a la información de tráfico y a las redes sociales a través de Internet.

Audi explica en una nota que han sido necesarios casi tres años para la construcción del edificio que alberga el nuevo centro informático de Audi, en Ingolstadt, con una superficie de 9.000 metros cuadrados.

La compañía automovilística dobla así su capacidad de almacenamiento y procesamiento, al pasar de los 3.000 servidores y 6,2 Petabytes a unas instalaciones que incluyen 650 racks con hasta 6.000 servidores, conectados por más de 3.000 kilómetros de cables y fibra óptica.

La nueva instalación en Ingolstadt está dimensionada para el futuro, de modo que será capaz de manejar las demandas de la curva de crecimiento sostenido que mantiene la compañía.

En el nuevo Audi Computer Center se da servicio a todas las unidades de negocio y también gestiona los datos en el caso de aquellos usuarios de automóviles Audi que acceden a servicios de conexión en sus coches, como información de tráfico en línea.

A pesar de las dimensiones y de unas prestaciones claramente superiores, Audi reducirá las emisiones de CO2 en su nuevo centro informático en un 35 %, lo que supone unas 9.000 toneladas métricas al año, poniendo así en armonía la conservación de los recursos y la eficiencia económica.

Para ello, la marca de los cuatro aros ha puesto en marcha una tecnología innovadora, como un sistema inteligente de refrigeración, que enfría los servidores de forma indirecta recurriendo únicamente al aire exterior cuando la temperatura fuera del edificio es inferior a los 11 grados.

Esto permite evitar el uso de compresores de refrigeración, que tienen un alto consumo energético, especialmente durante la noche y en los meses de invierno.

Los nuevos sistemas de la instalación también presentan una alta eficiencia gracias a los transformadores de bajas pérdidas.

El Audi Computer Center cumple con los más exigentes estándares en disponibilidad y fiabilidad, ya que los servidores deben permanecer siempre en funcionamiento, porque apenas unos milisegundos sin energía eléctrica podrían ser suficientes para colapsar de golpe todo el sistema en red, incluyendo la producción de vehículos, y para reiniciar los sistemas se necesitarían horas.

Por ello, en caso de un fallo en el suministro de alimentación, en vez de las baterías convencionales de plomo-ácido el nuevo centro informático de Audi utiliza un novedoso sistema de almacenamiento de energía cinética mediante volante de inercia, capaz de proporcionar electricidad de forma inmediata y durante el tiempo suficiente para poner en funcionamiento los generadores de emergencia.