Aspar, considera que las nuevas CRT "son el camino acertado, son el futuro":

Agencia EFE22 oct 2011
El español Jorge Martínez "Aspar", es uno de los primeros propietarios de equipos en hablar alto y claro de la nueva categoría CRT (Claiming Rules Team) que entrará el próximo año 2012 en el campeonato del mundo de MotoGP y sobre la que el cuatro veces campeón del mundo de motociclismo opina que "son el camino acertado, son el futuro".

Las nuevas CRT, motos equipadas con motores derivados de la serie pero con un alto grado de preparación técnica y con chasis especiales fabricados específicamente para estos motores, llegan el próximo año para "engordar" una paupérrima formación de salida de MotoGP y por las manifestaciones realizadas hasta el momento por determinadas escuderías, en pista habrá doce motos oficiales y casi con total seguridad ocho de la nueva categoría CRT.

Todo apunta a que las ocho motos CRT se repartirán de la siguiente manera, dos para Jorge Martínez "Aspar", que negocia con al menos el piloto Aleix Espargaró, dos para Raúl Romero en la escudería BQR, pendiente de confirmar a los pilotos, una para Forward con el estadounidense Colin Edwards, otra para la escudería Laglisse, nueva en el campeonato y también en proceso de negociación con varios pilotos, una más para Fausto Gresini -que tendrá una MotoGP para Marco Simoncelli y una CRT para otro piloto-, y dos opciones por confirmar entre las escuderías PBM e IODA.

Además, por si fuera poco significativo, a partir de 2012 el importante y cuantitativo apoyo económico que habitualmente presta el organizador a los equipos del campeonato, en el caso de MotoGP irá exclusivamente a los equipos del nuevo reglamento "Claiming Rules Team".

"La decisión de este nuevo reglamento y categoría yo creo que no sólo viene dado por la situación económica actual, sino que el vuelco que se va a producir tiene que ser muy positivo para MotoGP, puesto que hasta ahora la alta tecnología sólo está en manos de las fábricas y eso cambiará", explicó a EFE Jorge Martínez.

"No es demasiado justo que los equipos tengan que pagar unas cantidades estrafalarias por disponer de una serie de motos para la temporada y que luego al final de la misma haya que devolverlo todo y las escuderías no tengan nada", lamentó "Aspar".

"Eso sólo quiere decir que son los equipos los que al final pagan a las fábricas por la tecnología que pone en sus manos, pero cuya investigación y desarrollo al final pagamos nosotros y este nuevo reglamento es la mejor manera de cambiarlo todo", recalca el propietario de la escudería más grande del campeonato del mundo.

"Desde luego, desde mi punto de vista las CRT son una idea ciento por ciento acertada y hacía falta dar este cambio, pues sólo hay que fijarse en la Fórmula Uno, en la que existen una serie de motores y los equipos en muchos casos se fabrican sus propios chasis, creo que eso sería lo más acertado", manifestó Jorge Martínez.

Por Juan Antonio Lladós.