Asiento infantil integrado: Volvo celebra su 25 cumpleaños

volvoportada_0828f4e2fdb3121eb9d7ebf23.jpg
Autocity05 may 2015
Volvo celebra en 2015 el 25 aniversario del primer asiento infantil integrado dentro del propio automóvil, un dispositivo basado en un reposabrazos central rediseñado para elevar la posición del niño, de forma que éste pudiera usar el cinturón de seguridad del propio coche.
Ninguna marca más empecinada en lograr un futuro sin accedentes de automóvil que Volvo. Todavía más desde que la corporación sueca anunciase en 2008 su objetivo de que en 2020 ninguna persona fallezca o resulte gravemente herida dentro de un vehículo. Y aunque esta sana obsesión por la seguridad es una tradición inherente a la marca, Volvo ha redoblado sus esfuerzos; sin ir más lejos en lo relacionado con los sistemas de seguridad infantil, el año pasado, en 2014, diseñó una novedosa mochila que en menos de un minuto se hinchaba y se convertía, casi por arte de magia, en una segura silla para niños.
Pues bien para llegar a este punto Volvo ha invertido mucho tiempo y dinero. Data de 1967 la primera silla infantil lanzada por la marca, un simplificado sistema que se desplegaba abatiendo y girando el asiento del acompañante para que el niño viajase en sentido contrario de la marcha. Después llegarían, en la década de los 70 y 80, las primeras sillas infantiles completas y compactas, colocadas en la fila trasera del automóvil y con los peques de la casa viajando de cara al tráfico; y así, en 1978 nació el primer cojín infantil para vehículos.Un simplificado sistema que se desplegaba abatiendo y girando el asiento del acompañante, el 'embrión' de la actual silla infantil
Aunque no sería hasta 1990, hace 25 años, cuando se hizo realidad el primer asiento infantil integrado dentro del propio automóvil, una solución que intentaba elevar la base del asiento para los más pequeños desplegándola del respaldo de la plaza central, como si de un reposabrazos se tratase. De esta manera, el niño podía utilitar el cinturón de seguridad de tres puntos de la plaza central, con lo que se eliminaba la necesidad de usar accesorios de retención infantil para los niños mayores.Una solución ideal por cuestiones de seguridad y confort
En 2003, Volvo creó una evolución del asiento infantil integrado en forma de prototipo, denominado Volvo Versatility Concept Car, y que servía como base para la adaptación de los sistemas de retención infantil ISOFIX, en la actualidad ya obligatorios por legislación europea. En 2007, ya con los ISOFIX de cuerpo presente en los primeros automóviles, Volvo se adelantaba a la competencia y estrenaba en su familiar V70 un cojín alzador integrado en el propio asiento, solución que posteriormente hemos visto en automóviles de otras marcas.
La especialista técnica superior del Centro de Seguridad de Volvo Cars, Lotta Jakobsson, afirmó que la introducción, en 1990, del primer asiento infantil integrado supuso un enorme paso hacia adelante en materia de seguridad infantil. "Una de sus principales ventajas es que se desarrolló como parte del asiento y el cinturón de seguridad está en contacto más directo con el cuerpo del niño, con lo que se elimina la posibilidad de que le quede flojo, como puede ocurrir con los asientos infantiles normales o con los cojines de seguridad", añadió.