Audi A8 Hybrid: El híbrido de lujo más competitivo

ah_portada_6c68cd806a6a136a714dbd45f.jpg
Enrique Marco30 abr 2013
Entre las actuales berlinas de representación con mecánica híbrida el Audi A8 ofrece los niveles de consumos y emisiones más bajos. Este suntuoso automóvil cuesta 85.880 euros y desarrolla 245 cv, gracias a los cuales obtiene unas notables prestaciones que combina con un consumo medio de sólo 6,4 l/100 km.
Nos subimos a la berlina de representación híbrida más competitiva del mercado, pues resulta la más limpia y la más económica de su categoría. Evidentemente nos referimos al Audi A8 Hybrid, un modelo lanzado al mercado en mayo del año pasado que se convierte también en una interesante y recomendable alternativa a las versiones diésel de su gama. En la variante de carrocería normal (5,13 metros), esta superberlina que combina un motor de gasolina con otro eléctrico para sumar una potencia conjunta de 245 cv, cuesta 85.880 euros, una cantidad razonable para el segmento en el que nos movemos y que resulta entre 12.000 y 33.000 euros más económico que sus rivales más directos.
a favor-Bajas cifras de consumos y emisiones-Lujo y calidad de acabados-Excelente comportamiento dinámicoen contra-Maletero escaso-No puede llevar tracción quattro
El Audi A8 Hybrid no deja indiferente. Si bien es relativamente discreto e incluso a simple vista se podría confundir con un A6 (en cuya gama también hay una versión A6 Hybrid con idéntica mecánica por 59.320 €), examinándolo al detalle rápidamente nos damos cuenta de que estamos en el nivel más elevado en cuanto a lujo y detalles se refiere. Exteriormente esta versión híbrida se diferencia del resto de la gama por sus llantas de 19 pulgadas con un original diseño de turbina, las cuales montan neumáticos en medida 255/45 R19. Pero su mayor virtud es la capacidad que tiene para moverse en determinados trayectos únicamente con el motor eléctrico. Si bien al público en general este hecho ya no sorprende tanto desde la “popularización” de algunos modelos como el Toyota Prius (ya muy utilizado como taxi), cuando el viandante observa una suntuosa berlina de representación como es el A8 maniobrar por las calles y en algunos recintos sin emitir ruido ni humos la verdad es que son muchos los que se quedan con la boca abierta.
El primer análisis que se nos viene a la cabeza a la hora de valorar este vehículo es si merece la pena respecto a un A8 diésel de similar potencia y precio. Evidentemente todo queda sujeto a gustos y preferencias personales, pero nuestra opinión es que sí es recomendable este coche como alternativa a un A8 3.0 TDI de 250 cv. El diésel cuesta 4.100 euros menos, pero su nivel prestacional no es muy superior y por el contrario gasta 0,3 l/100 km más y emite 27 g/km más de CO2. No son cifras ninguna de ellas significativas (ni por precio, ni por consumos, ni por prestaciones…); por lo que a nuestro juicio ese aliciente de poder circular en determinadas ocasiones en modo 100% eléctrico es el que justifica su compra frente a la de un diésel.

ah_x__54944428ce2bd86e45d95c7cf.jpg

La siguiente parte del análisis la debemos realizar frente a la competencia, que la encontramos en los BMW Serie 7 Active Hybrid, Lexus LS600h, Mercedes S400 Hybrid y Porsche Panamera Hybrid Todos ellos tienen más potencia y un nivel prestacional algo superior a nuestro protagonista de hoy, pero además de resultar más caros (entre 12.000 y 33.000 euros más) también gastan y contaminan más (entre 0,5 y 2,3 l/100 km más). Sólo el próximo Porsche Panamera, que se lanzará en julio, tendrá una versión híbrida con unas cifras de consumos mucho mejores; aunque también costará 114.021 euros; una notable diferencia de precio.El Audi A8 híbrido es a día de hoy la berlina que menos gasta de su categoría: 6,4 l/100 km
Una vez ubicado frente a su hermano de gama más próximo y frente a sus cuatro rivales del resto de marcas vamos a centrarnos en hablar de nuestra unidad de pruebas. Nuestra unidad venía con unos cuantos extras que lo hacían todavía más selecto, aunque también más caro, pero ya de serie el A8 Hybrid cuenta con una esmerada y larga lista de equipamiento en la que no falta la suspensión neumática, la “conducción a la carta” con cuatro modos de uso mediante el Drive Select que permite un tacto más deportivo o más confortable, grupos ópticos con leds para todas sus funciones, asientos delanteros con regulación eléctrica, pantalla de 8 pulgadas escamoteable, equipo de música Bose, sistema de ayuda al aparcamiento, volante de cuero con levas de cambio, climatizador trizona, etc.

ah_x__b200bc438833f1a6e895197a4.jpg

En cuanto a la parte técnica, la mecánica de gasolina es la ya conocida 2.0 TFSI de 211 cv, a la que se le suma una unidad eléctrica de 40 kw (54 cv). Juntos suman una potencia de 245 cv y un par máximo de 480 Nm, que se transmiten a las ruedas delanteras a través de una moderna caja de cambios Multitronic de 8 velocidades. En la práctica su manejo resulta sumamente gratificante, tanto por la suavidad de la caja de cambios, como por el notable empuje que proporciona o por el confort de marcha que permiten tanto su insonorización como su suavidad de marcha.El motor de gasolina es de cuatro cilindros, pero cumple con los niveles de potencia y refinamiento que se esperan en una berlina de representación
El hecho de que el Audi A8 Hybrid sea el menos potente de todos sus rivales no debe ser un inconveniente para la mayoría de los conductores, ya que tanto la notable sensación de fuerza como las prestaciones homologadas (235 km/h y 7,7 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h) nos parecen más que suficientes. Además, el contenido peso de este vehículo (con sus 1.870 kilos es el más ligero del grupo de competidores híbridos) facilita tanto unas rápidas reacciones como un comportamiento ágil.

La conducción del Audi A8 Hybrid resulta sumamente placentera, tanto para el conductor como para los ocupantes. Los ocupantes porque viajarán en unas plazas muy amplias, cómodas y rodeadas de detalles, mientras que el conductor disfrutará de una conducción a su gusto (con el Drive Select se puede elegir el “acto de conducción”) y de una avanzada tecnología mecánica que reúne muchas ventajas. Cierto es que la autonomía o la utilidad del vehículo en modo 100% eléctrico está muy limitada, pero ambos motores pueden funcionar de forma independiente y por separado. Por ejemplo, cuando requerimos la máxima potencia la unidad eléctrica ayuda al motor de gasolina y le hace más rápido. Además, el conductor no se tiene que preocupar en ningún momento de la carga de las baterías, ya que estas recobran vida con las frenadas y retenciones. Sólo podemos sacar una pega, y es que el espacio que requiere el sistema híbrido resta volumen de carga al maletero, que se queda en 335 litros, una capacidad muy pobre para un coche de su tamaño. Sin embargo, quien no necesite un gran maletero, y desee un coche de lujo que se sume a las nuevas tendencias ecológicas, tendrá en el Audi A8 Hybrid una excelente opción que cumplirá sus expectativas y con la que podrá sorprender a cualquiera.

Nota: Fotos realizadas en el Hotel Hiberus.

ah_x_ultima_8bf599dba6c9647b34b257c86.jpg