Audi A3 TDI Clubsport: Un A3 muy bien tuneado

Enrique Marco20 may 2008
Con tracción Quattro y 224 cv será la estrella en la multitudinaria fiesta que anualmente se celebra en Lake Wörther, Austria, a finales de mayo. La marca de los cuatro aros ya tiene respuesta para el BMW 123d.
Un A3 muy bien tuneado
Por el momento Audi no tiene planes concretos de lanzar un A3 TDI tan deportivo, potente y tuneado como el modelo que hoy presentamos, el cual, como la mayoría habrán adivinado, es un prototipo. Pero sin duda alguna el Audi A3 TDI Clubsport Quattro será la estrella en la multitudinaria fiesta que anualmente se celebra en Lake Wörther (Austria) a finales de mayo, evento en el que el año pasado el Volkswagen Golf W12 fue el que acaparó todas las miradas.

a fondo Audi A3 TDI Clubsport 1

En principio Audi muestra lo que es capaz de hacer con un Audi A3 TDI, en un momento en el que se acaba de anunciar el A3 renovado y cuyo techo en motores 2.0 TDI es de 170 cv. Estéticamente se ha querido buscar un look típico del DTM (el espectacular campeonato alemán de turismos), con un enorme alerón, generosas tomas de aire y abultados pasos de rueda con los remaches a la vista. Tampoco pasan desapercibidos los tubos de escape o las imponentes llantas de 20 pulgadas con neumáticos 265/30 R20.
La tecnología de este motor permite superar en rendimiento a otro gran propulsor, aunque al que nos referimos sí es de calle: el del BMW 123d de 204 cv. En esta ocasión los retoques mecánicos han elevado la potencia para este Audi A3 TDI Clubsport Quattro a 224 cv y el par motor a 450 Nm, datos que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6,6 segundos. Esta espectacular versión Clubsport lleva la tracción integral Quattro y un cambio manual de seis velocidades cuya palanca presenta un aspecto magnífico.
Como showcar que es, no se han escatimado recursos para alardear de tecnología. Monta discos de freno cerámicos, la suspensión variable Audi Magnetic Ride y el sistema Audi Drive Select, mediante el cual desde el salpicadero se pueden variar parámetros como los controles electrónicos de ayuda a la conducción, respuesta del acelerador, asistencia de la dirección e incluso el sonido del motor.
Por último, decir que la marca de los aros llevará también a la multitudinaria fiesta automovilística austriaca a otro de sus hijos pródigos: el Audi R8 TDI V12.