Audi A4 Cabriolet: Dinámico y exclusivo

Diego Zotes03 abr 2002
Tras una espera de 2 años (el anterior Cabrio dejó de fabricarse en 2000) llega la nueva generación del Audi Cabrio. Una espera que ha valido la pena, porque el nuevo reúne todas las cualidades para ser más deportivo, elegante, exclusivo y refinado
Inicio
DINAMISMO Y EXCLUSIVIDAD

a fondo :: Audi A4 Cabriolet 1

Tras una espera de 2 años (el anterior Cabrio dejó de fabricarse en 2000) llega la nueva generación del Audi Cabrio. Una  espera que ha valido la pena, porque el nuevo reúne todas las cualidades para ser más deportivo, elegante, exclusivo y refinado.

a fondo :: Audi A4 Cabriolet 2

Este Cabrio representa una evolución del diseño clásico y elegante del anterior, pero poniendo el acento en una estética que es el claro reflejo de la orientación deportiva de la marca. Así, con 21 cm más de longitud que su predecesor (4,57 frente a 4,36 m) y 6 cm más ancho (ahora 1,77 m), ofrece una imagen impecable, sin salientes que perturben su fuerte personalidad, el equilibrio de sus líneas o las sugerentes redondeces de la carrocería.
Detalles
DETALLES

a fondo :: Audi A4 Cabriolet 3

El frontal bajo, con la rejilla enmarcada por molduras cromadas y los enrasados faros trifocales debajo de los cristales transparentes, el lateral armoniosamente afilado con el marco del parabrisas de aluminio pulido, y una parte trasera de atléticas proporciones con dos tubos de escape configuran ese aspecto más deportivo.
La capota de lona se acciona electrohidráulicamente sólo con pulsar un botón en menos de 30 segundos y tanto al abrirla como al plegarla, las lunetas laterales se desplazan automáticamente a su respectiva posición alta o baja. La lona de la capota tiene tres capas de material textil de alta calidad, ocultado debajo un varillaje que mantiene en perfecta tensión la lona, proporcionando un perfecto aislamiento e insonorización, mientras que la luneta posterior es de cristal.
La rigidez torsional de su estructura está asegurada, ya que utiliza el chasis de probada eficacia del último A4, convenientemente reforzado. La rigidez torsional respecto al modelo anterior, que ya era una referencia, es dos veces mayor gracias a elementos de chapa de alta resistencia. Las columnas delanteras y montante del parabrisas tienen refuerzos muy robustos, gracias al empleo de tubo de alta resistencia. También se ha optimizado el espesor y la sección de los largueros en la zona del habitáculo. En la parte posterior, la protección de los ocupantes está encomendada a un sistema antivuelco, que cuenta con numerosos sensores para controlar los dos arcos, que aparecen en  milésimas de segundo tras de los asientos traseros en caso de vuelco.
También ha ganado en habitabilidad, ya que la distancia entre ejes es 10 cm mayor respecto al modelo anterior, lo que redunda en un mejor espacio para las cuatro plazas. En las traseras hay 6,6 cm más para las piernas, aunque sigue siendo algo escaso para personas de talla normal. También ha aumentado la capacidad del maletero: 315 litros con la capota desplegada y 246 con ella plegada. Y destaca la buena calidad de los materiales, su acabado e impecable presentación, en un interior de aspecto elegante y deportivo, con un salpicadero bicolor y una característica consola central, todo ello rematado por unos excelentes asientos deportivos.
El equipamiento de serie es de los más completos de su categoría, destacando el mando automático de la capota, climatizador automático, asientos delanteros con regulación de altura y mecanismo de acceso fácil «easy-entry», cajones debajo de los asientos delanteros, ESP con ABS y servofreno hidráulico de emergencia (SAFE), bloqueo electrónico del diferencial EDS, control antipatinamiento ASR, airbags frontales y laterales de cabeza y tórax. Entre las pocas opciones destacamos el protector del viento que impide la formación de turbulencias en el interior, sistema de navegación vía satélite, sistema acústico de parking, alarma antirrobo y tapicería de cuero.
A la venta el próximo junio, sus precios son de 37.400 euros el 2.4, 39.500 el 2.4 Multitronic, 42.550  el 3.0 y 44.650  el 3.0 Multitronic.
CONDUCCION

a fondo :: Audi A4 Cabriolet 4

Inicialmente se presenta con dos motores: el 2.4 V6 30V de 170 CV, de los A4 y A6, y el 3.0 V6 30V estrenado en el último A4, de bloque y culata de aluminio con distribución variable en los árboles de levas de admisión y escape, así como un colector de admisión variable, que le permite ofrecer un par máximo de 30,6 mkg a 3.200 rpm disponiendo del 90% del mismo entre 2.000 y 5.200 rpm, y desarrollar 220 CV. Ambos motores se asocian a cajas de cambio manual de 5 marchas cuyos desarrollos nos han parecido muy acertados debido a la exuberancia de estos motores, así como el cambio Multitronic de 6 relaciones, de rápido manejo, pero largo de desarrollos.
Las suspensiones independientes son prácticamente iguales a las de la última generación del A4, pero con un tarado aún más deportivo y disminuyendo su altura en 20 mm. El resultado es que muestra un comportamiento impecable negociando las curvas enlazadas, con una rapidez y precisión increíbles, gracias a unos tarados de muelles muy acertados, a la impecable dirección asistida y a su equipo generoso de ruedas, con neumáticos 205/55 R16W (2.4) y 215/55 R16 y (3.0). Y todo esto sin transmitir vibraciones al habitáculo y manteniendo un elevado nivel de confort de marcha. Los frenos son eficaces y tienen un buen tacto, pero en uso intensivo muestran cierta fatiga, aunque sin descender el pedal, sólo alargando algo más las frenadas.