Audi dota al A1 de la tracción integral quattro

0

Con la incorporación de este avanzado sistema de tracción, el A1 se convierte en el pionero de este segmento en recibir este equipamiento.

El sistema quattro para el A1 sigue el esquema de los modelos A3 y TT, cuyo elemento básico es un embrague multidisco con accionamiento hidráulico y controlado electrónicamente, que va situado por delante del eje trasero para optimizar el reparto de pesos, mientras que en su interior se alojan un grupo de discos que giran sumergidos en un baño de aceite.

En una conducción normal, el embrague envía la mayor parte de la potencia del motor a las ruedas delanteras, pero si el eje delantero pierde adherencia, el embrague puede transferir instantáneamente parte del par hacia el eje trasero, a través de la compresión del citado grupo interno de discos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.