Angrois, en fiestas, celebra que el pueblo actuó 'como debía' :

Angrois, en fiestas, celebra que el pueblo actuó 'como debía'  1
Agencia EFE06 jul 2014
El barrio de Angrois, situado a las afueras de Compostela, celebra estos días las fiestas en honor a San Antón con un recuerdo sentido hacia las víctimas del Alvia y también para los propios vecinos, candidatos al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por ser ejemplo de solidaridad.

Los residentes en este núcleo rural se volcaron hace casi un año en ayudar a las víctimas del accidente del Alvia que descarriló a su paso por la curva de A Grandeira y que provocó más de un centenar de heridos y 80 víctimas mortales.

Su heroica labor les hizo merecedores de la Medalla de Oro de Santiago.

Sin embargo, ellos ni se ven como ángeles ni como héroes, sino como seres humanos que ayudan al otro, y por ello esta mañana han preferido mantener el anonimato a la hora de agradecer la opción que tienen a este nuevo premio, impulsada por la Federación de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y que ha recibido más de cien mil firmas de apoyo popular.

'El pueblo ha actuado como debía', ha asegurado a Efe Anxo Puga, presidente de la Asociación de Vecinos de Angrois al ser preguntado por la candidatura al Príncipe de Asturias de la Concordia, que se fallará el próximo 3 de septiembre. Ganar, ha dicho, 'no depende de nosotros'.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, Lita Fernández, ha explicado a Efe que la candidatura para reconocer la labor de los vecinos de Angrois se presentó a finales de marzo y se aceptó en abril, pero todavía hay plazo hasta el próximo día 17 para enviar apoyos a la misma.

Esta federación, que se considera 'protagonista del auge del Camino de Santiago en el siglo XX', cree que 'los méritos de Angrois son suficientes' para optar a esta distinción y, según Fernández, 'sería bueno que la gente del pueblo se sintiera reconocida'.

Un portavoz muy valorado por todos los vecinos es el párroco de Sar, José Porto, nacido en Portas (Pontevedra), y el religioso que oficia las eucaristías en Angrois desde hace cuarenta años.

Un cruceiro con la inscripción 24 de julio de 2013 recuerda la tragedia vivida en esta población, sin más mensajes que ese, para que tenga simbolismo por sí solo.

Los recuerdos, las flores, los peluches, camisetas, amuletos o vieiras de peregrinos se cuentan por decenas en la verja que da al trazado ferroviario.

'Siempre estarás con nosotros Juanan', 'Nunca olvidaremos a los que pagaron con su vida los errores de otros', 'Nunca camináis solos', son solamente algunos de los mensajes.

Numerosas personas han participado este domingo en una misa en la que el accidente del Alvia ha estado muy presente, como también los galardones que han merecido estos vecinos por su enorme solidaridad.

'Hace un año hubo aquí una tragedia pero no podemos estar viviendo del recuerdo del pasado. La mayoría de los aquí reunidos hemos pasado por la circunstancia de haber perdido a nuestros padres y los tenemos presentes, pero queremos avanzar', ha alentado el cura.

El 24 de julio de 2013 'hubo un episodio trágico, tremendo -ha continuado-. Hemos rezado y rezamos por ellos. Pero las víctimas, como nuestros padres, nos dirían que debemos seguir avanzando, que la vida debemos continuarla, porque todos caeremos en el surco de la misma'.

El párroco ha comentado que muchas veces le preguntan acerca de cómo son los vecinos de Angrois y él responde que hace un año en este barrio 'la vida se transformó en acción', una acción 'generosa y desbordante, de unos valores como persona enormes'.

Ha destacado, sobre los premios, que no han pedido 'nada a cambio' por su ayuda y eso 'es lo que os honra'.