Alonso, demasiado atrás en la parrilla húngara:

Agencia EFE30 jul 2011
El español Fernando Alonso (Ferrari) preveía batirse en duelo desde el sábado contra todos sus rivales e, incluso, llegó a apostar por estar entre los elegidos para la victoria, hecho que después de haber quedado quinto en la parrilla de salida del GP de Hungría quizá deberá revisar a la baja.

Ahora, el asturiano se lo deberá jugar todo a una salida de cine el domingo que, como así espera, le coloque como mínimo en la cuarta posición para no verse taponado por algún coche y con ello pierda toda la opción a la victoria en Hungaroring. No será la primera vez que Alonso lo borda en la salida, aunque en esta ocasión tendrá delante coches tan o más explosivos que el suyo.

Fernando Alonso, vencedor hace dos carreras, y con un coche mucho más competitivo que hace unos meses, ha descubierto que en el circuito de Hungaroring se le presentan muchas dificultades en el tercer sector del trazado, especialmente en las últimas curvas, en las que no puede sacar el máximo de su monoplaza, y con ello combatir los mejores tiempos de sus rivales.

En la clasificación para confeccionar la parrilla, el español acabó quinto y volvió a ver esa distancia respecto a Sebastian Vettel (Red Bull), quien logró la "pole", que tanto le ha aterrado en los últimos meses cuando se sentía impotente los sábados antes los invencibles Red Bull.

No es el caso, según parece, de que esta superioridad se haya vuelto a dar este fin de semana, después de ver a los dos Red Bull el viernes en una situación mucho más discreta, pero las más de cuatro décimas de distancia con Vettel en a Q3 no hacen más que incrementar el temor de que el alemán mañana llegue primero a la curva de la gran recta y, como otras veces, se marche en solitario.

Vettel, después de dos carreras sin conocer la victoria, y tras verse apeado del podio en Alemania, llamó al orden a su equipo, más que nada para que en la carrera de Hungría una nueva decepción no generase un quebradero de cabeza innecesario, y más con el parón de verano de por medio.

Después de la clasificación de hoy, en la sala de prensa Vettel sonreía cuando se le preguntó qué mejora había experimentado su coche para pasar de estar en unos tiempos discretos el viernes, a ser el más rápido el sábado en los últimos libres y al final haber conseguido la "pole". El alemán guardó silencio, pero su constante sonrisa le delató.

A pesar de este momento al alza del alemán en la clasificación de hoy, mañana tendrá al lado a Lewis Hamilton (McLaren) en la parrilla de salida, en la que se espera que sea un arranque de carrera al límite. Justo detrás de ellos, el otro McLaren de Jenson Button y el sorprendente Felipe Massa (Ferrari), que por primera vez esta temporada ha avanzado a Alonso el sábado.

Sergio Pérez (Sauber) partirá décimo, en la quinta fila, después de que en la Q3 no haya participado, con el fin de guardar un juego de gomas, ya que no se ha visto capaz de mejorar esta posición.

Algo parecido ha hecho Pastor Maldonado (Williams), que entró en la Q2, pero que al final no hizo ningún tiempo. Saldrá en la novena fila.

El español Jaime Alguersuari (Toro Rosso) partirá mañana desde la octava hilera de la parrilla de Nürburgring, tras un fin de semana en el que espera volver a los puntos, tras estar fuera de ellos en Alemania. El catalán ha asegurado que necesita unas vacaciones, pero también se las desea a su equipo para darse un pequeño respiro y para volver a definir en parte el objetivo en el mundial, después de que Toro Rosso esté encallado en las posiciones bajas de la general.

Para la carrera de mañana se espera un día soleado y algo caluroso, lo que pondrá en juego el desgaste de los neumáticos, que para el GP de Hungría serán blandos y superblandos.

La mayoría de equipo esperan hacer dos o tres paradas, pero dependiendo del calor apuntan a que las paradas para cambiar las gomas puedan llegar a ser hasta cuatro, hecho que de cumplirse podría originar una verdadero tránsito por la calle de garajes.

El GP de Hungría es la undécima prueba del mundial, tras la cual se inicia el parón del verano, y se correrá mañana en Hungaroring, donde los pilotos deberán dar 70 vueltas al trazado.

El último vencedor fue el australiano Mark Webber, que mañana partirá sexto en la parrilla de salida, mientras que la "pole" la obtuvo su compañero Sebastian Vettel, como este año.