Alonso y Button pugnan por el subcampeonato:

Europa Press13 oct 2011
El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) tendrá en el Gran Premio de Corea, decimosexta prueba del Mundial de Fórmula 1, una nueva oportunidad de arrebatar el subcampeonato a Jenson Button (McLaren), una vez que Sebastian Vettel (Red Bull) sentenciara el título en Japón.

El bicampeón del mundo español, que vio el pasado domingo como el alemán le arrebataba el honor de ser el más joven con dos títulos en su palmarés, llega un circuito donde el pasado año subió a lo más alto del podio.

El asturiano ansía sumar su segunda victoria de un curso en el que sólo ha vencido en Gran Bretaña, pero ha subido al cajón en otras siete ocasiones, con una brillante segunda plaza la pasada semana en Suzuka, donde aguantó muy bien las acometidas de Vettel.

Además, el año pasado se sobrepuso a todo tipo de adversidades e hizo sonar el himno español en Yeongam en un carrera en la que la salida se tuvo que aplazar por el agua en pista y la escasa visibilidad. Cuando se apagaron los semáforos, se hizo tras el coche de seguridad y después de tres vueltas se paró y se reanudó una hora más tarde.

Sin embargo, Button está en un gran estado de forma. El inglés aumentó a ocho puntos su renta sobre Alonso en la segunda plaza con su tercera victoria del curso la pasada semana en el Gran Premio de Japón.

El campeón del mundo en 2009, que también subió a lo más alto del podio en Canadá y Hungría, está cuajando un brillante final de curso y ansía, también, ofrecer al menos el subcampeonato de marcas al equipo de Woking, con el que pugna con Ferrari.

El flamante bicampeón, Sebastian Vettel, buscará seguir ampliando los récords. Con doce de 15 "poles" a su favor está a dos del registro de Nigel Mansell (14), que le dio el entorchado en 1992. Además, el teutón tiene nueve triunfos y está a cuatro del récord de Michael Schumacher en 2004, con cuatro Grandes Premios aún por delante.

Esos retos permitirían a Vettel, que ha subido al cajón en todas las carreras menos en Alemania, acercar a Red Bull al segundo título consecutivo de Constructores, objetivo principal del equipo de Christian Horner por los beneficios económicos que reporta.

Actualmente la escudería austriaca aventaja en 130 puntos a McLaren, con 172 aún en juego. Así, con un doblete en el trazado surcoreano, que otorga 43 puntos, sería suficiente para revalidar la corona. No obstante, el año pasado ningún monoplaza de Red Bull acabó la carrera en Yeongam.

Del resto de la parrilla, Lewis Hamilton (McLaren), segundo el pasado año, llegará con ánimos de revancha porque acumula cinco carreras consecutivas sin subir al podio y está siendo muy cuestionado por sus últimos errores. También intentará dar un paso adelante el veterano Michael Schumacher (Mercedes), que el año pasado logró su mejor resultado del curso con su cuarta plaza.

Por último, el también español Jaime Alguersuari, que cederá su Toro Rosso en la jornada del viernes al francés Vergne, tratará de volver a los puntos para distanciarse en la general de su compañero Sebastien Buemi. El catalán fue decimoquinto en Japón y vigesimoprimero en Singapur, sus peores resultados de la campaña.