Alzamora afirma que "la realidad es que no podrá correr, tendría que ser un milagro":

Agencia EFE03 nov 2011
El español Emilio Alzamora, director deportivo del equipo de Marc Márquez reconoció sobre la posible participación del ilerdense en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana que "la realidad es que no podrá correr, tendría que ser un milagro y los milagros no existen".

"No deja de ser una sensación extraña en todo el equipo en general, puesto que estamos todos aquí a sabiendas de que no podremos participar en la carrera y hay que aceptar el destino, que no le ha dejado culminar esta obra tan bonita que ha hecho y que le ha permitido conseguir siete victorias y once podios en una temporada que, al principio, nunca habríamos imaginado que fuese así", aseguró Alzamora.

El responsable de la escudería Catalunya Caixa Repsol confirmó que Márquez "llegará esta noche al circuito, ya que viene por carretera con su padre y su hermano y con la esperanza de que haya alguna mejoría, que según explicaron los médicos se puede producir, pero no creo que haya un milagro y lo más positivo es que aunque por el lado derecho todavía ve doble en algunas ocasiones, en el izquierdo sigue con problemas de visión".

"Existe una pequeña posibilidad y por respeto a Marc, en este tipo de ocasiones a veces se puede avanzar más rápido, pero siendo realistas le quedan al menos un par o tres de semanas por delante de recuperación", recalcó Alzamora.

"Marcando del 1 al 10, en Malasia se podría decir que Marc estuvo en un ocho como opción de disputar la carrera y que tras las pruebas que se le realizaron en el Instituto Dexeus de Barcelona estas eran de cinco y va mejorando", estimó el campeón del mundo de 125 c.c. en 1999.

"Lo único que puede hacer en estos momentos Marc es darse tiempo, descansar y no forzar la vista", abundó.

En cuanto a los múltiples homenajes que recibirá durante el fin de semana el italiano Marco Simoncelli, fallecido en el Gran Premio de Malasia, Emilio Alzamora comentó que "la familia, el padre, han mostrado una entereza digna de encomio, pero en algún momento llegarán los primeros síntomas de debilidad y por eso hay que apoyarlos y estar con ellos".

"Todos sabemos que nuestro oficio es peligroso, que conlleva sus riesgos y no es el único pues también sucede, por ejemplo, en el ciclismo, pero la verdad es que cuando pasa con una persona con el carisma, la juventud y potencial de Simoncelli se magnifica todo más si cabe", aseguró Alzamora.

En lo que no mostró un atisbo de duda Emilio Alzamora fue en el hecho de que "ahora hay mucha más seguridad que hace unos años y eso no es cuestionable, pues en las condiciones en que se produjo el accidente, en mitad de la pista y la carrera, no hay seguridad posible", aseguró.