Audi A3: ¡Va de lujo!

Diego Zotes02 abr 2003
El nuevo Audi A3 nos ha convencido. Es más deportivo, más amplio y el nuevo motor TDI 2.0 16v vuelve a situar en la cumbre a los afamados diesel de la marca. Este refinado compacto estará a la venta en mayo desde 21.820 euros.
Inicio
VA DE LUJO

a fondo :: Audi A3 1

No varía mucho a simple vista respecto al anterior pero es casi nuevo por completo, consolidándose como una opción especializada entre los compactos. Mientras que los modelos más generalistas van a la caza del máximo espacio interior sobre el encanto de la imagen, Audi apuesta por un coche atractivo, exclusivo y de conducción adictiva.

a fondo :: Audi A3 2

Es más deportivo por dentro y por fuera que su predecesor, aunque no por ello el habitáculo resulta más pequeño sino todo lo contrario. Los diseñadores de Audi lo han ensanchado y alargado, pero en cambio su altura ha bajado ligeramente para dar la sugerente sensación de tratarse de un coupé deportivo (ahora mide cinco centímetros más de largo, tres más de ancho y seis milímetros menos de alto).
La dinámica imagen se corresponde con un comportamiento dinámico equivalente, resultando muy divertido y preciso de conducir. Se nota que es un coche diseñado para disfrutar al volante, especialmente por la precisión de la dirección y el tacto de las suspensiones independientes, que permiten trazar las curvas con mucha confianza y velocidad gracias a la imperturbable sensación de apoyo que se percibe en cada viraje. Además, teniendo en cuenta que es más grande y pesado que el anterior, se comporta con encomiable agilidad. Durante nuestra toma de contacto pudimos comprobar que la dirección del nuevo A3 es muy suave en parado, pero al mismo tiempo precisa en carretera gracias a que unos sensores detectan tanto la velocidad del vehículo como la velocidad de giro, adaptando de esta forma la respuesta al ritmo del conductor.
Y es que la dirección recurre a un novedoso sistema de asistencia eléctrica que controla no solo la resistencia al girar el volante, si no que además puede llegar a compensar las fuerzas trasversales en caso de viento lateral o inclinación de la calzada. El "Servotronic", como ha sido bautizado, evita de esta forma que el conductor tenga que ir con el volante ligeramente descentrado para circular en recta compensando estos inconvenientes. Además los técnicos alemanes aseguran que ahorra en torno a dos décimas de litro de combustible cada 100 kilómetros, porque el servo sólo entra en funcionamiento cuando se detecta movimiento en el volante.
Las suspensiones delanteras son bastante clásicas, recurriéndose a columnas McPherson con triángulos inferiores. Van montadas sobre un subchasis y la barra estabilizadora va anclada mediante un tirante al brazo de la suspensión, a diferencia del modelo anterior. Respecto a la suspensión trasera se recurre a un nuevo sistema de cuatro brazos trasversales con tirantes longitudinales. Lógicamente posee estabilizadora y amortiguadores y muelles no están integrados en el mismo conjunto, aunque en ambos casos su posición es vertical.
Nos quedamos con las ganas de probar las cajas de cambios "alternativas" que se podrán incorporar al A3. Tanto el cambio manual automatizado DSG como la caja automática Tiptronic de seis relaciones prometen mucho y fueron los grandes ausentes en la presentación internacional, junto con el motor 3.2 V6 de 250 caballos. No obstante, la caja de cambios manual de seis velocidades que será equipamiento de serie en las versiones 2.0 FSI y TDI nos sorprendió con un comportamiento más preciso, agradable y deportivo que en otros modelos de la marca que también incorporan este tipo de trasmisión. Da la impresión de que ha sido objeto de un positivo repaso y su uso resulta excelente.
En cuanto al aspecto en vivo destaca la gran robustez de la zaga, con mucha chapa y poco cristal que pasa factura a la visibilidad trasera. Además frontalmente la forma más afilada de las ópticas le otorga un estilo muy agresivo, mientras que la parrilla es ahora mucho más amplia abarcando tanto la parte superior como la inferior del parachoques, en la línea de las últimas creaciones y prototipos de Audi.
Carlos Lera, Autocity
2 de abril de 2003
Versiones y precios
VERSIONES Y PRECIOS

a fondo :: Audi A3 3

Desde su llegada al mercado el próximo mes de mayo el A3 dispondrá de tres motores, los gasolina 1.6 (102 cv) y 2.0 FSI (150 cv) y el novedoso y esperado diesel TDI con dos litros de cilindrada, 16 válvulas y 140 caballos. Un mes más tarde se pondrá a la venta otro diesel basado en el actual propulsor TDI de 1.9 litros y ocho válvulas, con una potencia de 105 caballos. Para disponer de los cambios DSG y Tiptronic de seis relaciones así como de la tracción total y el poderoso motor 3.2 litros de 250 caballos habrá que esperar al menos hasta el último tercio de 2003.
El nuevo TDi de dos litros recurre a las cuatro válvulas por cilindro. Su progresividad y empuje a medio régimen es sencillamente excelente; posee el gran poder a medio régimen de los TDi más dotados pero unido a un funcionamiento suave, sin la acusada "patada" que caracterizaba a los anteriores motores potentes de la saga. Además es claramente más silencioso y estira mejor a alto régimen. Ofrece 140 caballos a 4.000 revoluciones y un par de 320 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm, el mismo que dará la versión V6 de gasolina con 250 cv.
Al TDi de 105 caballos, cuya base es la misma de los conocidos hasta ahora, no le encontramos ninguna diferencia respecto a estos en los kilómetros en que dispusimos de él. Tiene fuerza en la zona media del cuentarrevoluciones y la buena cifra de par (250 Nm) lo convierte en un excelente rodador; pero solo una mayor diferenecia de precio respecto al nuevo 2.0 podría compensar la ausencia de sexta velocidad, la mayor rudeza de funcionamiento y el ruido mecánico más elevado respecto al nuevo motor.
En cuanto a los propulsores de gasolina, se podrá elegir entre un 2.0 de inyección directa y un 1.6. Este último procede del anterior A3 y tiene una potencia de 102 cv a 5.600 rpm, muy justa para mover con alegría la mayor masa del nuevo modelo pero suficiente para suponer un punto de acceso a la gama.
El 2.0 FSI, ya conocido del A4, rinde 150 caballos y funciona con suavidad pero sin el brío que se espera de su potencia, aunque es muy agradable de conducir siempre que se mantenga en la zona de máximo rendimiento, resultando a cambio más silencioso y refinado que el TDI 140 cv.
Se dispondrá de tres acabados en todos los motores: Attraction, Ambition y Ambiente. El acabado Attraction dispondrá ya de un equipamiento básico muy completo, con cierre centralizado con mando a distancia, climatizador automático y volante de cuero. La versión Ambition será aún más completa y poseerá un toque deportivo en muchos detalles, mientras que la definición Ambiente basará su exclusiva imagen en la elegancia y los materiales nobles como la madera y el cuero.