Alonso asegura que no espera grandes sorpresas en el Gran Premio de China:

Felipe Massa espera mejorar sus resultados en el Gran Premio de China  1
Agencia EFE11 abr 2012
El piloto español de Ferrari, Fernando Alonso, ha asegurado que no espera grandes sorpresas en la próxima carrera del Mundial de Fórmula Uno, que se corre este fin de semana en Shangai, con respecto a lo que se ha visto en los Grandes Premios de Malasia y Australia.

'Es un momento particular para mi y no puedo ni quiero continuar así', dijo Massa en su blog de la web de Ferrari, en el que alude a los malos resultados obtenidos en las dos primeras competiciones del Mundial, en Australia y en Malasia, donde el brasileño no sumó ningún punto.

'Espero de verdad poder tener un Gran Premio normal, sin problemas, desde el viernes: es fundamental para poder obtener finalmente un buen resultado', refirió el piloto de 30 años, que señala que sobrelleva las críticas que está recibiendo últimamente gracias a la confianza que recibe del equipo de Ferrari.

'Siento que el equipo tiene confianza en mi y esto es lo que cuenta', dijo el compañero de escudería de Fernando Alonso, que comentó además que ha preparado las próximas carreras de China y de Bahrein después de analizar 'cada mínimo detalle' de sus errores de Australia y Malasia.

El piloto recordó también que el año pasado terminó la carrera de China en el sexto puesto por un problema con los neumáticos y que ha subido dos veces al podio del circuito asiático: la primera, en 2007, cuando quedó tercero, y la segunda, el año siguiente, en el que concluyó en segundo puesto.

El brasileño aseguró que el trazado del circuito 'le gusta' y que, aunque los monoplazas de la escudería de Maranello no tengan la máxima velocidad punta y por ello 'no sea fácil' vencer, 'no es automático que quien sea más veloz gane obligatoriamente'.

Massa, que está en Shangai desde principios de semana por compromisos publicitarios, agradeció el calor recibido por los aficionados chinos y comparó el entusiasmo de los seguidores de la potencia asiática con el que tienen los de su Brasil natal.