Aston Martin V12 Vantage S

0
En el año en el que Aston Martin celebra sus 100 años de historia, el primer modelo de producción que presenta la marca británica es el V12 Vantage S; o lo que es lo mismo, una versión potenciada, aligerada y afinada del deportivo más pequeño de la marca, el ya existente Vantage (con motores V8 y V12 desde 132.000 €). No obstante, dada la ligereza y potencia de esta excitante versión, el modelo que hoy nos ocupa se convertirá en una opción tan exquisita o más que la de los dos deportivos más grandes: DB9 y Vanquish.

El motor 6.0 V12 de Aston Martin gana 56 cv para elevar la potencia hasta los 573 cv a 6.750 rpm. No se ha facilitado la cifra de aceleración de 0 a 100 km/h, que a buen seguro bajará de los 4 segundos, pero sí su peso (1.665 kilos) y su velocidad máxima (330 km/h).
Con estas cartas el Aston Martin más cañero de la actual gama de la marca se enfrentará sin complejos a los líderes de la categoría: Ferrari 458 Italia, McLaren MP4-12C, Mercedes SLS AMG, Audi R8 V10 Plus o el próximo Porsche 911 Turbo, al cual se le espera para septiembre, entre otros. De precio, si tenemos en cuenta que el V12 Vantage “normal” de 517 cv cuesta 202.000 €, esta nueva versión racing de 573 cv debería rondar los 225.000 euros, que es más o menos lo que cuestan los rivales antes mencionados.

Estéticamente la nueva versión S del V12 Vantage destaca por las numerosas piezas de fibra de carbono, tanto en el capó como en los spoilers o incluso en las inserciones del interior. En el habitáculo, además de lujo y la calidad habitual de la marca, nos encontramos con unos asientos más deportivos y llamativos. También son nuevas las llantas de aleación de 19 pulgadas pintadas en negro, que montan neumáticos Pirelli PZero Corsa en medida 255/35 ZR19 delante y 295/30 ZR19 detrás.El nuevo V12 Vantage S se diferencia claramente del resto de la gama por sus elementos de fibra de carbono
En cuanto a la técnica, no sólo observamos un aumento de la potencia, sino que debuta una nueva caja de cambios Sportshift de 7 velocidades (25 kilos más ligera que la anterior caja de seis marchas), una suspensión adaptativa en tres modos de funcionamiento (Norma, Sport y Track), una dirección ZF muy directa y con dos modos de uso (Normal y Sport) o un nuevo sistema de escape más ligero y más sonoro. Para toda la puesta a punto se han recogido datos de la experiencia de Aston Martin en competición, ya que el Vantage participa en diversos campeonatos de GT’s.