Alonso bromea con Webber: ¿Listo para Hollywood?

portada_c0420c94f9cb249808f4a2f8d.jpg
Raúl Toledano24 sep 2013
Sin perder el sentido del humor tras la reprimenda del domingo, Fernando Alonoso publica en la red social Twitter una curiosa imagen que hace referencia al incidente en el Gran Premio de Singapur, donde el bicampeón mundial subió a Mark Webber a su F138 y lo trasladó hasta los boxes del circuito.
Fernando Alonso, que ya habla abiertamente de centrarse en el desarrollo del Ferrari para la temporada 2014, tiene tiempo para bromear con lo sucedido en la última carrera del mundial de Fórmula 1. Lo ha hecho a través de su cuenta oficial en Twitter (@alo_ofiicial) adjuntado una fotografía que es un montaje de la película "Taxi, derrape total" con dos nuevos y sorprendentes actores: a los mandos del taxi el propio Alonso y de acompañante el australiano Mark Webber, evocando la secuencia real que se produjo en Singapur y dio la vuelta al mundo. La imagen subida (derecha de este texto) a la red social ha suscitado todo tipo de reacciones, pero de lo que no hay duda es del sentido irónico de Alonso para afrontar las adversidades. El texto que acompañaba a la imagen decía: "Ey, @AussieGrit! ready to Hollywood?", que en su traducción al castellano quiere decir "Ey, Mark, ¿listo para Hollywood?".

apo_0977f0608aa79d6d32db473a9.jpg

De esta manera Alonso lamenta la reprimenda que recibieron tanto él como Webber, al que el bicampeón mundial recogió en la pista y lo subió a su F138 porque el Red Bull RB9 del oceánico se había averiado en los últimos compases del GP de Singapur, donde se impuso con una rotunda superioridad Sebastian Vettel. La reglamentación de la Fórmula 1, estricta en los temas relacionados con la seguridad, prohíbe que cualquier piloto se suba a otro monoplaza y sea trasladado a otro lugar del circuito por otro compañero. Los comisarios de pista son los que trasladan a los pilotos en moto cuando por accidente o avería se retiran del gran premio, en el caso de Singapur, uno de los circuitos más largos del mundial: la vuelta se completa en casi 1 minuto y 50 segundos.

ap_06538e12264fbfe3bce02e94c.jpg

Con el reglamento en la mano, la llamada de atención por parte de la dirección de carrera -no hubo multa económica y sí de 10 puestos en la parrilla del próximo Gran Premio de Corea para el piloto australiano por otras dos acciones en carrera- es una forma de acallar las críticas desde algunos equipos que apuntaban a que la acción acarreaba un peligro implícito para los propios pilotos y el resto de coches, que dicho sea de paso, ya estaban dando la vuelta de regreso a boxes porque la carrera había finalizado. Sea como fuera, Webber tampoco se ha quedado atrás y en su Twitter habla de que "esas reprimendas son como mínimo algo cómico". Y añade, "fue un gran momento, y a los fans les encantó". El veterano piloto, que el año que viene dejará la F1, subío a su cuenta una serie de fotos en la que años atrás otros pilotos habían realizado la misma acción."Fue un gran momento y a los fans les encantó", escribió Webber en su Twitter