Arranca en Madrid la marcha de los indignados por un cambio global:

Agencia EFE15 oct 2011
Minutos después de las seis de la tarde ha arrancado desde la plaza de Cibeles la manifestación de los indignados convocados por varios colectivos, entre ellos el movimiento 15M, que cinco meses después de su primera protesta terminará de nuevo en la Puerta del Sol bajo el lema "Unidos por un cambio global".

La marcha, que no cuenta con autorización de la Delegación del Gobierno en Madrid, y que se suma a las que está previsto se celebren durante todo el día en casi un millar de ciudades del mundo -alrededor de ochenta en España-, ha comenzado a avanzar con una suelta de globos de colores en la calle de Alcalá, recibida con aplausos por cientos de personas.

Cuando el reloj del Palacio de Cibeles marcaba las seis en punto de la tarde los concentrados han efectuado una pitada y una "cacerolada" frente a la puerta principal del Banco de España.

Procedentes de los cuatro puntos cardinales de la región y con pancartas en las que se puede leer "Pisos, no nichos", "Tu botín, mi crisis", "Que paguen la crisis los culpables", "Europa de todos sí, euros para pocos no" o "Europa de gentes, no de mercaderes", la manifestación se está celebrando en un ambiente festivo y sin incidentes relevantes.

Sin pancarta de cabecera, la manifestación ha arrancado al grito de "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste" y ha iniciado la marcha muy lentamente hacia la Puerta del Sol, por la calle de Alcalá.

El monumento a la diosa Cibeles está protegida con una valla y hay escasa presencia policial, aunque un helicóptero de la policía sobrevuela la zona.