Audi A4: En Navidad, mucho más grande

Enrique Marco29 ago 2007
Las primeras imágenes del nuevo A4 de Audi sorprenden por la similitud con el reciente coupé A5, destacando por una silueta de tremenda belleza y amplitud. Lo podremos ver en el Salón de Frankfurt...
Audi desvela hoy las primeras fotografías oficiales del nuevo A4, un modelo que en su actual versión, a pesar de su veteranía, continúa gozando de un gran éxito. Pero a partir de estas navidades la conocida berlina de la casa de los aros cambia por completo, ya que introduce una plataforma totalmente nueva y crece significativamente en medidas, aunque su diseño conserve muchos rasgos del modelo anterior combinados con trazos del recién presentado coupe A5.

a fondo Audi A4 1

Dos cosas llaman significativamente la atención: su tamaño y su peso. Por tamaño, los 4,70 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 2.808 mm de distancia entre ejes, le convierten en el más grande, con diferencia, de sus directos rivales, como el BMW Serie 3 y el Mercedes Clase C; y además gana a la mayoría de los generalistas, excepto al VW Passat y al enorme Ford Mondeo. Esto beneficia no sólo a su imponente silueta, que le aporta un gran poder de representación, sino también a la habitabilidad, pues el espacio para los ocupantes ha ganado mucho y el maletero incrementa su capacidad hasta los 480 litros.
Por otra parte el peso, que ha disminuido en torno a un 10% gracias al empleo de materiales ligeros. Por este motivo, y también porque se anuncia un aumento de la rigidez del chasis, debemos creernos –a falta de probarlo- lo que afirma el comunicado de Audi: “El nuevo Audi A4 es la berlina más deportiva del segmento medio. Su conducción resulta ágil, precisa y sorprendentemente sencilla. Su tren de rodaje dinámico ha sido rediseñado por completo, los componentes se han fabricado en su mayor parte en aluminio ligero. El resultado sorprende por su espectacular dinámica en marcha, por su precisión y su facilidad de manejo”. Así las cosas, el único dato que se ha facilitado al respecto es el del peso del 1.8 TFSI, que se queda en 1.410 kilos, un buen valor para las generaciones actuales.
Las mecánicas que llegarán este invierno son todas ya conocidas en las gamas de automóviles Audi, excepto el 2.0 TDI, que recibe algunas modificaciones y llega a 143 cv. En principio habrá tres motores V6 disponibles, los 2.7 TDI de 190 cv, 3.0 TDI de 240 cv y 3.2 FSI de 265 cv. Los más potentes consiguen unas cifras de aceleración excelentes, con 6,1 segundos en el 0 a 100 km/h para el diésel y 6,2 segundos para el gasolina. El consumo del potente motor de gasolina ha bajado más de un litro respecto a su predecesor, fijándose ahora el gasto medio de combustible en 9,2 l/100 km. Los diesel arrasan en este aspecto, ya que el 2.7 TDI sólo necesita 6,6 l/100 km y el 3.0 TDI 6,9 l/100 km.
De los motores de cuatro cilindros, el 1.8 TFSI de 160 cv es el que ya monta desde hace unos cuantos meses el A3, y ofrece en esta berlina un rendimiento muy bueno: alcanza los 225 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos, y sólo gasta 7,1 l/100 km. Por su parte el popular 2.0 TDI, con sus 143 cv, mejora la cifra de aceleración de su predecesor –ahora 9,5 segundos de 0 a 100 km/h- llega a 215 km/h de velocidad máxima y consume unos escasos 5,5 l/100 km de media. Según versiones habrá dos tipos de cajas de cambio automáticas y una manual de seis velocidades, así como tracción delantera o integral Quattro.

Por lo que se refiere a equipamiento y detalles interiores, el A4 prescinde de dos elementos habituales, la llave de contacto como tal y el freno de mano convencional. Aunque el diseño interior no sorprenda, respecto al anterior A4 destaca el cambio de ubicación de la pantalla (de 6,5 pulgadas y monocromática o de 7 pulgadas a color, dependiendo de los elementos multimedia que lleve la versión escogida), ahora en la parte superior; la zona baja de la consola, con más y nuevos mandos; y el cuadro de relojes, con nueva distribución e iluminación.

Este nuevo A4 dispondrá lógicamente de los últimos avances tecnológicos en materia de seguridad y ayuda a la conducción, como los sistemas para alertar del cambio involuntario de carril, los programadores de velocidad, la asistencia al arranque en pendiente o los faros bi-xenón adaptativos entre otras cosas. Un detalle muy llamativo ya visto en el A5 son las luces diurnas, que incluyen 14 diodos luminosos blancos.

En definitiva, una berlina que aspira a convertirse en la referencia de su categoría, con más tamaño y empaque, más espacio y equipamientos que pueden ser de verdadero lujo. Los motores en principio no sorprenden, pero ya han demostrado su excelente rendimiento, y, combinados con un nuevo chasis más ligero, se pronostica un comportamiento muy deportivo, divertido y seguro.