Audi A6 Hybrid: Coloso tecnológico

colosotecnologico_29d4c339dde370cae0bf0edda.jpg
Raúl Toledano15 ago 2013
Probamos la variante híbrida de la berlina ejecutiva de Audi, el A6 Hybrid, un coloso tecnológico con prestaciones de V6 y consumos de un cuatro cilindros. 245 cv y 6,2 l/100 km son los números oficiales gracias a la combinación del bloque gasolina 2.0 TFSI con un motor eléctrico.
A mitad de camino entre una berlina de representación y un turismo de gran tamaño con altas dosis de lujo y tecnología, se sitúa el Audi A6 Hybrid. Una semana a prueba con él refrenda la sensación que tuvimos en un primer contacto: este híbrido, y la segunda generación del A6 en general, presenta una altísima calidad de construcción y una preocupación por los pequeños detalles más vanguardistas que logran una atmósfera interior acorde con lo que el propietario tiene que desembolsar por él: 59.920 euros que cuesta (52.599 € con el mejor descuento encontrado en Autocity).
a favor- Atmósfera interior- Empuje conjunto sistema híbrido- Calidad de rodaduraen contra- Maletero- Relación precio/potencia- Agilidad en curva limitada
Y es que el segmento E premium con motorizaciones híbridas alcanza a todos los rivales naturales del Audi A6. Concretamente, este A6 Hybrid es más barato y también menos potente que otras berlinas ejecutivas híbridas, como por ejemplo, Infiniti M35h (364 cv), Lexus GS450h (345 cv) o BMW Serie ActiveHybrid 5 (340 cv), y más costoso que un Mercedes E 300 BlueTEC HYBRID (231 cv) que además aprovecha su motor diésel en lugar del gasolina para rebajar más los consumos en carretera abierta. Dejando de lado las marcas de lujo, tanto japonesas como alemanas, existe una berlina híbrida de un tamaño similar al A6 Hybrid desarrollada por un fabricante coreano y generalista: Kia Optima HEV (190 cv) por 37.545 €.
Dentro de estos márgenes del lujo más exclusivo, se puede hablar del A6 Hybrid como una opción equilibrada. Ligeramente más caro que el A6 3.0 TDI (245 cv) que incluye la tracción integral Quattro, el Hybrid está más equipado y ofrece detalles distintivos dentro de la gama A6, como por ejemplo, unas llantas exclusivas de 17” en tono plateado y gris (de 18” opcionales), las siglas Hybrid en el portón trasero o el equipo de luces LED diurnas.Dentro de estos márgenes del lujo más exclusivo, se puede hablar del A6 Hybrid como una opción equilibrada, aunque con una relación precio/potencia no muy buena
Por dentro, y ahí es donde los 2.500 euros de diferencia con el A6 diésel de 245 cv se recortan, incluye equipamientos de serie que en el resto de la gama son extras como el climatizador de cuatro zonas, el techo panorámico retráctil, o el sistema con pantalla a color sobre el salpicadero MMI Touch de gestión integral de todas sus tecnologías (configuración de vehículo, audio, bluetooth, navegación, etc).Incluye equipamientos de serie que en el resto de la gama son extras
En el habitáculo, la calidad de construcción del A6 Hybrid se percibe a todos los niveles. Por diseño, acabados, organización de mandos e insonorización es insuperable. Y en este A6 Hybrid, la instrumentalización ayuda a que su posicionamiento de lujo se acentúe: el indicador de temperatura se sustituye por un reloj que informa del estado de las baterías y el clásico cuentarrevoluciones desaparece por un potenciómetro con escala de 0 a 100 y sectores de color verde o naranja según la intensidad con la que pisemos el acelerador.

apoyo_44458cd0de03b427012b16936.jpg

VERSIÓN EXCLUSIVA, CASI TOPE DE GAMA
Audi únicamente vende este A6 Hybrid con la carrocería de cuatro puertas (Berlina) y con la tracción delantera (es imposible por el propio sistema híbrido montar la tracción Quattro), como si se tratase de una versión exclusiva, casi tope de gama. Este A6 Hybrid es el tercer modelo híbrido de Audi, junto al todocamino Q5 Hybrid y la berlina de representación A8 Hybrid.
Este A6 Hybrid no varía ni un ápice sus dimensiones exteriores (4,91 metros de longitud y una batalla de 2,91 m) en relación a sus hermanos de gama y sin embargo el espacio interior disminuye, concretamente el espacio de maletero, pasando de 530 litros de un A6 “convencional” a los 375 l de un A6 Hybrid. Esto ocurre por la posición de las baterías de iones de litio, situadas a una mayor altura de lo habitual, impidiendo que el piso de carga sea plano ya que se conforma un acentuado escalón.La colocación de las baterías, el mayor lastre para el maletero
El A6 Hybrid puede funcionar exclusivamente con el motor de gasolina (2.0 TFSI de 211 cv), con el eléctrico (54 cv) o con los dos a la vez. Mayoritariamente ocurre que los dos motores trabajan simultáneamente, con tres programas de uso según lo que priorice el sistema híbrido: EV (favorece el consumo), D (equilibra entre consumo y prestaciones) y S (el más deportivo porque ambos motores funcionan al máximo de sus posibilidades). Para circular en modo eléctrico, hay que pulsar el botón “EV” de la consola central, recorriendo un máximo de tres kilómetros a velocidades constantes de 60 km/h (pudiendo alcanzar los 100 km/h) antes de que el motor 2.0 TFSI se active.Puede funcionar exclusivamente con el motor de gasolina (2.0 TFSI de 211 cv), con el eléctrico (54 cv) o con los dos a la vez
Con el cambio automático Tiptronic de ocho velocidades, la potencia conjunta de ambos motores (245 cv) se transmite al eje delantero, con un sobresaliente empuje a bajas vueltas gracias al par instantáneo del motor eléctrico. Si bien es cierto que el peso del sistema híbrido (230 kg más) y la posición de las baterías (más altas y por lo tanto con el centro de gravedad, también, más lejos del suelo) no le hacen ser un coche muy ágil en los cambios de apoyo, es suficiente para lo que se espera de una berlina de su estatus.
El Audi A6 Hybrid pisa con un aplomo extraordinario en carreteras con cualquier tipo de asfalto y a cualquier velocidad (240 km/h de punta); acelera sobradamente en un ratio amplísimo de su régimen motor (son 480 Nm para acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos); a máxima carga, con el pedal del acelerador a fondo, el sonido sigue siendo muy suave y agradable; y los consumos, en conducción real y alegre, se mueven en el entorno de los 8 litros de media.

cd_3e9d9386c77b2b3d250358107.jpg