Audi A3 Sportback 2.0 TFSI Quattro: Supercompacto

Diego Zotes23 may 2005
El concepto del Sportback se asemeja bastante al de Avant, también marca de la casa; pero con el moderno motor turbo de inyección directa de gasolina y 200 caballos unido a su tracción integral, lo de llamarse Sport es más adecuado que nunca.
Inicio
EL SUPERCOMPACTO

a fondo :: Audi A3 Sportback 2.0 TFSI Quattro 1

Con la actual generación del A3 Audi quiso hacer un compacto de carácter deportivo y que además tuviese una carrocería en consonancia, diferenciándose de la tendencia del momento de hacer los coches de este segmento cada vez más grandes y altos, y así lo demostró con el A3 de tres puertas, uno de los más deportivos de su categoría. Pero existe un determinado tipo de clientela que necesita también espacio y practicidad de uso, motivo por el cual se creó el Sportback, cuyo diseño se asemeja al de un Avant.
  Al margen de las demandadas versiones diesel, una de las más interesantes es la que tuvimos oportunidad de probar, con motor 2.0 TFSI de 200 cv y tracción total Quattro. Este coche no es precisamente barato (33.100 euros), pero con él tenemos un compacto deportivo de gran capacidad (hasta 1.120 litros de maletero), con una calidad y prestigio propia de una marca “premium”, y un comportamiento y respuesta mecánica ejemplar.
Encontrarle rivales es realmente difícil, pues sus eternos rivales de Mercedes y BMW, no tienen en los Serie 1 ni en los Sportcoupe un vehículo de similares características. Tampoco el compacto 147 de Alfa Romeo presenta una carrocería parecida; por lo que sólo podríamos enfrentarlo a los compactos “más habitables” en sus respectivas versiones de cinco puertas –Opel Astra, Renault Megane, Mazda 3, etc- o también a algunas realizaciones de reciente comercialización del tipo Mercedes Clase B, que con su motor turbo de 193 cv quizá sea la opción más cercana; o mirando dentro del mismo Grupo Vag el VW Golf Plus, aunque éste no tiene de momento una versión de gasolina tan potente.
Enrique Marco, Autocity
19 de Mayo de 2005

DISENO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Audi A3 Sportback 2.0 TFSI Quattro 2


El diseño del Audi A3 Sportback presentó en su aparición el frontal de los nuevos Audi, el cual en estos días se está imponiendo también en la versión de tres puertas, es decir, con la gran calandra que baja hasta el spoiler. Sin embargo, su aspecto estético por detrás y visto de lado se asemeja al de un A4 Avant, ahora que los familiares presentan formas un tanto deportivas.
Mide 4,29 metros de largo, y no es muy alto para lo que ahora estamos acostumbrados (1,42 metros), mientras que su maletero no se puede calificar de grande (370 litros), pero sí es posible ampliarlo abatiendo los asientos y lograr así una capacidad de carga de 1.120 litros. En el interior encontramos la calidad típica de Audi, y el equipamiento incluye todo lo necesario en un vehículo de los denominados “premium”: airbags frontales y laterales, laterales delanteros y de cabeza para las plazas traseras y delanteras; control de tracción y estabilidad, climatizador multizona, llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos 225/45 R17, y detalles de calidad interior como el volante de cuero, etc.

CONDUCCION

a fondo :: Audi A3 Sportback 2.0 TFSI Quattro 3


Si antes hemos encontrado dificultades para posicionar el Audi A3 Sportback por carrocería, también por conducción es un tanto complicado, ya que sus rivales o bien son menos potentes, o bien son más radicales. El A3 Sportback 2.0 TFSI Quattro es un compacto de cinco puertas muy rápido, pero no un “GTI” puro, ya que en algunos aspectos premia el confort.
Ahora bien, el que no lleve unas suspensiones muy duras no significa que no sea divertido de conducir, pues este vehículo proporciona unas excelentes sensaciones. Hay dos aspectos que marcan el carácter de este coche: la primera el continuo y elástico empuje del motor, y la segunda la eficaz tracción total quattro. Y es que es difícil encontrar un motor turbo de tanta potencia que la entregue de forma tan suave; pero si ésto lo unimos con que la fuerza se reparte entre las cuatro ruedas conseguimos una seguridad y progresividad sobresaliente.
Declara una velocidad máxima de 234 km/h y una aceleración de 7,1 segundos, y por supuesto que nos lo creemos, pero la forma en la que avanza es tan delicada que resulta ser el tipo de coche que no parece correr tanto como en realidad lo hace. Quien disfrute con las reacciones nerviosas y vivas de un GTI de similar potencia quedará un tanto defraudado con el comportamiento del A3 TFSI, pero quien busque una conducción rápida pero a la vez segura y relajada tendrá en este coche una de las mejores opciones del mercado. Como colofón su gasto de combustible es moderado para sus prestaciones (8,9 l/100 km como media), muy inferior a los V6 de similares prestaciones
El cambio manual de seis velocidades funciona muy bien, como era de esperar en un Audi, y la frenada y tacto de la dirección no admiten pegas. Hemos hablado de eficacia, seguridad y suavidad; porque es realmente lo que caracteriza a este modelo, pero para los amantes de la mecánica y la conducción deportiva este Audi todavía nos sorprende con un toque emocional: el silbido del turbo, nunca molesto pero sí audible y provocativo en determinadas circunstancias.