Audi A7 3.0 BiTDI Competition: El diésel más deportivo

aportada_65373fb1d7dc92ac1aefd2ba0.jpg
Raúl Toledano18 jul 2014
Audi corona su gama A7 en lo que a motores diésel se refiere con este 3.0 BiTDI basado en un sistema de doble turbocompresor perfeccionado que le permite desarrollar 326 cv de potencia y 650 Nm de par motor. El apellido Competition pone la guinda al pastel con una estética más agresiva gracias al paquete S-Line de serie.
Para celebrar el cuarto de siglo de la tecnología TDI, Audi ensambla una edición muy especial de su atractivo A7 Sportback. Una versión con la que el fabricante alemán pretende demostrar todo el potencial de sus motores turbodiésel y a la vez su economía de uso. Se trata del Audi A7 3.0 BiTDI Competition de 326 cv de potencia máxima, 13 cv más que el modelo de serie que actualmente se comercializa. Para lograr esta mejora, los ingenieros de la marca han optimizado el sistema de doble sobrealimentación y los árboles de levas

aapoyo_51297ac2b507dfc038feffe37.jpg

El motor V6 3.0 TDI biturbo, no solo entrega en esta ocasión una potencia máxima de 326 cv, sino que destaca por una contundente repuesta gracias a su colosal par motor de 650 Nm, disponible entre 1.400 y 2.800 rpm, valores que le facilitan acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, dos décimas más rápido que el modelo base. Asociado a la tracción quattro y al cambio automático Tiptronic de ocho relaciones, la velocidad máxima se mantiene (250 km/h limitada electrónicamente) y el conductor al pisar el acelerador a fondo obtiene brevemente otros 20 cv adicionales a través de la función boost de máxima aceleración. De igual manera, el Audi A7 Sportback 3.0 BiTDI Competition cumple con la normativa de gases Euro6.

aapoyo_b6cbb7a72f4a408b5e706f994.jpg

CARROCERÍA 20MM MÁS BAJA
A partir de septiembre se aceptan pedidos, comenzando las entregas en otoño de un A7 Competition que no se limita a unas sobresaliente prestaciones. La imagen deportiva es la otra baza de un modelo muy atractivo que cuenta de serie con el paquete deportivo S line, que incluye también una reducción de la altura de la carrocería en 20 mm. Además, los colosales neumáticos con unas dimensiones 265/35 cuentan con un diámetro de llanta de 20 pulgadas de cinco radios en W y los flancos pintados en negro, en perfecto contraste con las pinzas de freno rojas y los discos de freno de 17 pulgadas en los ejes delantero y trasero para realzar su deportividad. Disponible la carrocería en color Gris Daytona, Rojo Misano, Gris Nardo o Azul Sepang, el Audi A7 Competition contará con elementos distintivos como los emblemas V6 T en las aletas, carcasas de los retrovisores exteriores en color negro y embellecedores de las salidas de escape también en negro brillante.Se aceptan pedidos a partir de septiembre, y en otoño llegarán las primeras unidades
Por dentro, el ambiente reinante rezuma competición sin perder ese toque de elegancia y sutilidad de un Audi actual. De serie, los asientos deportivos están tapizados en elegante cuero Valcona negro o plata luna, decorados con inscripciones S line estampadas. Por su parte, las inserciones decorativas se han realizado en aluminio y madera Beaufort de color negro; una combinación metal/madera de una calidad especialmente elevada. Entre los elementos de serie destacan los faros LED de serie y el intermitente con indicación dinámica. En opción, el cliente podrá pedir los asientos deportivos S con costuras en color de contraste rojo Misano o gris ágata, o equipamientos de tecnología avanzada como los faros matrix LED o el sistema MMI navigation plus.

aapoyo_c09560018c579cb0b5939bafa.jpg