Audi A4 2005: Un A6 a escala

Diego Zotes07 sep 2004
Audi desvela la importante puesta al día del A4, tanto en carrocería berlina como Avant. El rediseño de la berlina se pondrá a la venta este invierno y se diferenciará claramente del modelo actual, tanto por sus rasgos estéticos como por sus cuatro nuevos motores.
Inicio
UN A6 A ESCALA

a fondo Audi A4 2005 1

Audi nos muestra pocos días antes de su presentación en sociedad (se podrá ver en el Salón de París desde el 25 de septiembre) su nuevo A4, tanto en carrocería berlina como Avant. El esperado A4 se pondrá a la venta poco después, este invierno, y se diferenciará claramente del modelo actual, tanto por sus rasgos estéticos, como por sus cuatro nuevos motores.
  Nada más ver el nuevo Audi A4 se aprecia la tendencia que ya vimos con las versiones W12 del A8 y Sportback del A3, y del mismo modo en toda la gama del recién llegado A6. Frontalmente destaca la nueva parrilla que baja hasta el spoiler, así como los nuevos grupos ópticos que le aportan un “look” más agresivo. La zaga nos vuelve a recordar al A6, con los pilotos posteriores divididos en los partes. Si ya el actual A4 daba sensación de robustez, el modelo nuevo todavía más.
Al contrario que sucede con las marcas generalistas, la nueva generación del A4 apenas es un poco más grande, y sólo en longitud crece 4 cm, llegando ahora hasta los 4,59 metros. La anchura sigue siendo de 1,77 metros y la altura de 1,43 metros; medidas válidas tanto para la berlina como para el familiar. Como consecuencia, el volumen de carga tampoco aumenta: 445 litros el maletero de la berlina y 1.184 litros (con los asientos traseros abatidos) en el Avant.
El ahora denominado “tren de rodaje dinámico” hace esperar del nuevo A4 un comportamiento más ágil, manejable y cómodo, pues incorpora soluciones técnicas más avanzadas tanto en el eje delantero como en el trasero, algunas de ellas procedentes del nuevo A6 y otras del deportivo S4.
De los motores disponibles en una primera fase de lanzamiento, cuatro de ellos serán nuevos en el A4, y algunos ya anticipados en el A6. En gasolina, junto a los ya conocidos 2.0 de 130 cv y 1.8 T de 163 cv, debutan los FSI, tanto el 2.0 T de 200 cv que ya monta el A3 Sportback y también “animará” al próximo VW Golf GTI, como el 3.2 V6 de 255 cv idéntico al del nuevo A6.
Con el 2.0 T FSI el A4 podrá acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y alcanzar los 241 km/h; mientras que con el 3.2 FSI V6 el crono de 0 a 100 km/h se para en 6,4 segundos y la velocidad se limita electrónicamente a 250 km/h.
En diesel se incorpora a la gama A4 el 2.0 TDi de 140 cv, continúa el 2.5 TDI V6 de 163 cv, y destaca por encima de todos ellos el nuevo 3.0 TDI V6 con inyectores tipo “piezo-eléctricos”. Este motor debutó hace unos meses en el A6 desarrollando 225 cv, aunque para el A4 se ha creído conveniente dejarlo en unos buenos 204 cv. Además, con un excelente par motor de 450 Nm entre 1.400 y 3.200 rpm, es de esperar unas recuperaciones sobresalientes. Las prestaciones –ya declaradas- así los son: 7,2 segundos de 0 a 100 km/h y 235 km/h.
Para las cajas de cambio se cuenta con sistemas manuales convencionales de cinco y seis velocidades, y alternativamente con los Tiptronic (para los modelos de tracción integral quattro) o con los Multitronic (en los tracción delantera). De momento no se ha dicho nada de la posibilidad de montar el DSG.
Y como equipamiento, si observamos el interior nos volvemos a acordar del A6, tanto por el nuevo diseño del volante, como por la aparente calidad de los materiales escogidos, propios de una berlina de auténtico lujo. Hay nuevas tapicerías (entre ellas una que combina cuero y alcántara), y 15 tonalidades de carrocería (cinco colores nuevos). De serie, además de los airbags de cortina, laterales, frontales de dos etapas, climatizador, etc; se presentan los reposacabezas activos en los asientos delanteros, y un ESP 8 de última generación.
Como opciones, además de los sensores de luz y lluvia, los faros de xenon podrán ser de iluminación dinámica en curva. Un nuevo sistema de navegación, y equipos de sonido Bose de alta fidelidad completan las opciones. Del mismo modo, habrá una línea de equipamiento denominada S Line para acentuar todavía más la deportividad.
Enrique Marco, Autocity
7 de septiembre de 2004