Alonso y Ferrari quieren frenar a Vettel en "casa":

Europa Press08 sep 2011
Ferrari y Fernando Alonso acuden esperanzados a su "casa", el circuito de Monza, escenario desde este viernes del Gran Premio de Italia, decimotercera prueba del Mundial de Fórmula 1, con el objetivo de dar una alegría a los "tifosi" que frene el dominio del alemán Sebastian Vettel (Red Bull).

El germano tiene muy bien encarrilado su segundo título mundial, después de hacerse con la victoria en el trazado de Spa-Francorchamps, en Bélgica, a finales de agosto, que le sirvió para poner fin a su "peor" momento de la campaña y sumar ya 259 puntos, tres más que en 2010.

El actual campeón del mundo aventaja en 92 puntos a su compañero de escudería, el australiano Mark Webber, y en 102 a Alonso, a falta de siete Grandes Premios, por lo que, salvo catástrofe, tiene la corona en su poder, sobre todo tras lo visto este 2011 donde ha estado alejado de los problemas mecánicos, ha sido el único "jefe" de la escudería austriaca y que en carrera, su peor resultado ha sido un cuarto puesto en Alemania.

Sin embargo, McLaren-Mercedes y Ferrari afrontan la cita de Monza esperanzados. Las "flechas plateadas" porque han ganado en cuatro pruebas, repartidas equitativamente entre Jenson Button y Lewis Hamilton, y parecen ser los más regulares para batirse con los "RB7", y los segundos porque corren en "casa" y esperan que esto les sirva de impulso para saborear una nueva victoria.

Alonso dio la mayor alegría de la campaña a Luca Cordero di Montezemolo en Silverstone a principios de julio con el único triunfo hasta el momento, y el asturiano desea dar una alegría a los "tifosi" que le afiance, al menos, en la pelea por el podio del Campeonato del Mundo.

El bicampeón del mundo, con su cuarto puesto en Spa, vio cortada una racha de cuatro podios consecutivos, y sabe que sus opciones pasan por pelear del mejor modo posible en la calificación. Sólo ha conseguido una primera línea en todo el año, en Canadá con una segunda plaza que no le sirvió porque no acabó la carrera, mientras que en Gran Bretaña sí sacó un mejor botín a su tercera plaza. El resto ha sido ver como Red Bull y McLaren le superaban.

Sin embargo, el trazado de Monza, el más rápido del calendario, favorece, en teoría, las prestaciones de los "bólidos rojos", que con la ayuda del DRS, pueden aprovechar para intentar acercarse a los "RB7" de Vettel y Webber, y ser mejores que las "flechas plateadas".

Ferrari, que parece pensar más ya en el 2012, ha ganado ocho de las últimas quince ediciones, y el ovetense ganó en 2010, con "pole position" incluida y poniendo fin a la sequía del "Cavallino Rampante" desde 2006. También se impuso en 2007 con McLaren, también desde la primera línea de la parrilla.

Y es que desde Red Bull saben que el trazado a las afueras de Milán es donde peor rinden, como reconoce el director del equipo, Christian Horner, pero no hay que olvidar que Vettel estrenó su palmarés de victorias en el "gran circo" en este escenario, pero con el equipo filial, Toro Rosso, en la "extraña" temporada de 2008.

En cambio, en 2009 y 2010 sólo pudo ser octavo y cuarto, respectivamente, y Webber no acabó la carrera hace dos años y fue sexto la temporada pasada. De todos modos, el rendimiento ofrecido en Bélgica les hace llegar a ambos con más opciones que antaño.

También contarán los McLaren, donde Button y Hamilton, que no han sido capaces nunca de ganar en este trazado, alternan actuaciones buenas con otras más discretas, pero se presentan como los principales enemigos de los Red Bull.

Por otro lado, el otro español de la parrilla, Jaime Alguersuari (Toro Rosso), tratará de olvidar lo sucedido en Spa, cuando un toque tras el semáforo verde como el brasileño Bruno Senna (Sauber), cercenó todas sus opciones, después de una gran calificación donde fue sexto. En dos apariciones, un abandono (2009) y un decimoquinto puesto (2010).