Astra Coupé Turbo: Tope de gama

Diego Zotes30 nov 2000
Inicio
ASTRA COUPÉ TURBO

Opel ha completado su nueva gama Astra Coupé con una versión de alto rendimiento, el tope de gama Turbo. Este coche deportivo de 190 CV con su motor de 2.0 litros con turbocompresor, combina un rendimiento y una manejabilidad excelentes con el alto nivel de refinamiento de su planta motriz. El elegante coche deportivo de dos puertas acelera de cero a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanza de una velocidad máxima de 245 km/h. Con capacidad para cuatro adultos y un espacio de 460 litros para el equipaje, este coupé de gran estilo es algo más que un coche de altas prestaciones, ofreciendo un gran nivel de confort, comodidad y funcionalidad.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 1

El diseño del turbocompresor del motor de 2.0 litros ECOTEC establece nuevas normas no sólo en cuanto a potencia, sino también en lo que a construcción ligera y respeto medio ambiental se refiere, subrayando la experiencia de Opel en el desarrollo de motores. Esta unidad turboalimentada dispone de la mejor relación peso-potencia de la gama de motores de Opel y ya está preparada para cumplir las exigencias de la norma Euro 4 sobre emisiones de escape, que no entrará en vigor hasta el año 2005. El consumo de 8,9 litros de gasolina súper cada 100 kilómetros (EC 99/100) resulta sobresaliente para un coche deportivo de este calibre.
Diseño
DISEÑO

Con su elegancia intemporal, el Turbo se caracteriza por el mismo lenguaje de diseño que las otras versiones del Astra Coupé. Unas proporciones dinámicas con una forma pronunciada en cuña, unas superficies tersas y un techo arqueado con unas líneas suavemente fluidas. Las ventanillas laterales sin marco y los pilares B en negro se combinan para formar una vista lateral armoniosa, con las lunas tintadas, las manillas de las puertas, los espejos retrovisores, faldones y molduras de protección lateral, en el color de la carrocería para redondear un cuadro completo. En el desarrollo de este coupé de dos puertas, el equipo de diseño de Opel trabajó íntimamente con sus socios de Bertone; el Astra Coupé se monta en la moderna planta de montaje de este famoso constructor de carrocerías en las afueras de Turín.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 2

El estilo dinámico de la carrocería del coche contribuye de forma destacada a su rendimiento sobresaliente. Su forma aerodinámica le da al Coupé un coeficiente de resistencia aerodinámica Cx = 0,28, mientras que el discreto labio del alerón trasero proporciona fuerza estabilizadora hacia abajo a las ruedas traseras. Al igual que los otros modelos del Coupé, el Turbo de alto rendimiento posee una carrocería totalmente galvanizada, con una garantía antiperforación por corrosión de 12 años, que contribuye a garantizar el mantenimiento de su valor.
El Turbo dispone de características distintivas que subrayan su papel como el de más alto rendimiento de la gama coupé. Además de sus grupos ópticos traseros en cristal oscurecido y la banda cromada de la parte trasera, que adorna también a las dos otras variantes de Coupé, entre las características del diseño del Turbo se incluyen las exclusivas llantas de aleación ligera de cinco radios y 17 pulgadas, el distintivo Turbo en la parte trasera y un tubo de escape cromado de forma ovalada. La nueva pintura metalizada Azul Europa está reservada a esta versión, que resulta la más deportiva de la gama Astra Coupé.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 3

Seguridad
SEGURIDAD

La gran manejabilidad y los amplios márgenes de seguridad del Astra Coupé Turbo han resultado posibles debido a la extremada rigidez de la carrocería y al chasis deportivo DSA (Seguridad Dinámica). Entre las medidas específicas para adaptarse al alto potencial de prestaciones se incluyen unos ajustes más firmes en la dureza de los muelles y amortiguadores y un incremento de 10 mm. en el ancho de vías, tanto la delantera como la trasera. Para garantizar una estabilidad en las curvas y en las frenadas dignas de un coche deportivo, los técnicos del Centro Internacional de Desarrollo Técnico de Opel eligieron, asimismo, unas llantas (7.5J x 17 pulgadas) y unos neumáticos (215/40 R 17 W) más grandes e incrementaron el tamaño de los discos de freno delanteros hasta los 308 mm. (280 mm en las otras dos versiones del Astra Coupé).

a fondo :: Astra Coupé Turbo 4

El Turbo dispone, también, de un Programa Electrónico de Estabilidad (Electronic Stability Program), que integra y coordina el ABS, la distribución electrónica de la presión de frenado (EBD) y el sistema de control de tracción. Utiliza sensores de velocidad en las ruedas así como otros sensores adicionales para controlar el ángulo de la dirección, el índice de inclinación de la carrocería y la aceleración lateral, para identificar el sentido de marcha deseado por el conductor y compararlo con los desplazamientos reales del coche. Si los sensores detectan una desviación de la dirección deseada, el sistema devuelve al coche a su trayectoria correcta mediante la aplicación individual y selectiva de los frenos en las ruedas correspondientes.
La versión de 1,8 litros del Astra Coupé, que se ha puesto a la venta en España a principios de este otoño, ofrece una potencia de 125 CV y desarrolla un par máximo de 170 Nm. Esto hace que el Coupé acelere de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos y a que alcance una velocidad máxima de 210 km/h. Los consumos de combustible son extremadamente bajos (una media de 7,8 l/100 km según la norma EC 99/100). Al igual que las versiones de 2,2 litros, cumple la norma de emisiones Euro 4. Todos los Coupés se benefician de una mayor economía y comodidad de servicio. Los cambios de aceite se han ampliado hasta los 30.000 y los intervalos de servicio hasta los 60.000 km, subrayando una vez más los altos logros tecnológicos de Opel y su orientación constante hacia el cliente.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 5

Tecnología
TECNOLOGIA

El motor, un 2.0 de 190 CV, resulta, un modelo de desarrollo eficaz. Todos los componentes específicos del turbocompresor han sido acomodados sin modificar la carrocería o el compartimento del motor. En el sistema de turbocompresor integral del Astra Coupé se han combinado en un solo módulo el colector de escape y la carcasa de la turbina junto con otros componentes. Entre sus ventajas se incluyen unas dimensiones compactas y un peso reducido. Además de haberse sometido a las pruebas de fiabilidad y alta resistencia de Opel, el Turbo ha sido objeto de un cierto número de programas de ensayo especiales, algunos de los cuales son de una severidad mayor de lo normal. Estos incluyen ensayos en invierno y en verano en altitudes extremas. El resultado es un diseño probado que queda reflejado por la ampliación de los intervalos de servicio. Al igual que con los otros modelos de la gama Coupé (y la mayoría de los turismos Opel), los cambios de aceite y los intervalos de inspección se han ampliado hasta los 30.000 y 60.000 kilómetros respectivamente.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 6

El turbocompresor va conectado a los circuitos de refrigeración y engrase del motor mediante tuberías independientes. Un radiador de aceite garantiza la estabilidad térmica del motor y de sus elementos auxiliares. El radiador del aire de la admisión (intercooler) aumenta el volumen de aire que entra en el motor favoreciendo, de esta forma, la eficacia y el par motor. Un sistema computerizado de última generación es responsable de la gestión completa del motor. Entre otras cosas, controla la presión de sobrealimentación utilizando una válvula de descarga y una válvula rotativa, que van integradas, asimismo, en el módulo del turbocompresor. El acelerador electrónico (accionamiento por cable), el indicador de la masa de aire por película caliente, la inyección de combustible secuencial, el encendido directo mediante bobinas individuales y el control de detonaciones de forma selectiva por cilindros están coordinados también por el sistema de gestión electrónico.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 7

En carretera, el turbocompresor integrado resulta notable por su respuesta inmediata a los requerimientos del acelerador y por su elasticidad incluso a regímenes muy bajos del motor. El corto recorrido del flujo, entre el conducto de escape del motor y la turbina, y la baja inercia del turbocompresor compacto favorecen las características a las que los técnicos se refieren como par a bajas velocidades, contribuyendo a una conducción relajada a cualquier velocidad. La curva del par se eleva de forma sorprendentemente acusada desde casi la velocidad de ralentí y alcanza su valor máximo de 250 Nm a sólo 1.950 rpm y una presión máxima de sobrealimentación de 1,84 bar. La impresionante fuerza de empuje permanece disponible hasta las 5.300 rpm, que es casi la velocidad (5.400 rpm) a la que desarrolla su potencia máxima. Como resultado, no es fundamental cambiar de velocidad en una amplia gama de revoluciones.
La síntesis de la alta potencia y del gran nivel de refinamiento se hace evidente en la impresionante respuesta y elasticidad del Turbo. La recuperación se efectúa de forma rápida y suave, sin tener que cambiar de velocidad. En cuarta, sólo se tardan 12 segundos en pasar de 40 a 100 km/h. En quinta, el Turbo acelera de 80 a 120 km/h en sólo 9,5 segundos. El Astra Coupé más potente consume sólo 8,9 litros de gasolina súper cada 100 kilómetros. Las cifras de consumo urbano/extra-urbano son de 12,5 y 6,8 l/100 km respectivamente.
Altas prestaciones combinadas con uin bajo consumo de combustible
Acelerando de 0 a 100 km/h en sólo 7,5 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 245 km/h, el Astra Coupé Turbo es un coche con las prestaciones de un pura sangre. Todo su potencial está disponible para explotarlo siempre que se necesite. El sistema de gestión electrónico del motor proporciona potencia adicional para una aceleración a plena carga, permitiendo superar la velocidad de corte del motor de 6.400 rpm en 400 rpm, durante periodos cortos de tiempo, para garantizar una transición ideal entre velocidades.
También se emplea una tecnología muy avanzada en el tratamiento de las emisiones de escape. Los elementos contaminantes se convierten en sustancias inofensivas mediante un sistema de doble catalizador que comprende un catalizador primario próximo al motor, que empieza a funcionar rápidamente, y un catalizador principal para volúmenes grandes. Para conseguir la relación máxima de conversión, los técnicos de Opel eligieron el metal, en lugar de los materiales cerámicos, para el substrato que soporta el recubrimiento de metal precioso del catalizador. Para controlar el proceso de la combustión se emplean dos sensores de oxígeno. Uno se encuentra por delante del catalizador primario y controla la composición de la mezcla aire/combustible, mientras que el segundo, que se encuentra por detrás del catalizador principal, se utiliza para fines de diagnóstico. Gracias a este concepto avanzado, el Astra Coupé Turbo cumple la norma de emisiones Euro 4 que entrará en vigor en el año 2005.
Turbo
DESARROLLO DEL TURBOCOMPRESOR

El principio es bien conocido y continúa siendo inmutable. Una turbina en el flujo de los gases de escape acciona el rotor de aletas de un compresor montado sobre un eje común y alimenta con una cantidad extra de aire al motor para elevar su rendimiento volumétrico. Esto produce un incremento significativo del rendimiento y del par. Mientras que los motores diesel y los turbocompresores se han considerado, desde hace tiempo, como dos socios perfectos, los motores de gasolina turboalimentados solían tener una imagen negativa, ya que se les consideraba a menudo como bebedores insaciables de gasolina, poco fiables y caros.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 8

Sin embargo, era más una cuestión de desarrollo técnico insuficiente que de incompatibilidad fundamental. Todavía no era el momento o, para ser más precisos, los materiales no estaban listos aún para cumplir los requisitos térmicos. Mientras que en los setenta, por ejemplo, los rotores de las turbinas se fabricaban en acero fundido, ahora muchos de ellos se fabrican de aleaciones de titanio y aluminio.
Pero el papel principal para ayudar a los turbocompresores a conseguir su aceptación lo desempeñaron los motores diesel, especialmente en el sector del camión, en el que gracias a las menores temperaturas de los gases de escape, éstos abrieron el camino hacia el éxito. A medida que se conseguían avances adicionales, sus ventajas fundamentales se hacían evidentes, tanto para los motores diesel como para los motores de gasolina de los turismos. Gracias a su alta potencia, los motores turboalimentados de cuatro cilindros, en particular, resultan más ligeros, más compactos y más baratos en comparación con los motores de seis y ocho cilindros equivalentes. Resultan, asimismo, superiores en lo que se refiere al respeto del medio ambiente, ya que disponen de un menor consumo de combustible y de menores niveles de emisiones de escape.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 9

Opel puede presumir de haber desempeñado un papel importante en la historia del turbocompresor en los motores de gasolina. Ya en 1991, demostró de manera convincente, el potencial de su combinación en términos de rendimiento, sonoridad, consumo y niveles de emisiones de escape con su Calibra Turbo. El nuevo Astra Coupé Turbo representa un paso evolutivo adicional en esa dirección, estableciendo, asimismo, nuevas normas de refinamiento y de entrega suave de la potencia.
Historia
HISTORIA DE LOS COUPES DE OPEL (1961-2000)

Con su nuevo Astra Coupé, Opel AG continúa una tendencia constante que comenzó a principios de los años 60 y se convirtió en un elemento habitual y de enorme éxito en su gama de productos: la producción de fascinantes versiones coupé de modelos Opel, con un sentido emocional que los sitúa muy por encima de su fin intrínseco de movilidad avanzada. En 1961, Opel sorprendió a la industria del motor con una carrocería basada en el modelo de éxito Rekord P2. El Rekord P2 Coupé difería enormemente de los modelos de tres volúmenes y añadía una hasta ahora desconocida cualidad individual a esta línea de modelos de producción en serie. La receta para esta recién creada clase de coches era: su carrocería de dos puertas con líneas bajas y deportivas, pero manteniendo la fiable tecnología de gran serie y un precio muy atractivo. Opel ya había producido modelos coupé en los años 30, pero el verdadero avance solo llegó con el Coupé P2. En un plazo de dos años, más de 33.000 clientes de Opel habían respondido a la publicidad Rekord Coupé un "Coche del que te Enamorarás" y habían escogido este modelo, que costaba sólo unas 653.000 pesetas. El precio del coupé en su debut en la escena de la producción a gran escala era alrededor de 60.000 pesetas más caro que el tres volúmenes con igual equipamiento, pero con mucha mejor relación valor/precio que los modelos especiales de los pequeños carroceros. La compaa Autenrieth de Darmstadt, por ejemplo, cargaba un 50% por encima del precio recomendado cuando transformaba un sed᭡n en coupé.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 10

Siguiendo este comienzo de la historia del coupé, existía claramente una enorme demanda potencial en este particular tipo de vehículos. Consecuentemente, Opel desarrolló y dise versiones coupᳩ en varias categorías de modelos. La gama de productos coupé se amplió desde la familia de los Kadett, a través de los Rekord o Commodore de los años 60 y 70, hasta llegar a los modelos de lujo como el Admiral V8 Coupé o el Monza, que estaba basado en el Senator. El diseño más radical apareció en 1968, cuando el atractivo estilo del biplaza Opel GT causó sensación. En 1970, Opel dio también un similar y audaz paso hacia adelante con el coupé de cuatro plazas. El Manta A fue un modelo completamente independiente que sólo compartía ciertos componentes técnicos con el Ascona.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 11

Todos los Opel coupés de este periodo se han convertido en clásicos muy cotizados, pero no son de ninguna manera demasiado caros de adquirir y mantener, gracias a la utilización de componentes de producción en serie. Un área específica del mercado de coches clásicos está dedicada a la supervivencia de modelos individuales y exclusivos, y esto se puede observar también en las versiones de modelos descapotables. Mientras que los atractivos sedán de una determinada gama de modelos no tienen una demanda tan fuerte y desaparecen gradualmente del mercado, los coupés tienen una demanda estable debido a su individualidad. Incluso el Calibra, lanzado al mercado por primera vez en 1989 y en producción hasta 1997, se ha convertido ahora en un coupé clásico. En el primer lugar se encuentra la versión Turbo 4x4, que apareció en 1992 y que a un precio de unos 4.300.000 Ptas. ofrecía una tecnología avanzada junto con una carrocería eternamente elegante: tracción permanente a las cuatro ruedas con un acoplamiento viscoso para la distribución variable de la potencia, un motor de 204 CV con un nuevo tipo de sistema integral de turbocompresor, una caja de cambios de seis velocidades y unas características de equipamiento de acuerdo con los requerimientos actuales.
El Astra Coupé es una afortunada incorporación a la actual gama de modelos. El Tigra, que apareció en 1994, ha supuesto el coche de acceso al mundo de los Opel coupé, y atrae principalmente al público joven o personas solteras. El Astra Coupé, no obstante, está enfocado a un sector de público más amplio en los modelos compactos de tamaño medio. La elegante y deportiva carrocería ofrece una gran cantidad de espacio, la oferta de motores es garantía de altas prestaciones con bajo consumo y mínimas emisiones del escape. Una amplia lista de equipamiento de confort y seguridad constituye la clave de una conducción segura y relajada y sus interesantes precios incrementan aún más el atractivo de este modelo.
El Astra Coupé demuestra nuevamente la experiencia de Opel en este segmento de mercado, que está basada en casi cuarenta años de experiencia en el desarrollo de versiones de modelos como éstos. El éxito que realmente puede tener esta consistente inclusión de los coupés en la gama de productos se puede comprobar echando un vistazo a las estadísticas. Desde 1961, Opel ha introducido al mercado 19 familias de modelos con un total de 75 diferentes versiones de los modelos y ha consolidado su posición como líder de mercado. Hasta comienzos de este año, el número de matriculaciones de Opel coupés nuevos había alcanzado casi los dos millones y medio.
Mercado
MERCADO

En estos últimos años, cada vez más clientes han utilizado la elección de un coche para expresar su individualidad. La demanda de una excepcional diversión en la conducción ha llevado al crecimiento de nichos de mercado en los que la atracción emocional resulta un factor decisivo. Un buen ejemplo de ello es el sector de coupés, que ha conseguido el 1,9 por ciento del mercado europeo en 1999, con casi 388.000 unidades (en comparación con las casi 270.000 unidades de 1995). Los clientes alemanes y británicos han sido particularmente entusiastas de los coupés, impulsando las cifras en sus respectivos mercados hasta unos impresionantes 2,4 y 3 por ciento respectivamente (100.000/74.000 unidades). Los clientes en Francia (57.000 unidades, es decir un 2,2 por ciento) y en España (54.000 unidades, que representa el 3,1 por ciento) han mostrado, asimismo, un creciente interés por este tipo de coches. Es incuestionable que, como uno de los principales fabricantes europeos de coches y como marca con una gran tradición en coupés, Opel tiene que desempeñar un papel significativo en este sector.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 12

Los estudios de mercado demuestran que el nuevo modelo atrae principalmente a un tipo de compradores. Prioritariamente, el Astra Coupé atrae a personas que les gusta la innovación y sobre todo el diseño, personas extrovertidas, principalmente hombres de entre 30 y 40 años de edad, que buscan un coche que refleje su personalidad, su situación social y profesional y a los que además les gusta disfrutar de la conducción. Adicionalmente, hay otro tipo de comprador que se configura como parejas cuyos hijos ya han abandonado el hogar familiar que desean vivir una segunda juventud.
Ambos grupos está compuestos por clientes que comparten el amor por los coches con estilo, que combinan la elegancia con un señalado sentido del ritmo y altas prestaciones. Mientras que los solteros tienden a inclinarse a favor de una conducción más dinámica y deportiva, los otros prestan mayor atención a la seguridad y al comfort. El Astra Coupé, y en especial el Turbo, ofrece a ambos grupos una forma excelente y accesible de realizar sus sueños en materia de automoción.

a fondo :: Astra Coupé Turbo 13