Audi A6 TDi 130cv: Tragamillas a buen precio

Diego Zotes19 dic 2002
El Audi A6 es un punto a parte entra las berlinas grandes germanas. Mientras que BMW y Mercedes recurren a la tracción trasera, Audi confía en la tracción delantera como oferta básica, con la posibilidad de incorporar el sistema Quattro de tracción integral.
Inicio
TRAGAMILLAS A BUEN PRECIO

a fondo :: Audi A6 TDi 130cv 1

El Audi A6 es un punto a parte entra las berlinas grandes germanas. Mientras que BMW y Mercedes recurren a la tracción trasera, Audi confía en la tracción delantera como oferta básica, con la posibilidad de incorporar el sistema Quattro de tracción integral, aunque en esta versión TDi 130 no se ofrece la opción.

a fondo :: Audi A6 TDi 130cv 2

Lo que sí está disponible es el cambio manual de seis velocidades, desde mi punto de vista completamente aconsejable por su funcionamiento en carretera. Incorporarlo cuesta 600 euros respecto a la versión de cinco marchas, con lo que el precio queda en 34.100 euros (5.673.763 pesetas), que sigue siendo atractivo en comparación con la competencia.
Además su estética resulta mucho más discreta y es menos ostentosa que los rivales ya citados, juicio que se puede aplicar también al hablar del diseño interior. Quizá precisamente por esto, por resultar diferente y no entrar -al menos de forma directa- en la lucha descubierta de sus compatriotas, esta berlina tiene una capacidad interior y de maletero que deja sin argumentos a otros.
Muy agradable de conducir, suave y ergonómico, no destaca sin embargo por su dinamismo. La estabilidad resulta intachable pero no así la agilidad. Es poco amigo de las curvas e invita a relajarse, aunque gracias al ESP ofrece una gran seguridad en cualquier situación.
Carlos Lera
13 Diciembre de 2002.
Comportamiento
COMPORTAMIENTO

a fondo :: Audi A6 TDi 130cv 3

El comportamiento del A6 TDi con tracción delantera es el cabe esperar de una berlina de más de 2,7 metros de batalla. Se muestra noble en cualquier circunstancia y estable en línea recta independientemente del ritmo de crucero, pero sin embargo se le atragantan los giros pronunciados y por tanto las carreteras con curvas abundantes. No obstante posee sistema de control de estabilidad (ESP) para que todo vuelva a su sitio y los frenos cuentan, como no, con sistema ABS, de cuyo funcionamiento rara vez se dará cuenta el conductor por el buena trabajo y dosificación de los frenos, así como sistema SAFE de ayuda en caso de frenada de emergencia.
Su relativa torpeza es una característica inherente a la base de rodadura y la disposición de la tracción, aunque también es cierto que tratándose de la versión menos potente de la gama el comprador que se decante por él será el que no estime necesario invertir en el dinamismo extra de un motor más potente y caro o la también más costosa tracción total. El eje delantero es un poco lento, y como consecuencia de esto tarda en reaccionar practicando una conducción rápida al movimiento del volante. Los brazos tirados traseros no contribuyen a mejorar la precisión, aunque cumplen honrosamente.
TRANSMISION

a fondo :: Audi A6 TDi 130cv 4

Sentado al volante del A6 los kilómetros fluyen como si nos desplazásemos sobre una alfombra, sin molestias procedentes del exterior y con suavidad en todos los mandos. Eso sí, el TDi sigue siendo uno de los motores más ruidosos y a pesar de la insonorización el propulsor se hace presente en el interior. En cuanto a la trasmisión, la única crítica que se puede realizar es el engranaje de la primera velocidad, poco preciso (pese al escaso recorrido) y duro, lo que unido al tacto brusco del embrague hace necesario un período de adaptación para poner el coche en marcha sin tirones.
A partir de aquí solo se puede alabar el funcionamiento del cambio de marchas, especialmente por la desmultiplicación de la sexta velocidad, que se convierte en una "superdirecta" económica y agradable al limitar el régimen de giro del motor.
Motor
MOTOR

a fondo :: Audi A6 TDi 130cv 5

El funcionamiento idóneo del 1.9 TDi se encuentra entre tan solo 1.500 y 3.000 rpm por lo que en sexta el par máximo es capaz de sacar el motor desde casi las catacumbas, pese a que la potencia en principio pueda parecer justa.
Es más, como ya expresé en su día en la prueba del Skoda Superb 2.5 V6 TDi, la potencia extra del propulsor de seis cilindros no resulta determinante frente a este motor "pequeño" hasta bien entrado el medio régimen. Además los consumos son muy bajos, por lo que a efectos prácticos este es un coche muy recomendable para quienes van a recorrer muchos kilómetros. En nuestra prueba la media se mantuvo en 6,8 litros de media alternando un 20% de ciudad con recorridos extraurbanos por autopista y carretera general a ritmo medio / alto.
Echando un vistazo a la ficha oficial de consumos resulta que la versión de cinco velocidades consumo todavía un poco menos, quizá porque en ciudad y a velocidades inferiores a 120 km/h es más frecuente recurrir al cambio cuantas más sean las marchas disponibles. Estoy convencido de que haciendo un uso normal en carretera, más veces manteniendo medias por encima de 140 que por debajo de 120 km/h, la sexta velocidad supone una ventaja indiscutible desde cualquier punto de vista.
Comodidad y equipamiento
COMODIDAD Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Audi A6 TDi 130cv 6

El grado de comodidad proporcionado por el A6 es muy bueno en todos los sentidos, aunque en espacio interior y suavidad obtiene mejores notas que en diseño y ergonomía. Las excelentes plazas traseras admiten tres pasajeros adultos con comodidad para muchos kilómetros, y en el caso de acomodar solamente a dos personas no cambiarán su plaza al copiloto ni locos. En la consola central poseen controles de ventilación y el apoya brazos es amplio y con hueco interior para pequeños objetos.
Delante sobra espacio, eso sí, una vez sentados puesto que el acceso es más complicado de lo habitual; la puerta abre desde demasiado atrás y es engorroso sacar o meter las piernas. Al volante todos los mandos se encuentran en su sitio y la calidad visual es perfecta, así como el tacto que trasmiten.
La posición de conducción personal se encuentra con exactitud gracias a los generosos reglajes en altura (eléctrico), en inclinación del asiento y el volante (distancia y altura), aunque el respaldo puede carecer de suficiente resalte lumbar para algunos casos. El acabado en cuero del volante y la palanca de cambios añade un excelente tacto a estos mandos.
El climatizador automático es bizonal, por lo que el conductor y el acompañante puede seleccionar la temperatura que deseen de forma individual. Justo por encima de los mandos de ventilación se encuentra el equipo de sonido de serie, compuesto por radio-casete y nueve altavoces.
Otros elementos presentes en el equipamiento de serie son los antiniebla delanteros, o las llantas de aleación de 16 pulgadas de diámetro.
Por último, pero evidentemente no menos importante, la seguridad pasiva está confiada a airbag frontales para conductor y acompañante, airbag laterales y de cabeza, en total seis bolsas de aire que rodean a los pasajeros de las plazas delanteras así como las cabezas de los pasajeros de las plazas traseras.