Alfa Romeo MiTo QV: Corazón deportivo

portadamitoqv_ba6dd6516af55af96b9ffccf2.jpg
Enrique Marco14 nov 2012
En Alfa Romeo lo llaman Cuore Sportivo, y desde luego que modelos como este MiTo Quadrifoglio Verde poseen el mencionado corazón deportivo. Con sus 170 cv, este Alfa es uno de los "pequeños GTI" más interesantes del mercado, sobre todo ahora que sale por un precio de 19.090 €.
El Alfa Romeo MiTo QV de 170 cv que hoy probamos en Autocity es uno de esos “pequeños GTI” que aunque haya avanzado en seguridad y tecnología todavía conserva cierto carácter indómito que recuerda a los “pequeños GTI” de décadas pasadas, proporcionando asíunas sensaciones de conducción muy especiales. Además, tiene otra gran virtud, y es que resulta llamativo en su diseño y sale al mercado con un precio bastante ajustado (22.590 €, que con los suculentos descuentos actuales –al margen del Plan PIVE- se queda en 19.090 €), una cuantía significativamente inferior al las de los Volkswagen Polo GTI de 180 cv, Citroen DS3 1.6 THP de 155 cv o Mini Cooper S de 184 cv entre otros. Sólo otro miembro de “la casa Fiat” se ofrece con un precio tan competitivo: el Abarth Punto de 165 cv, ya que ni el Seat Ibiza Cupra ni el Skoda Fabia RS (ambos de 180 cv) salen por un coste tan ajustado.
a favor-Potente y eficaz-Sensaciones excitantes-Relación precio/productoen contra-Acceso a plazas traseras-Extras caros
La versión Quadrifoglio Verde del Alfa MiTo se lanzó en 2009, aunque desde entonces ha recibido ligeras modificaciones técnicas, estéticas y de equipamiento (de serie y opcional) hasta llegar al modelo que hoy podéis ver en las fotografías. Eso sí, las llantas de nuestro modelo de pruebas son las opcionales de 18 pulgadas (de serie son de 17”), que tienen un sobrecoste de 310 euros. Lo que más caro resulta son los backets opcionales firmados por Sabelt, unos asientos prácticamente “de carreras” que cuestan nada menos que 2.664 euros. Su elección es cuestionable, pero está claro que acentúan el “cuore sportivo” de este modelo.
De su aspecto exterior destacan los abultados pasos de rueda, las enormes llantas con neumáticos de perfil muy bajo (235/45 R18 en opción para nuestra unidad y 215/45 R17 de serie), las carcasas de los retrovisores en gris titanio a juego con los marcos de los grupos ópticos y los tréboles de cuatro hojas en los laterales. En el interior el salpicadero está realizado en buenos materiales, y por su aspecto llama la atención la parte que imita a la fibra de carbono. Por lo demás, volante forrado en cuero cosido con hilo verde, pedalier de aluminio y, sobretodo en esta unidad, los asientos opcionales Sabelt.

mitoqv_xdetalle_9d8e4f257a501b19168a87a1d.jpg

Al volante la posición de conducción se ve condicionada por los backets, que no son regulables en altura. Como en todos Alfa, echamos de menos poder graduarlos en una posición de banqueta más baja, pero en este caso no hay posibilidad de moverlos más que hacia delante o hacia a tras y en la inclinación del respaldo. El volante sí es graduable en altura y profundidad, y por tanto es posible encontrar una posición cómoda y adecuada para “ir al ataque”. Eso sí, a quien le guste sentarse poniendo la banqueta en una deportiva posición baja, que se olvide... Lo de recurrir a los Sabelt o no, lo dejamos para los muy quemados y apasionados de los coches de carreras, ya que para un cliente más normal le resultarán demasiado duros; además de muy caros.Los Sabelt son espectaculares y recogen muy bien el cuerpo, aunque resultan duros y quedan en una posición más elevada de lo que sería deseable
Arrancamos y junto a la palanca del cambio manual de seis velocidades encontramos el selector DNA, “la centralita” con la cual podemos elegir el comportamiento del coche en diferentes parámetros como la potencia, la dirección, los controles electrónicos o las suspensiones. Cuenta con tres modos de uso: “dynamic”, “normal” y “allweather”; el primero para practicar una conducción deportiva y el último para utilizar en superficies delicadas. Además del DNA (que es de serie), también viene como dotación estándar el diferencial Q2 (que ayuda a traccionar), la suspensión activa y el control de estabilidad con ayuda al arranque en pendiente.

mitoqv_xint_1526596f1f4a04dbb4f707704.jpg

La respuesta del motor turbo de 1,4 litros de cilindrada y 170 cv de potencia es contundente, más bestia aún si elegimos el modo “dynamic”, pues aunque el par motor es igualmente de 250 Nm desde 2.500 rpm, la inmediatez del pedal del acelerador en este modo proporciona una especie de efecto “overboost”. La aceleración de 0 a 100 km/h del MiTo QV es de 7,5 segundos y la velocidad máxima de 219 km/h. Estas prestaciones se combinan con un bajo consumo medio de 6 l/100 km, gracias entre otras cosas al sistema Start&Stop. No obstante, si bien la cifra de consumo, como en todos los fabricantes, se homologa en unas condiciones muy favorables que casi nunca se dan en el tráfico rodado, a ésto hay que añadir que lo normal con este coche tan deportivo es dar un poco más de rienda suelta al acelerador, por lo que de 8 l/100 km será muy difícil bajar. El motor va como un tiro, pero si se exprime con ganas los consumos se disparan
Con el Alfa Romeo MiTo QV nos encontramos ante el típico coche idóneo para los que disfrutan de una conducción deportiva. Su dirección asistida eléctrica trasmite fielmente lo que sucede bajo las ruedas, y con una suspensión firme y unos grandes neumáticos de perfil bajo la precisión de conducción es extraordinaria. Eso sí, es más bien durito, y en zonas bacheadas conviene ir muy atento para realizar las pertinentes correcciones al volante; por lo que los clientes más tranquilos y comodones preferirán otro tipo de coche. Y es que aún con los modos de conducción “normal” o “allweather” el coche va como una tabla. En definitiva, podemos decir que el MiTo QV es muy efectivo y divertido, y que prácticamente hay que pilotarlo en lugar de conducirlo sosegadamente.

Finalmente, decir que por su tamaño (4,06 metros de largo, 1,72 metros de ancho y 1,47 metros de alto) el MiTo puede acomodar a cuatro pasajeros y conservar un espacio para la carga de 270 litros de capacidad. No obstante, su acceso a las plazas traseras no es de los más cómodos, y sus pequeñas ventanillas fijas traseras no aportan una gran sensación de espacio, pero realmente sí pueden viajar dos adultos de tallas normales con ciertas garantías de comodidad. Entre el equipamiento de serie no faltan los siete airbags, el climatizador bizona, el cruise control, la tapicería deportiva mixta, etc. Opcionalmente existe un paquete “Technologic” (540 €) que incluye el sistema Blue&Me, la preinstalación del Tom-tom portátil, los espejos abatibles eléctricamente, la entrada de USB y los mandos del teléfono en el volante. Para la carrocería de este MiTo Alfa Romeo ofrece 10 colores, aunque sólo el negro no tiene sobrecoste, ya que por el resto -incluido este blanco de las fotos- hay que pagar entre 416 y 468 euros.

mitoqv_xtras_cfe00687ad4ba6cd440942d18.jpg