Audi celebra 25 años de la tecnología TDI con 7,5 millones de coches vendidos:

Audi celebra 25 años de la tecnología TDI con 7,5 millones de coches vendidos 1
Agencia EFE23 jul 2014
El fabricante alemán Audi celebrará este otoño el 25 aniversario de la tecnología diesel TDI tras haber vendido en todo el mundo 7,5 millones de coches equipados con motores diesel (casi 600.000 unidades en 2013).

El primer TDI de la marca de Ingolstadt, perteneciente al grupo Volkswagen, se presentó en 1989 en el Salón del Automóvil de Fráncfort y fue un cinco cilindros de 2.5 litros que debutó en la carrocería de un Audi 100. Era un motor turbodiésel con inyección directa y regulación completamente electrónica.

'Nos gusta volver la vista atrás y recordar aquellos tiempos con mucho orgullo. No en vano, el TDI es hoy la tecnología de eficiencia con mayor éxito del mundo y Audi fue el primer fabricante de automóviles que la lanzó al mercado', argumenta para esta celebración Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico de Audi.

Desde 1989, la tecnología TDI ha ayudado a que el motor diésel se convierta en uno de los grandes éxitos del mercado automovilístico mundial y su desarrollo se ha ido produciendo en varios pasos, con la sobrealimentación, la inyección y la depuración de los gases de escape como sus ejes principales.

A lo largo de estos 25 años, el TDI ha ganado más del cien por cien de potencia y de par motor, mientras que en el mismo periodo de tiempo las emisiones de gases contaminantes se han reducido en un 98 %, asegura Audi en un documento explicativo del aniversario.

De los 156 modelos TDI que se incluyen en la actualidad en la gama de Audi, más de 58 presentan unas emisiones de CO2 de entre 85 y 120 gramos.

Con excepción del Audi R8, un TDI se puede encontrar en todas los modelos, con cilindradas que van desde 1.6 hasta 4.2 litros y potencias entre los 90 CV del 1.6 TDI a los 385 CV del 4.2 TDI.

Entre ellos, el 2.0 TDI es el líder, ya que de él se han comercializado casi 3 millones de unidades, 370.000 de ellas sólo durante el año pasado.

Audi también se lanza hacia la electrificación del TDI, de modo que pronto se ofrecerá una solución a medida de cada necesidad, incluso un TDI con tecnología híbrida enchufable, asegura Ulrich Hackenberg.

En combustible, la marca apuesta por el Audi e-diesel, que además de producirse de manera sostenible permite circular con emisiones neutras de CO2.

Se trata de un proyecto desarrollado en colaboración con la empresa de biotecnología Joule, basado en la producción de combustible sintético utilizando microorganismos especiales.

Audi tiene la intención de reducir el consumo de sus modelos hasta una media de 95 gramos de CO2 por kilómetro para el año 2020 y para ello los ingenieros no sólo trabajan en la hibridación, sino también en los clásicos ámbitos técnicos, es decir, en la reducción de la fricción, la gestión térmica y el comportamiento de combustión.

En los nuevos desarrollos, Audi opta por un nuevo principio, el denominado 'rightsizing', en lugar del genérico 'downsizing', es decir, el tamaño de motor correcto para el correspondiente tamaño del vehículo.

Audi también está expandiendo sus TDI a mercados como Asia y América del Norte. En 2013, las ventas de modelos Audi TDI clean diesel en Norteamérica aumentaron un 40 % y Audi América cuenta hoy con la gama de versiones diésel más amplia en el segmento 'Premium', a la que en breve se añadirán los Audi A3 Sedan y A3 Sportback TDI.

Esta tecnología es muy popular en los principales mercados europeos, con Alemania, el Reino Unido e Italia como los mayores mercados globales.

Cerca del 90 % de los clientes de Audi en el mercado español adquirieron un diésel en 2013 y a nivel mundial, casi el 40 % de todos los Audi fabricados el pasado año equipaban esta tecnología.

El motor TDI debutó en las 24 horas de Le Mans en el año 2006, y desde entonces la marca ha participado nueve veces en esta competición y se ha alzado con ocho victorias generales.

Desde su estreno en 1989, el motor TDI de Audi ha evolucionado sin cesar y en estos 25 años, la marca de los cuatro aros ha ido afianzando su posición con algunos hitos, como la introducción en 1991 del 1.9 TDI y el turbocompresor VTG o la incorporación al mercado en 1997 del primer V6 TDI del mundo y dos años más tarde el V8 TDI.

En 2001 Audi marcó un nuevo hito con el 1.2 TDI, que consiguió un consumo medio de 2,99 litros, al que le siguió el 3.0 TDI en 2004, primer paso de la nueva familia de motores en V de Audi, que en 2008 tuvo como coronación la entrada del V12 TDI en el modelo Q7.