Audi apuesta por el servicio de pago remoto en parkings:

paaaaaaa_39a05d65c58195c2ac4e9aaa0.jpg
Redacción Autocity12 jun 2013
Audi está ampliando los servicios que en el futuro ofrecerá Audi connect, sobre todo en lo referido a la creación de redes que comunican el vehículo, el conductor y la infraestructura. Actualmente ya está en fase de pruebas en Ingolstadt el sistema “Audi connect wireless payment”, una solución que permite a los conductores pagar la tarifa del parking desde su vehículo de forma muy práctica.

Suelen ser las pequeñas tareas las que causan los mayores inconvenientes en el día a día. Como pagar en un parking, por ejemplo, que a menudo requiere al conductor recoger primeramente un ticket de aparcamiento, y luego buscar la máquina para efectuar el pago, que no siempre queda a mano o cercana al vehículo.

El nuevo servicio de pago “Audi connect wireless payment” ofrece una solución a este problema. Actualmente ya está en marcha un proyecto piloto de amplio alcance en el que participan hasta 13.000 vehículos, que se está implementando en Ingolstadt. Inicialmente en fase de pruebas, el objetivo es testear su funcionamiento y aceptación durante los próximos meses. Se trata de integrar el pago inalámbrico en el vehículo como un servicio más de Audi connect, en la línea de los sistemas de navegación con Google Earth y Google Street View, que actualmente ya están disponibles.

Durante la fase de pruebas, el vehículo se comunica con las instalaciones del aparcamiento mediante un transmisor de radio frecuencia RFID. Para ello, el vehículo equipa un transpondedor inalámbrico montado en el interior del parabrisas. Para activar el servicio, el usuario del parking debe registrarse online a través de una página web utilizando el número de transmisor del vehículo.

La Agencia de Desarrollo Económico –IFG– de Ingolstadt proporciona el servicio, que opera nueve estacionamientos y aparcamientos subterráneos en la ciudad, con un total de 6.200 plazas y 21 entradas y salidas. Los participantes en el proyecto en fase de pruebas recibirán una factura mensual detallada de IFG con todos los gastos, y el importe se carga en la cuenta bancaria del usuario mediante una orden de domiciliación.

Todos los empleados de Audi que alquilen un vehículo nuevo en los próximos meses pueden participar en la prueba piloto. A la entrega del vehículo, el usuario recibe el kit para el sistema de pago remoto, incluyendo su identificación inalámbrica. A finales de año, todos los usuarios de parkings en Ingolstadt podrán beneficiarse de las ventajas de este sistema.