Audi actualiza el modelo Q5 con novedades en diseño y mecánica:

Audi actualiza el modelo Q5 con novedades en diseño y mecánica 1
Agencia EFE26 abr 2012
Audi ha actualizado el modelo Q5, un SUV de clase media, con cambios en el diseño, el chasis y los motores, que ahora son hasta un 15 % más eficientes, con una versión híbrida también modernizada.

El diseño proporciona ahora al Q5 algunos rasgos distintivos, como el de una línea de techo que imita a un coupé y un portón trasero de diseño envolvente, además de profundos cambios en el diseño de las ópticas y su huella de luz, basada en la tecnología LED.

El Q5 presenta una gama de 15 colores de carrocería para elegir, incluyendo cuatro nuevos y como opciones se ofrece el paquete exterior S line o un paquete 'offroad'.

El interior del Audi Q5 avanza en refinamiento y ergonomía, ya que muchos de los mandos de control tienen ahora acabados en cromo, y tanto la instrumentación como la llave de contacto o el mando de ajuste de la columna de la dirección reciben ligeras modificaciones. Los paneles de la consola central están acabados en color negro de alto brillo, y todas las versiones de volante, incluyendo las que incorporan levas de cambio, reflejan el nuevo estilo característico del Q5.

Audi presenta la actualización del Q5 con cinco posibilidades mecánicas: tres motores diesel TDI y dos de gasolina TFSI, con el sistema de parada y arranque start-stop de serie en todas las versiones.

El motor 2.0 TDI se ofrece en dos variantes, la primera con una potencia de 143 CV y 320 Nm de par máximo, que combinado con el cambio manual y la tracción delantera, el consumo medio es de 5,3 l/100 km, lo que se corresponde con unas emisiones de CO2 de 139 g/km. Gracias a un depósito de combustible de 75 litros, la autonomía del Audi Q5 2.0 TDI alcanza los 1.400 kilómetros.

La versión más potente del diesel cuatro cilindros alcanza 177 CV y un par máximo de 380 Nm, con un consumo medio de apenas 6 litros cada 100 kilómetros en su versión con cambio S tronic y tracción quattro.

El V6 3.0 TDI, que se presenta en una nueva edición revisada, rinde 245 CV y 580 Nm de par y está siempre asociado al cambio S tronic de siete velocidades y a la tracción quattro. Esta versión del Audi Q5 acelera de cero a 100 km/h en 6,5 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h, con un consumo medio de sólo 6,4 litros.

En gasolina, el nuevo cuatro cilindros de dos litros recibe innovaciones en el sistema de control de las válvulas, en la gestión térmica, en la inyección, en el turbocompresor y en el escape, ahora con el colector integrado en la culata. Su potencia es de 225 CV, y alcanza un par máximo de 350 Nm, con un consumo medio de 7,6 litros.

El V6 3.0 TFSI con sobrealimentación, que sustituye en la gama al motor de 3,2 litros atmosférico, ofrece incluso más potencia, con 272 CV y un par máximo de 400 Nm.

Este moto permite al Q5 acelerar de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, con una velocidad máxima de 234 km/h, y el consumo medio en ciclo combinado se queda en 8,5 litros, lo que significa un ahorro de 0,8 litros respecto a su predecesor.

En transmisiones, el motor de cuatro cilindros monta de serie un cambio manual de seis velocidades. Como opción en el 2.0 TFSI, y de serie en el 3.0 TFSI, se ofrece el cambio tiptronic de ocho velocidades, mientras que la deportiva caja S tronic de siete marchas es de serie en el 3.0 TDI, y opcional en el 2.0 TDI más potente.

La tracción permanente a las cuatro ruedas quattro es de serie en todas las versiones del Audi Q5 salvo en el 20 TDI de 143 CV. En situaciones de conducción normal, el diferencial central distribuye la potencia del motor entre los ejes delantero y trasero en una proporción 60:40, pero este reparto es variable según las condiciones de adherencia. El sistema 'torque vectoring' termina de mejorar el comportamiento dinámico con calibradas intervenciones en los frenos.

El Audi Q5 conserva el eje delantero de cinco brazos y la suspensión trasera de brazos trapezoidales, con modificaciones en la definición de los muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras, encaminadas a lograr mayor confort de marcha.

Otro de los elementos destacados de la nueva gama Audi Q5 es el sistema Audi drive select, que permite al conductor variar la ley de funcionamiento del pedal del acelerador, los puntos de cambio de la transmisión automática, el grado de asistencia de la dirección y el funcionamiento del climatizador automático en base a cuatro programas, incluyendo un modo eficiente.

Cuando se equipa el sistema de navegación de Audi, se añade un quinto modo, individual, programable por el usuario.

Además, el sistema Audi drive select puede integrar tres componentes opcionales, el control de crucero adaptativo, la amortiguación variable y la dirección dinámica, que modifica su desmultiplicación en función de la velocidad del vehículo mediante un sistema de accionamiento armónico.

Cuando se llega al límite en conducción deportiva en curvas, compensa el subviraje o el sobreviraje al intervenir con ligeros pulsos en la dirección.

Fuera del asfalto el Audi Q5 puede superar pendientes de hasta 31 grados, y ofrece unas favorables cotas, con un ángulo de entrada y salida de la carrocería de 25 grados, un ángulo ventral de 17 grados, y una altura libre al suelo de 20 centímetros.