Alfa Romeo MiTo y Giulietta QV: Más rápidos gracias al TCT

portadaalfaqvlanz_db960592a77ec5f1e1445123f.jpg
Enrique Marco10 jun 2014
A los Alfa Romeo MiTo y Giulietta QV les ha sentado muy bien el cambio de marchas TCT. Ahora, las versiones más deportiivas de la gama ofrecen mejores prestaciones; a la vez que aprovechan el momento para introducir algunos cambios estéticos y de equipamiento.
Ya anunciamos recientemente que Alfa Romeo resurgirá con muchos e interesantes nuevos modelos a finales de 2015. Pero hasta entonces, y para hacer algo más llevadera la espera, la firma italiana introduce importantes novedades en las versiones más pasionales de sus modelos MiTo y Giulietta. Se trata de las variantes deportivas Quadrifoglio Verde, las cuales fueron presentadas en el pasado Salón de Ginebra y ahora comienzan a llegar a los mercados europeos.  Desde este momento olvidan el tradicional cambio de marchas manual y vienen obligatoriamente asociadas al cambio automático de doble embrague TCT, el cual les permite incrementar notablemente las prestaciones.
Comenzando por el modelo compacto de 5 puertas, el nuevo Giulietta Quadrifoglio Verde toma la evolución mecánica del superdeportivo 4C y aumenta así 5 cv la potencia del motor 1.750 Turbo hasta los 240 cv. El cambio TCT incluye el sistema “Launch Control” para gestionar los arranques desde parado, mediante el cual, pisando al mismo tiempo el freno y el acelerador a fondo y pulsando la leva izquierda del volante, la centralita activa el “Launch Control” en cuanto se suelta el freno. De este modo, el nuevo Giulietta QV TCT acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,0 segundos, mejorando en 8 décimas de segundo la versión anterior con cambio manual y convirtiéndose en uno de los compactos más rápidos del mercado. Aún está a tres décimas del todopoderoso Seat León Cupra 280, pero supera en aceleración a toda una referencia como el VW Golf GTI. Por lo que se refiere al consumo, el gasto medio homologado es de 7 l/100 km.

xbalfaqvlanz_5990d60ceab1c453ce499e949.jpg

Además, para incrementar el grado de emoción y sensaciones al volante, Alfa Romeo promete un sonido “pleno y envolvente” (según el comunicado oficial de la marca), gracias al nuevo sistema denominado “QV Intake Engine Sound”, el cual resalta las frecuencias graves y el típico rugido del motor Alfa Romeo. Estéticamente se diferencia del resto de la gama Giulietta por la doble salida de escape con el generoso difusor trasero, las llantas específicas con neumáticos 225/40 R18 o unos nuevos asientos ultradeportivos con reposacabezas integrados y el logo de la marca bordado en los respaldos. Se incluye el logo del quadrifoglio en el cuadro de relojes y se monta un volante deportivo forrado en cuero y con costuras rojas, verdes o blancas. De serie viene con una pantalla en la consola central de 5 pulgadas, que opcionalmente puede ser de 6,5 pulgadas si se solicita un sistema de navegación más evolucionado.El interior del nuevo Giulietta QV presenta un aspecto muy deportivo
Por lo que se refiere al Mito QV, en este caso el motor 1.4 Turbo sigue ofreciendo 170 cv, pero gracias al eficaz cambio TCT mejora las cifras de prestaciones y también las de consumo. Mantiene la velocidad máxima en 219 km/h, pero baja dos décimas el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h (ahora 7,3 segundos) y reduce seis décimas la cifra de consumo medio homologado (ahora sólo 5,4 l/100 km). Del mismo modo, el MiTo QV toma los rasgos de sus hermanos de gama, así como la nueva pantalla de 5 pulgadas del sistema de entretenimiento Uconnect. El MiTo QV tiene como principales rivales los 1.4 Turbo DSG del grupo VW, como el Seat Ibiza Cupra.

xaalfaqvlanz_72437101d5aac194096542a0d.jpg

Alfa Romeo utiliza este símbolo desde 1923, cuando el victorioso y hoy cotizadísimo bólido RL tomó la salida en la mítica carrera Targa Florio. Desde entonces los coches de carreras de la marca (pilotados por leyendas como Enzo Ferrari o Juan Manuel Fangio) han mostrado el Quadrifoglio Verde y, desde los años 60, se utilizó igualmente para distinguir a las versiones más especiales de los coches de calle.