Aston Martin Vanquish Volante: El gran cabrio 'british'

portadote_dd3508eaa52981eee925b4407.jpg
Raúl Toledano19 jun 2013
A finales de 2013, Aston Martin pone a la venta la versión descapotable (Volante) de su Gran Turismo Vanquish, con una capota de lona de funcionamiento automático y un motor V12 de 573 cv de potencia, el mismo que su hermano cerrado, convirtiéndose en un modelo casi único en el mercado, en todo un gran cabrio 'british'
La elegancia de los descapotables británicos, a escena. Es la última perla de Aston Martín, el Vanquish Volante, una carrocería que recupera el tradicional techo de lona de los cabrios de antaño y que unifica elegancia, disfrute y prestaciones en un mismo cuerpo, como sólo Aston Martin sabe hacer. Se sabe su fecha de comercialización, finales de 2013, pero no su precio, aunque el modelo cerrado o cupé, el Vanquish a secas, cuesta 300.000 euros, una factura al alcance de muy pocas carteras.
Sustituto del Aston Martin DBS Volante, el nuevo Vanquish descapotable únicamente estará disponible en la configuración de 2+2 plazas, sin opción de suprimir las plazas traseras como sí ocurre en la carrocería cupé. La capota en cuestión, textil, se puede plegar y desplegar automáticamente con un botón en el habitáculo, completando cada una de las operaciones en 14 segundos. La capota, que se esconde tras las jorobas de las butacas traseras, no resta espacio de maletero al plegarse: son siempre 279 litros de capacidad (el cupé cubica 389 l) que no es un mal dato para un placentero viaje en pareja.La capota de lona, de accionamiento automático, se pliega o despliega en 14 segundos
El otro dato que Aston Martin facilita relacionado con las dimensiones de su Vanquish Volante es la longitud total, de 4,69 metros, idéntica a la del gran turismo Vanquish. Con estas dimensiones, un chasis realizado en fibra de carbono y aluminio, con aleaciones de magnesio en otras zonas de la estructura, el peso final del Vanquish Volante es de 1.844 kg, esto es, 105 kg más que la carrocería cerrada.
La estructura cabrio supone una sobrecarga de 100 kg respecto al Vanquish cerrado
Este dato es el principal causante de que las prestaciones del Vanquish Volante sean ligeramente inferiores al Vanquish, ya que ambos comparten mecánica V12 de 6.0 litros y 573 cv de potencia (a 6.750 rpm) con una transmisión automática de seis relaciones “Touchtronic 2”, con una velocidad punta calcada de 295 km/h, pero una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,3 segundos, dos décimas más lento para nuestro lúdico descapotable británico. Con una distribución de pesos 51:49, Aston Martin dice que los ajustes de la suspensión (independiente en cada rueda y doble triángulo) en el Vanquish Volante son distintos con el objetivo de mitigar los efectos dinámicos de un modelo descapotable.

vanquishvolanteapoyo_b3b7338ddc34c3bcf1f39964f.jpg

Por último, el lujo siempre tendrá un hueco en un Aston Martín. Un lujo tan excesivo que se aprecia en la factura y en los pequeños detalles como un parabrisas delantero sin marco superior rematado en aluminio, sino que es una prolongación textil para cuando capotemos cause un efecto más vistoso. Tampoco faltarán materiales y guarnecidos en piel, incluso aplicaciones en madera, dentro de un catálogo de opciones variado que se corona con un equipo de audio Bang & Olufsen de  1.000 W que adapta su funcionamiento a la posición de la capota. Con todo esto que os hemos contado –Gran Cabrio, techo de lona, motor V12-, las alternativas a él en el mercado son pocas, si acaso el Maserati GranCabrio MC con motor V8 de 450 cv pero bastante mas barato (160.000 euros).Por precio, lujo y prestaciones, este gran cabrio únicamente puedo encontrar oposición en el GranCabrio MC de Maserati