Aston Martin Cygnet: Superdeportiva en terreno desconocido

a fondo Aston Martin Cygnet 1
Raúl Toledano13 oct 2010
La marca de lujo Aston Martín acaba de confirmar el lanzamiento para el próximo año 2011 de su primer coche urbano, el Aston Martin Cygnet, con tres metros de longitud
Superdeportiva en terreno desconocido
La marca de lujo Aston Martín acaba de confirmar el lanzamiento para el próximo año 2011 de su primer coche urbano, el Aston Martin Cygnet, que con sólo tres metros de longitud pretende ser una alternativa Premium a conceptos más generalistas de marcas como Toyota con su célebre iQ (2,98 m), PSA con su Peugeot 107 (3,43 m) y Citroën C1 (3,43 m), e incluso el minúsculo smart fortwo, de 2.70 metros de longitud. Con el primero de ellos es con el que tendrá una pugna más directa en el mercado europeo y por extensión en el español.
Presentado como prototipo el pasado mes de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra, el Cygnet aparece como una propuesta original que en un principio sólo estará disponible para clientes Aston Martin y que posteriormente, en una maniobra que busca la exclusividad generalizada, se venderá a todo el mundo. Desde la firma se asegura que ahora cualquier persona puede tener un Aston Martin en su casa. Pero, ¿restará este movimiento comercial clientela a una marca que siempre ha buscado el lujo entre las clases más elevadas de la sociedad? La respuesta está por ver, pero que Aston Martin se socialice le puede convertir a medio plazo en una marca más cercana al pueblo, incluso penetrando en otros segmentos, además del que ellos ya dominan con autoridad y un criterio y estilo fuera del alcance de muchos, el de los gran turismos: DB9, DBS, Rapide, Vantage V12
Sin abandonar el lujo y la ostentación, el Cygnet deja de ser un coche de pre-producción para pasar a producción en la planta que la marca tiene en Gaydon, Warwickshire (Reino Unido). De los pocos datos que ha facilitado Aston Martin es que esta unidad cubrirá necesidades de movilidad urbana, con registros de consumos y emisiones realmente bajos. Se le calcula un precio que estará entre los 20.000 y 24.000 euros, lo que actualmente equivaldría a un compacto o incluso a un utilitario de mayor rango (C3, Clio o Fiesta) cargado hasta los topes y con sus motorizaciones estrellas.
Comparado con su rival más directo el iQ de Toyota, la distancia no se antoja tan elevada. La versión de acceso del pequeño artilugio japonés, con un motor tricilíndrico gasolina, tiene un precio de 13.050 euros; y se dispara hasta los 17.750 euros con el propulsor 1.33 Multidrive de 99 cv, sin extra alguno. Teniendo en cuenta que en el Cygnet se incluirán en su precio base sea cual sea definitivamente- asientos, pomo, paneles y volante en tapicerías de cuero, el margen entre el japonés y el británico se estrecha bastante. Aston Martin está abonando el terreno para socializar su marca.