Alonso: "No creo que haya diferencias abismales entre los coches, como en el 2011":

Europa Press20 dic 2011
El piloto español Fernando Alonso (Ferrari)está convencido de que no se repetirán las "diferencias abismales" que este curso permitieron a Sebastian Vettel (Red Bull) proclamarse campeón con cuatro carreras por disputarse.

"Hay optimismo, una sobredosis de optimismo en todos los inviernos de Ferrari igual que en todas las pretemporadas del Real Madrid. Es el mejor equipo de la Fórmula 1 y siempre tienes la obligación de ser campeón del mundo. Cuando no lo haces, el invierno siguiente, Ferrari tendrá 35 páginas y el resto cinco en los diarios y se dirán cosas muy buenas o muy malas, habrá mucha información muy optimista", afirmó Alonso en rueda de prensa.

El bicampeón del mundo reconoció que nada más llegar al "Cavallino Rampante" notó que había "sensación de imbatilidad". "Hay que vivir con ello, somos optimistas, súper competitivos, pero sabemos que los rivales serán fuertes quien gane el próximo Mundial será por una o dos décimas, no habrá diferencias abismales", recalcó.

El asturiano negó que el ambiente se haya vuelto más optimista por el cambio de reglamentación y cree que se debe al "cambio de mentalidad en Ferrari". "Desde mayo o junio que se cambiaron cosas en el grupo técnico, se han mejorado posiciones en el equipo, teníamos algún defensa que jugaba de delantero, y en el coche se han adoptado innovaciones que otros años no hubiese hecho Ferrari por una mentalidad más conservadora", apuntó.

Además, descartó haber vivido "años malos". "No he tenido mal coche. El año pasado llegué líder a Abu Dhabi y este año llegué luchando por el subcampeonato", indicó. Por otra parte, está convencido de que su rendimiento va a subir. "El Red Bull era un coche muy, muy bueno, es posible mejorarlo y lo harán, pero no tienen tanto margen de mejora como nosotros, que en aerodinámica podemos mejorar mucho, también tenemos otra filosofía de adaptación a los "Pirelli" y otros muchos factores", añadió al respecto.

Por otra parte, el ovetense no quiso valorar la salida de Jaime Alguersuari de Toro Rosso ni la posibilidad de que logre asiento en HRT y forme un equipo cien por cien español junto a Pedro Martínez de la Rosa. "Me da igual que Jaime se vaya a HRT. De su salida no tengo una opinión fuerte, no conozco cómo funcionaba Toro Rosso, o cómo estaban de contentos con sus pilotos", comentó.

"Estoy sorprendido porque hayan cambiado a los dos de golpe. Los equipos necesitan continuidad, pero igual que me sorprendió también me sorprendió que Sutil no siga. Toro Rosso es la cantera de Red Bulll y tienen muchos pilotos jóvenes y sólo dos asientos, tal vez sintieron la necesidad de probar a otros pilotos", explicó.

A pesar de haber acabado el curso con una gran diferencia con su compañero Felipe Massa, no quiso dar importancia a eso. "A veces las diferencias con el compañero de equipo se dan por otros factores o suerte. Las carreras tienen una importancia menor cuando no luchas por el Mundial. Haces otras estrategias más o menos agresivas, no es una buena comparación, hay que intentar hacerlo mejor que tu compañero", advirtió.

"En lo que llevo en la F1, nunca un compañero ha hecho un punto más que yo, sólo me igualó Hamilton y fue un año extraño. Al final de cada año tener más puntos que tu compañero, significa que has extraído el máximo del monoplaza, pero compites con los demás, estoy contento en general, pero al haber sido batidos por Red Bull no podemos estar contentos con la temporada ni individual ni colectiva", lamentó.

Pero cree que es igual en todos los deportes. "Cuando ganas, consigues muchas victorias o en el campeonato se te perdona todo, porque eres muy bueno. Si no ganas, será triste para el aficionado que quiere poner la tele y verte ganar, es entendible y pasa lo mismo en otros deportes. Lo vemos con el fútbol, puede hacer lo que quiera el Real Madrid y si no ganas, has sido un desastre, has batido récords, pero si no ganas el aficionado te pita al final del partido", explicó, satisfecho por otra parte por no acaparar tanta atención mediática como antaño.

El pupilo de Stefano Domenicalli ya ha visto el monoplaza del próximo curso "a escala en el túnel del viento" y sabe que es el momento de ser "cautos". "Todos pensamos que tenemos el mejor de cara al año que viene, lo pensamos nosotros y los demás equipos. Pero hay que esperar a febrero que esté en pista. Hay sensación de recuperar el terreno perdido. En la fábrica hay total concentración y unas ganas brutales de conseguir el año que viene un coche dominante. Estoy tranquilo saldrán las cosas bien, Ferrari puede hacer un coche ganador. Es el mejor equipo, cuida todo para que salga bien", apostilló.

Por otra parte, quiso dar la "bienvenida" a Kimi Raikkonen que vuelve tras dos años en el Mundial de Rallys y a quien calificó como un "grandísimo piloto", "de los más talentosos de la parrilla", y "campeón del mundo y una persona fantástica". "Es un placer correr con él, sin compararle con nadie, no es lo mismo tener a Kimi que a un piloto joven, novato o inexperto", apuntó.

Alonso está convencido de que la Fórmula 1 "va por ciclos" y no envidia los éxitos de su rival Sebastian Vettel, con dos títulos en tres años. "Ha tenido mucha suerte de llegar y tener un coche competitivo igual que Hamilton, que casi ganó dos títulos en dos años. Pero yo soy afortunado de llevar diez años, tener dos títulos, estar donde quiero. He aprendido de las victorias y de las derrotas. No cambiaría nada ni por ningún piloto, sólo por Schumacher que tiene siete. A ver dentro de unos años cuántos títulos tenemos cada uno", subrayó.

El piloto ovetense, que está convencido de que es "bueno desconectar" para llegar al "cien por cien" al próximo curso, sí tiene algo de "ansiedad" por iniciarlo. Sin embargo, no quiso valorar la tercera plaza en la general de los jefes de equipo. "No dan nada por esa votación, siempre tienen razón, son los que están ahí y nos ven todas las carreras. El primer puesto estaba asegurado por el dominio, porque el mejor ha sido Sebastian. De los demás, varios hemos hecho buenas carreras y es difícil valorar por la diferencia de los coches", comentó.

Además, no dudó en hablar de fútbol, pero no quiso identificarse con el estilo de José Mourinho ni de Pep Guardiola. "El Barcelona está a un nivel altísimo y domina casi todas las competiciones, pero veremos lo que pasa a final de año, ojalá el Real Madrid gane títulos para dar una alegría a todos los que lo seguimos. Yo no me identifico con ningún estilo, me identifico con los que ganan como si es de córner en el ultimo minuto. Uno te puede gustar más que otro pero lo importante es ganar", sentenció.

Finalmente, al término de la rueda de prensa, Alonso no dudó en vestirse de paje de los Reyes Magos y atender junto a Marc Gené y Pedro Martínez de la Rosa las preguntas de un grupo de niños entre los que repartieron regalos.