Amigos y familiares dan su último adiós a Marco Simoncelli:

Agencia EFE27 oct 2011
Familiares y amigos de Marco Simoncelli participaron hoy en el funeral del piloto italiano en la iglesia de Santa María de la Asunción de Coriano, en la costa adriática italiana, y que fue oficiado por el obispo de Rímini, Francesco Lambiasi.

Junto a los familiares de Simoncelli, fallecido a consecuencia de una caída durante el Gran Premio de Malasia el pasado domingo, se encontraba su novia, Kate Fretti, así como destacados nombres del mundo del motociclismo como Valentino Rossi, gran amigo de "Sic", el también italiano Loris Capirossi, el francés Randy De Puniet y los españoles Jorge Lorenzo y Sete Gibernau.

Asimismo, acudió a dar el último adiós al piloto Fausto Gresini, director del equipo en el que corría Simoncelli, junto con representantes de la casa japonesa Honda.

Cientos de personas esperaban ante la iglesia para despedir a Simoncelli y recibieron los restos mortales del piloto con un clamoroso aplauso a su llegada al templo, donde se ofició el funeral.

El féretro de "Supersic", como se conocía cariñosamente al piloto, estuvo escoltado por un grupo de jóvenes que vestían monos de motociclista y que portaban globos con el número 58 con el que corría el italiano.

Al término de la ceremonia, la salida del féretro estuvo acompañada por la canción "Siamo solo noi" (Somos solo nosotros) del cantante Vasco Rossi, la preferida del piloto.

Los centenares de personas que siguieron el funeral desde fuera de la iglesia volvieron a dedicar un sentido aplauso en recuerdo de Simoncelli a la salida del féretro, que posteriormente fue trasladado al cementerio de la localidad de Coriano para el entierro.

Valentino Rossi fue uno de los encargados de ayudar a sacar del interior de la parroquia una de las dos motos que se habían colocado en el interior del templo durante el funeral y que habían pertenecido a Simoncelli.

Se trata de la Gilera 250 con la que Simoncelli ganó el Mundial de 2008 y la Honda que había usado este año en MotoGP.

A las puertas del templo también fue posible ver cómo Jorge Lorenzo daba un caluroso abrazo al padre de Simoncelli, Paolo.

Según recogen los medios de comunicación italianos, en el libro de condolencias, Lorenzo escribió que le recordará siempre y que siente los roces que tuvieron en el pasado, mientras que el mensaje firmado por Rossi reza: "Te echo de menos".

Por otro lado, más de un millar de personas se reunieron a partir de las 15.00 hora local (13.00 GMT), hora de inicio de la ceremonia, en el circuito de Misano Adriatico, cerca de Rímini, para seguir el funeral a través de las pantallas instaladas para la ocasión.

Desde que los restos mortales de Simoncelli llegaron a Italia el pasado martes, se han sucedido las muestras de cariño en recuerdo del piloto.

Durante la jornada del miércoles, miles de personas acudieron a la capilla ardiente instalada en el Teatro Municipal de Coriano, donde residía la familia de Simoncelli, para despedir al piloto.

En el interior del teatro, además de las motos que condujo el campeón, se proyectó una gran fotografía donde se veía sonriente a Simoncelli, como todos esperan recordarle.

En Coriano, los aficionados tapizaron la fachada del teatro con carteles donde se leen mensajes de adiós y de luto, para "Supersic".