Alfa Romeo MiTo 0.9 TwinAir: Como una moto

portad_mito_5d075cf6d4f91682eceab571e.jpg
Enrique Marco18 ene 2013
La nueva versión de dos cilindros 0.9 TwinAir del Alfa Romeo MiTo va como una moto. Su motor suena raro, pero a medio régimen empuja y sube de vueltas con una facilidad sorprendente. Se ofrece con un completo nivel de acabados, una potencia de 85 cv y cuesta 15.760 €.
Hoy nos subimos a otro exponente más de la cada vez más famosa tendencia “downsizing”, es decir, la de automóviles que reducen sus cilindradas al máximo para obtener unas cifras de consumo y emisiones muy bajas aunque manteniendo una respetable cifra de potencia y unas prestaciones más que suficientes. Además probamos esta motorización montada en un coche muy “chic”, por lo que podemos decir que hemos llevado un coche que está totalmente “a la moda”. Diseño, detalles, nuevas técnicas motrices… es lo que combina el nuevo Alfa Romeo MiTo 0.9 TwinAir de 85 cv, un caprichoso utilitario que se vende únicamente con carrocería de tres puertas y asociado al completo nivel de acabados Distinctive, así como al cambio manual de seis velocidades. Su precio oficial de tarifa es de 18.060 €, el cual con el descuento que aplica Alfa Romeo en este mes de enero se queda en 15.760 € (precio sin contar con planes de incentivos como el PIVE). Vamos a ver qué nos ofrece este coche.
a favor-Alta calidad de acabados-Comportamiento dinámico-Empuje a medio régimenen contra-Sonido extraño-Habitabilidad justa
Posicionar en el mercado al Alfa MiTo no es del todo fácil, ya que con su única carrocería de tres puertas y 4,06 metros de largo es significativamente más grande que los conocidos Fiat 500 y Mini. Por otro lado es más deportivo y exclusivo que los utilitarios convencionales, por lo que los rivales más cercanos los podemos encontrar en el Audi A1 y el Citroen DS3, de similar tamaño y con versiones de acceso a gama en gasolina que cuestan prácticamente lo mismo que nuestro protagonista de hoy. En cuanto a la habitabilidad el MiTo es cómodo una vez dentro, incluso en las plazas traseras, pero no abunda el espacio, mientras que el maletero es simplemente correcto con sus 270 litros de capacidad.
El Alfa Romeo MiTo es un utilitario de capricho y estilo deportivo, y como tal hay que analizarlo. Por supuesto que existen otros rivales más baratos y más capaces en su interior y maletero, pero casi todos ellos son más sosos y no cuentan con los detalles que muestra el italiano. Aún así no es caro, pues nos debemos dar cuenta que por los 15.760 euros que actualmente cuesta nos ofrece de serie un completo nivel de acabados en el que no faltan todos los airbags; control de tracción y estabilidad con sistema de ayuda al arranque en pendiente; selector DNA con tres modos de conducción, climatizador; llantas de aleación de 16 pulgadas; y un interior de calidad en el que no faltan unos bonitos asientos de brillante factura, un volante deportivo de cuero y un atractivo salpicadero en imitación a la fibra de carbono.

mito_xint_b91373a5c49f19d5b1e2e0e9f.jpg

Nuestra unidad de pruebas se completaba con un vistoso navegador opcional (1.955 euros), unas llantas de 17 pulgadas con neumáticos 215/45 R17 (700 euros) y los faros bixenón (800 euros) principalmente. La lista de opciones del MiTo todavía ofrece otros elementos más llamativos, como unas exageradas llantas de 18 pulgadas (1.000 euros) o unos caros asientos Sabelt casi de carreras (2.565 euros). Estos últimos extras (que no llevaba nuestro MiTo) no tienen ningún sentido combinarlos con una motorización como ésta, y en todo caso serían una opción a tener en cuenta en el MiTo que recientemente probamos: el deportivo MiTo QV 1.4 TwinAir de 170 cv.De serie ya viene muy completo, y los elementos opcionales que ofrece son algo caros
Vamos a tratar ya lo más peculiar del coche: su motor. Estrenado en el Fiat 500, el bicilíndrico turbo de 875 centímetros cúbicos tiene sus pros y sus contras. Montado en el MiTo, este motor de 85 cv de potencia y 145 Nm de par es más que válido para mover con soltura un coche de 1.150 kilos (acelera de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos), a velocidades de crucero en carretera apenas hace ruido (y alcanza velocidades altas de hasta 174 km/h) y si tenemos mucho cuidado con el acelerador las cifras de consumo son realmente bajas (4,2 l/100 km, junto a unas emisiones de CO2 de 98 g/km). 

mito_xmotor_0dda91a393da8fe92e61c93b0.jpg

Probablemente este motor de dos cilindros del grupo Fiat sea el mejor de los propulsores de nueva hornada (downsizing), pues de hecho ha recibido varios premios por su rendimiento, pero no se salva del principal problema que padecen todas las mecánicas de este tipo, y es que si se conduce con cierta agilidad y rapidez (no hablamos de hacer el loco, sólo de llevar algo de brío) los consumos se disparan. Todos nuestros lectores sabrán que las cifras de consumo medio que homologan los fabricantes, si bien no son fraudulentas, sí se registran en unas condiciones de circulación muy favorables que pocas veces se dan en la realidad. Luego, en la práctica, cualquier motor normal (por ejemplo un dos litros turbodiesel, un 1,6 litros gasolina o cualquier poderoso V6) gasta un poco más de lo declarado al conducir con las exigencias del tráfico diario y las prisas del ritmo de vida actual. Pero con todos estos “downsizing” de cilindradas tan bajas el consumo no es que suba, es que la cifra oficial se puede duplicar fácilmente. Ya lo advertimos hace tiempo cuando probamos el Toyota IQ 1.0, o más recientemente con el Peugeot 208 1.2 Vti, ambos de tres cilindros. Todos los coches de dos o tres cilindros, sobrealimentados o atmosféricos, con pesos superiores a mil kilos y equipados con grandes ruedas, gastan en la práctica mucho más de lo que dice su ficha técnica; de no ser que practiquemos una conducción extremadamente cuidadosa.Para acercarse los consumos oficiales de este motor, y de todos los de este tipo, hay que practicar una conducción extremadamente cuidadosa
Comentada esta salvedad decir que el 0.9 Twinair del Grupo Fiat, a medios regímenes de revoluciones, empuja con verdadera alegría. Se nota la diferencia si ponemos el selector DNA en la posición “dynamic”, ya que tiene más rabia (el par aumenta de 110 a 145 Nm) y sube de vueltas con una energía sorprendente a la vez que suena como una moto. Es divertido y rápido, aunque hay que ir atento al cambio de marchas ya que si llegamos a las 5.500 rpm el motor deja de empujar y “cae al vacío” de forma un tanto brusca. Es un motor muy peculiar, con un sonido extraño, aunque gracias a la buena insonorización del Alfa MiTo a velocidades de 100-120 km/h en carretera o autovía la sonoridad es bastante baja y por tanto se pueden realizar viajes largos sin que el ruido moleste en absoluto.

Por lo demás, el Alfa MiTo va de cine, pues se maneja con agilidad y transmite total confianza y seguridad. Nuestra unidad llevaba las llantas opcionales con neumáticos más anchos, un extra totalmente prescindible y que sólo puede atender a razones estéticas, ya que el equipo estándar con neumáticos 195/55 R16 sería más que suficiente y bajaría alguna décima los consumos respecto a nuestra unidad. Dirección, cambio, frenos… todo está puesto a punto perfectamente y aporta un buen “feeling” de conducción sin resultar excesivamente duro de reacciones. En definitiva, un coche con un excelente comportamiento dinámico, unos acabados y detalles de calidad y un motor un tanto controvertido con sus virtudes y sus defectos. Prácticamente por el mismo precio Alfa Romeo ofrece dos versiones del MiTo (1.4 gasolina de 105 cv y 1.3 diésel de 95 cv), las cuales probablemente resulten más recomendables si nos atenemos a los consumos reales y a las prestaciones obtenidas.

mito_xtras_0eaec8e58d319365144152b56.jpg