Alfa Romeo MiTo TCT: Sin miedo al DSG

a fondo Alfa Romeo MiTo TCT 1
Enrique Marco04 nov 2010
Ahora le toca el turno al Grupo Fiat, que estrena en el Alfa Romeo Mito 1.4 TB Multiair de 135 cv su nuevo sistema de doble embrague en seco TCT.
Sin miedo al DSG
Volkswagen, y por extensión todas las marcas de grupo, tomaron la delantera en cuanto a la fabricación de cajas de cambio automáticas de doble embrague se refiere. Los ya muy conocidos sistemas DSG se introdujeron en 2004, y supusieron un antes y un después para las cajas de cambio automáticas. Hasta esa fecha sólo algunos prestigiosos deportivos llevaban sistemas así, pero Volkswagen tuvo el privilegio de popularizar este tipo de cambio, un sistema que echaba por tierra cualquier prejuicio negativo hacia las cajas automáticas.
Lógicamente, el resto de fabricantes, conscientes del éxito del DSG de VW, se pusieron manos a la obra en el desarrollo de sistemas similares. Ford introdujo hace poco los sistemas Powershift; mientras que Renault, más recientemente todavía, ha hecho lo propio con los EDC. Ahora le toca el turno al Grupo Fiat, que estrena en el Alfa Romeo Mito 1.4 TB Multiair de 135 cv su nuevo sistema de doble embrague en seco TCT. Unos meses más adelante se introducirá en el compacto Giulietta –tanto en gasolina como en diésel- y ya en 2011 en diversos modelos del grupo italiano. Ninguna de estas nuevas cajas supera el comportamiento del DSG, pero lo cierto es que el nuevo sistema TCT tampoco tiene nada que envidiarle.
Como en Autocity ya habíamos probado anteriormente el Alfa Romeo Mito 1.4 TB Multiair manual, vamos a centrar esta toma de contacto en lo que ofrece este modelo con la nueva caja de cambios. Ya la carta de presentación es muy buena, pues las cifras oficiales de aceleración, consumo y emisiones, no sólo no empeoran sino que mejoran. El Mito TCT declara un tiempo de 0 a 100 km/h de 8,2 segundos, un consumo medio de 5,5 l/100km y unas emisiones de CO2 de 126 g/km; lo que supone una reducción de dos décimas de segundo, 0,1 l/100 km de gasto medio (0,3 l/100 km en ciudad) y 3 g/km de CO2 respecto a su homólogo con caja de cambios manual.
El nuevo TCT se basa en un sistema de doble embrague en seco con seis velocidades. Las famosas DSG ofrecen dos opciones, “en mojado” y de seis velocidades para algunos motores y “en seco” y de siete marchas para otros. En Fiat se ha desarrollado un único sistema que soporta cifras de par de hasta 350 Nm, bastante más de lo que debe digerir este primer modelo de Alfa Romeo. Además, en este caso el nuevo sistema TCT, que permite un uso secuencial mediante levas tras el volante, se combina con otras tecnologías de última generación, como el sistema Start/Stop, la mecánica Multiair y, sobretodo, el sistema DNA que permite modificar la respuesta del coche con tres programas de funcionamiento.
De hecho, el DNA es determinante a la hora de valorar el funcionamiento del cambio TCT. En los modos “All Weather” y “Normal” (con un par motor de 190 Nm), el funcionamiento de la caja es muy suave e idónea para circular por ciudad o por carretera de forma relajada. Eso sí, en estos dos casos el “cuore sportivo” del que presume Alfa Romeo queda relegado a un segundo plano. Ahora bien, al seleccionar el modo “Dynamic” (el par aumenta hasta los 230 Nm) ese “cuore sportivo” despierta de su letargo y proporciona al conductor unas sensaciones de lo más placenteras. Si vamos en posición “D”, con el modo "Dynamic", el paso de una marcha a otra se produce en torno a las 6.000 rpm, todo sucede muy deprisa, el sonido del escape nos invade y la diversión se multiplica. A nuestro gusto podemos subir o bajar marchas aunque vayamos en “D”, pero la palanca también permite un modo “+ y –“ con el que se funciona de modo totalmente manual/secuencial.
El display central del cuadro de mandos nos indica en todo momento que modo del DNA tenemos seleccionado, y si circulamos en secuencial nos muestra la velocidad en la que vamos, pero si hemos seleccionado “D” sólo aparece la citada letra. Otro detalle que encandilará a los amantes de la conducción deportiva es que, cuando vamos en “Dynamic”, el display muestra un indicador digital de la presión del turbo, el cual, dicho sea de paso, “sopla” de maravilla.
Resumiendo. Este Alfa Romeo MiTo cuesta 21.045 euros con su único nivel de acabados disponible Distinctive (de serie trae ESP, Hill Holder, airbags hasta para las rodillas, volante de cuero, llantas de aleación de 16”, detalles cromados, etc; los asientos de cuero rojos de la unidad probada son opcionales); lo que supone 1.830 euros más que si llevase el cambio manual. En general es un precio bastante competitivo, pues, por ejemplo, un Seat Ibiza FR 1.4 TSI de 150 cv con DSG cuesta 21.130 €. El futuro VW Polo GTI será más potente y caro, y el único que supera claramente al Alfa por potencia, precio y prestaciones es el Skoda Fabia RS, el cual no ofrece la imagen y los detalles del coqueto modelo italiano. Respecto a sus rivales más directos por calidad y acabados, el Mini Cooper automático de 122 cv ofrece unas prestaciones peores y cuesta 21.663 €; el Audi A1 1.4 TSI S-Tronic de 122 cv es más caro y menos rápido; mientras que el Citroen DS3 THP de 155 cv (20.226 €) no ofrece la posibilidad de cambio automático.
En definitiva, un interesante modelo deportivo que si ya nos gustó con el cambio manual, ahora con esta nueva tecnología TCT mejora su efectividad y, según gusto personales, también la diversión al volante. Bajo nuestra opinión, este tipo de cambios automáticos de doble embrague representan el futuro de las cajas de cambios; y, si están tan bien hechos como el conocido DSG o este nuevo TCT, proporcionan un mayor placer al volante además de la lógica comodidad de uso.