Aston Martin V12 Vantage S Roadster: El cabrio británico más excitante

portada_vvantagesroads_7ee5d3ff1f16d9cf044f1ed7e.jpg
Enrique Marco05 ago 2014
Aston Martin lo desvelará antes de lo previsto, concretamente el próximo 14 de agosto en Pebble Beach. Se trata del descapotable más excitante y radical de cuantos ha fabricado la marca británica hasta la fecha. Con 573 cv acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza los 324 km/h.  
Aston Martin mostrará al público por primera vez el próximo 14 de agosto en Pebble Beach (California. USA) el descapotable más excitante y deportivo que jamás había fabricado la centenaria firma británica: el V12 Vantage S Roadster. La cita californiana, en la que se celebra uno de los dos concursos de elegancia para coches clásicos más famosos del mundo (el otro es el de Villa d’Este, en Italia), será finalmente donde Aston Martin presentará su último modelo, adelantándose así a su puesta de largo inicialmente prevista para octubre en el Salón de París, donde el público parisino también lo podrá ver por primera vez en Europa.
Conocido ya el año pasado el Aston Martin V12 Vantage S con carrocería coupe, de la versión descapotable todo lo que podemos decir era ya de imaginar; pues comparte estética, motor y soluciones técnicas.  Pocos cabrios deportivos estarán a la altura del nuevo modelo británico, un selecto club que estará encabezado por los Porsche 911 Turbo Cabrio y Ferrari California T, a diferencia del Aston ambos sobrealimentados.

vvantagesroads_x_94e22df9fe1cb5a124061c08e.jpg

El Vantage es el más pequeño y manejable de los Aston Martin, pues sólo mide 4,38 metros de largo (por los 4,70 metros que miden el resto de deportivos). Está disponible desde 132.000 euros con los motores V8; pero cuando se decidió montar en esta carrocería la mecánica V12 se convirtió en uno de los más radicales. La actual versión descapotable tope de gama (con 517 cv) cuesta 232.000 euros, pero nuestro protagonista de hoy superará a buen seguro ese precio al ser significativamente más potente y especial.A falta de conocer el precio exacto, esta versión tan radical de Aston Martin rondará los 250.000 euros
Con el motor V12 de 6 litros de cilindrada y aspiración normal, pero con una tecnología derivada de la competición, se logran extraer 573 cv de potencia y 620 Nm de par. Esta versión viene asociada al cambio automático debidamente puesto a punto para la ocasión, un Sportshift III de 7 velocidades. Con esta configuración este purasangre británico es capaz de alcanzar los 324 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en  4,1 segundos (un tiempo, no obstante, con el que no puede presumir de la rapidez de los antes mencionados Porsche o Ferrari turboalimentados).

vxb_f2dae540ed1f7f162ec01b306.jpg

Por lo demás, decir que las diferencias de esta versión respecto al resto de la gama Vantage son apreciables a primera vista, con numerosas piezas y elementos aerodinámicos en fibra de carbono, llantas exclusivas y unos discos de carbono para soportar mejor un uso muy intensivo. Escape más ligero y sonoro, diversos programas de conducción, suspensión adaptativa, aligerado de peso, con neumáticos específicos de gran achura (295/30 ZR19 en el eje trasero)… toda una serie de modificaciones en las que ha influido y mucho la experiencia de la firma británica en las diferentes competiciones de GT en las que participa. Sin duda alguna, el Aston Martin V12 Vantage S Roadster es uno de los descapotables más excitantes de cuantos se comercializan, y uno de los pocos que sigue confiando en una mecánica atmosférica de gran cilindrada.  Es una versión muy excitante y competiva, aunque no puede igualar en aceleración a los 911 Turbo o California T