Audi desarrolla un sistema pionero de aparcamiento pilotado sin conductor:

Audi desarrolla un sistema pionero de aparcamiento pilotado sin conductor 1
Agencia EFE20 mar 2012
Audi tiene en fase de desarrollo un sistema de conducción pilotada en los aparcamientos que se desmarca del resto de los comercializados hasta ahora en el hecho de que el conductor puede bajarse del vehículo y las maniobras se ejecuten de forma totalmente automática.

El Audi Garage Parking Pilot, que es la denominación de esta tecnología, obedece al esquema de actuación que arranca cuando el usuario comprueba la disponibilidad de plazas libres en los 'parkings' más próximos, mediante el uso del sistema de navegación.

A la entrada, el conductor se detiene para seleccionar en la pantalla cualquier otro servicio que pueda necesitar: por ejemplo la recarga automática de las baterías en el caso de que su vehículo sea un coche eléctrico tipo Audi e-tron.

A continuación sale del vehículo, lo cierra y utiliza su Smartphone para emitir una señal que activa el sistema.

En el garaje, una unidad central de control gestiona el proceso de aparcamiento pilotado, que establece contacto inalámbrico WLAN con el vehículo para, en primer lugar, analizar los datos necesarios como el tamaño del mismo.

El computador central localiza la plaza de parking adecuada más cercana y transmite un mapa esquemático del recorrido al sistema de navegación del vehículo.

Recogida la información, el vehículo se pone en marcha y la dirección electromecánica lo guía a través del garaje a una velocidad de entre 5 y 10 km/h.

Audi se ha fijado el objetivo de poder gestionar toda la maniobra de aparcamiento de forma fiable sin tener que realizar actualizaciones técnicas, mediante el uso de sensores de producción en serie ya existentes para identificar su posición.

En el proceso, un algoritmo inteligente desarrollado por ordenador compila una imagen completa de todo el área que rodea al vehículo, y la compara con el mapa del recorrido a seguir en el garaje.

Si existe un mínimo riesgo de colisión, se interrumpe el proceso, y lo mismo sucede si se pierde el contacto por radio con el ordenador central.

La unidad de control del garaje supervisa todos los movimientos del vehículo con escáneres láser de alta precisión.