Audi A7 Sportback TFSI: Emoción, prestigio y practicidad

a fondo Audi A7 Sportback TFSI 1
Diego Zotes12 ago 2011
El nuevo A7 Sportback de Audi aúna la atractiva deportividad de un coupé con la practicidad y confort de un cinco puertas, refinado con un interior a todo lujo y movido por un potente motor V6 turbo con 300 cv.
A fondo
A favor:
-Gran habitabilidad y espacio de maletero
-Fascinante diseño de berlina coupé
-Propulsor potente y ecológicoEn contra:
-Personalización muy cara
-Habitáculo para cuatro pasajeros
-Acceso a plazas traseras algo forzadoAudi ha sorprendido recientemente a todos lanzando uno de los coches más bonitos y elegantes del mercado, como ya ha hecho últimamente en varias ocasiones con algunos de sus últimos modelos como las diferentes versiones del A5, el Coupé, el Cabrio y el Sportback. Ahora le toca el turno a una berlina de lujo de estilo coupé que pretende rivalizar con los modelos más exclusivos de las marcas premium más destacadas, como el Panamera de Porsche, el CLS de Mercedes, que recordemos que fue la originaria en este tipo de berlina de estilo coupé, o el Jaguar XF, todos ellos con cinco puertas y de estilo dinámico con aspiraciones deportivas. Este tipo de carrocería quiere aunar la impresionante y atractiva estética de un deportivo de carrocería baja, con la funcionalidad y buena capacidad que concede la carrocería de cinco puertas.
a favorA favor:Gran habitabilidad y espacio de maleteroFascinante diseño de berlina coupPropulsor potente y ecológicoen contraPersonalización muy caraHabitáculo para cuatro pasajerosAcceso a plazas traseras algo forzado
El reciente A7 Sportback destaca por su excitante y elegante imagen deportiva con unas dimensiones muy generosas, con nada menos que 4,97 metros de longitud, una tremenda anchura de 1,91 metros y una baja altura de 1,42 metros, lo que crea una imagen muy atractiva y dinámica. Mide exactamente lo mismo que un Porsche Panamera aunque se puede adquirir a un precio bastante inferior, unos 20.000 euros menos que en esta unidad son 66.590 euros, lo que le convierte en una opción muy a tener en cuenta en el segmento. Sus rasgos más deportivos vienen de la mano de su largo morro, su montante trasero fluído con mucha caída y una zaga que continua cierta pendiente y dibuja un original spoiler esculpido sobre el portón.

a fondo Audi A7 Sportback TFSI 2

Elegante y deportivo a partes iguales
Lo que más llama la atención de este vehículo, es la exquisita combinación de un diseño deportivo con un amplio habitáculo para cuatro pasajeros con asientos individuales separados en el medio por una consola portaobjetos dejando un inmenso maletero de nada menos que 535 litros de capacidad ampliable hasta los 1.390 litros abatiendo los respaldos de los asientos traseros.
En el exterior destaca una tensa línea de cintura, que combinado con la línea dinámica que recorre el lateral por encima de los bajos de las puertas y los hombros aplomados, dibuja una silueta de coupé y recorre por completo el lateral de la carrocería por la zona media hasta la zaga, donde resaltan unas espectaculares ópticas horizontales con iluminación por led de serie ubicadas bajo el portón tallado que hace las veces de alerón extendiéndose hasta las aletas de forma muy original. En esa zona, además, encontramos un pequeño spoiler desplegable a los 130 km/h y un difusor que alberga dos salidas de escape redondas a los lados. Las delanteras tampoco quedan atrás, con estética rasgada con una línea de led´s de iluminación diurna opcional y funciones de faros antiniebla. Además, con la función de luces adaptativas es capaz de regular su alcance mediante sensores que interpretan el haz de luz de otros coches y adecuar su intensidad para no molestar. Toda la carrocería es muy atlética y musculosa gracias a una tensión constante en cada detalle de su piel.
A través de cuatro elegantes puertas sin marco podemos acceder a un lujo interior soberbio, no tan exclusivo como el de la berlina A8, puesto que quiere ser más deportivo, pero muy semejante a la del A5 y con más estilo y glamour. Se busca la combinación perfecta entre ergonomía deportiva y lujo con una consola elegante orientada al conductor. La imagen del salpicadero está protagonizada por una pantalla central escamoteable de grandes dimensiones donde se reflejan como siempre los sistemas de audio, comunicación, climatización y el control de comportamiento dinámico del chasis Audi Drive Select que se manejan desde el selector del Centro Multimedia MMI de serie situado en el túnel central de la consola junto al cambio. Ahí también contramos el innovador sistema Touchpad, una base que permite escribir letras y números con el dedo de forma rápida y sencilla para evitar distracciones al volante para llamar por teléfono o introducir direcciones. Recorriendo todo el salpicadero asimétrico por la zona superior hasta los paneles de puertas, discurre una moldura cromada colocada de forma panorámica que transmite una curiosa sensación de espacio inmenso y al tiempo recogimiento. La calidad de los materiales y los acabados son excelentes, demostrando una vez más el cuidado que Audi pone en el desarrollo de sus coches.
Nuestra versión con motor 3.0 TFSI ofrece de serie un acabado en aluminio mate de estética muy deportiva, que se puede sustituir por preciosas maderas nobles con un buen sobreprecio. Los asientos también llaman notablemente la atención, todos realizados en piel de la mejor calidad y con cantidad de reglajes eléctricos, para la sujeción lateral, la longitud de la banqueta y el refuerzo lumbar. Asimismo, opcionalmente, nuestra unidad lleva incorporados los sistemas de calefacción y ventilación de los asientos manejables desde el módulo del climatizador. Y para lograr una perfecta armonía interior, se ha trabajado para lograr la mejor insonorización posible mediante el empleo de materiales aislantes de microfibra en el vano motor, en las puertas y en los bajos del coche, así como unos nuevos pasos de rueda antirruidos. Su ligera y rígida carrocería de aluminio y acero de alta resistencia logra además reducir al mínimo las vibraciones en el habitáculo.

a fondo Audi A7 Sportback TFSI 3

Entre el equipamiento más destacable tanto de serie como opcional figura la suspensión neumática regulable automática y manualmente, control de velocidad activo ACC y sistema Stop&Go, asistente de ángulos muertos Side Assist, el sistema de mantenimiento de carril Audi Active Lane, luces adaptativas con iluminación diurna por led´s, asistente de aparcamiento con cámara de visión trasera, asistente de visión nocturna, función de masaje y ventilación en los asientos, portón trasero de apertura eléctrica, proyección de datos Head-Up Display sobre el parabrisas y espectaculares llantas de aleación que van desde las 18 hasta las 20 pulgadas, pasando por las de 19 de nuestra unidad.
Motor lleno de potencia y de consumo recatado
El motor elegido para nuestra prueba es el tope de gama en gasolina, un exquisito V6 de 3.0 litros TFSI con compresor e inyección directa que va combinado con un espectacular cambio automático de doble embrague S-Tronic de 7 velocidades y con la tracción total Quattro, que entrega una potencia de 300 cv a 5.250 revoluciones y un par motor de 440 Nm desde las primeras 2.900 vueltas, confiriéndole unas excelentes prestaciones de 250 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos. Por otra parte, dada la eficiencia imprimida por Audi en sus modelos más potentes y deportivos, lleva de serie en todos sus propulsores el sistema Start & Stop y el sistema de recuperación de energía, que consigue dejar el consumo con este motor en una media de 8,2 litros a los 100 km según datos homologados y unas emisiones de 190 gr/km de CO2. La excelente aerodinámica con un coeficiente de penetración de 0,29 Cx es gran responsable de esto.

a fondo Audi A7 Sportback TFSI 4

Nuestro A7 lleva un sistema de tracción total Quattro de nuevo diseño, con un nuevo diferencial central de corona y un sistema de gestion del par independiente para cada rueda que consigue una gran estabilidad perceptible en todo momento y que se ayuda además, opcionalmente, de un diferencial trasero deportivo con distribución activa de la fuerza en el eje trasero que aprovechando al máximo la tracción cuando se requiere la máxima potencia. En condiciones normales el nuevo diferencial central envía el 60% de la fuerza al eje trasero y el 40% al delantero, mientras que si se detecta alguna pérdida en algún eje o rueda determinada, la fuerza se envía al resto en una proporción de hasta un 85% al eje trasero y de hasta un 70% al delantero ayudándose también de un software electrónico. Esto garantiza una tracción mucho más eficiente que con las anteriores generaciones de diferenciales.
Para conseguir también la mejor maniobrabilidad y el menor peso, el tren de rodaje se ha desarrollado con ligeros brazos de aluminio, empleando para el desarrollo de la carroceria hasta un 20% de piezas de este ligero material, mientras que se maniobra con una innovadora dirección electromecánica de gran eficacia y eficiencia.
En cuanto a la suspensión neumática, ofrece tres modos de funcionamiento, uno automático que rebaja o aumenta la altura dependiendo del tipo de conducción y de terreno, pudiendo rebajar hasta en 20 mm la altura a más de 120 km/h para aumentar la estabilidad y mejorar el coeficiente aerodinámico, otro Comfort que permite mayor juego de amortiguación al afrontar obstáculos y otro Dynamic que baja la carrocería siempre esos 20 mm y endurece las reacciones.
Igual que las prestaciones son fabulosas, también lo es el sistema de frenado, con discos ventilados delante y detrás de 356 mm y 330 mm respectivamente prácticamente insensibles a la fatiga, lo que garantizan una gran potencia de frenado y distancias de detención realmente cortas incluso en los trazados más revirados.